Publicidad

Dar discursos, escribir cuentos infantiles o, simplemente, descansar. Así se presenta el futuro para Michelle Obama.
General

Dar discursos, escribir cuentos infantiles o, simplemente, descansar. Así se presenta el futuro para Michelle Obama.

Este viernes se acaba el mandato presidencial de Barack Obama. Con la toma de posesión como presidente de Donald Trump, acabarán, además, los ocho años en los que Michelle Obama se ha convertido en una de las primeras damas más influyentes de la historia de los Estados Unidos. Y, ahora, se abre todo un mundo de posibilidades de futuro para una de las mujeres favoritas de América.

«Quiero abrir la puerta de mi casa sin tener que discutirlo con nadie y... caminar», declaró, en una entrevista con Oprah Winfrey el año pasado. Tras ocho años bajo el escrutinio público de todo el planeta, sus deseos son más sencillos de lo que pueda parecer: sentarse en el jardín, ir al supermercado o abrir una ventana de su casa; todas ellas, acciones que ha tenido vetadas durante el tiempo en que fue primera dama.

Michelle4

De todos modos, ya hay todo un equipo de gente planificando lo que será el futuro de Michelle Obama. Dos de las fuentes de ingresos habituales de las antiguas primeras damas son la escritura de sus memorias (en las que se sabe que ya está trabajando) y la entrada en el circuito de discursos. En el caso de Michelle, todas las posibilidades están abiertas.

Melissa Winter, la mano derecha de Michelle Obama desde la primera campaña electoral de Barack, hace diez años, dirigirá la oficina que se encargará de gestionar el futuro trabajo de la exprimera dama en Washington, donde la familia permanecerá al menos dos años, hasta que su hija Sasha termine sus estudios secundarios. La idea es que empiecen a trabajar después de que Michelle se tome un largo y merecido descanso tras el traspaso de poderes de la administración Obama a la Trump, y la mudanza a la casa de Washington que ya han alquilado. Según Winter, «necesita saber lo que siente cuando tienes tiempo para aburrirte».

Michelle

Lo que nadie pone en duda es que la de Michelle Obama es una voz poderosa. Su mano derecha ha declarado que una posibilidad es utilizarla en libros para niños, «una manera natural de respirar después de una experiencia como esta [ser primera dama]».

No sabemos cuál será la decisión final de Michelle, a qué dedicará su tiempo. Ni siquiera está claro si entrará algún día en la primera línea de la política activa. Lo que sí es seguro es que estaremos esperando ansiosos sus próximos movimientos.

Imágenes | Gtresonline.

En Trendencias | Las primeras damas más influyentes de la historia de Estados Unidos. ¿Estará Melania Trump a la altura de su legado?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios