Publicidad

Balenciaga en la Semana de la Moda de París primavera-verano 2009

Balenciaga en la Semana de la Moda de París primavera-verano 2009
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Lo ha vuelto a hacer. Se ha entregado a su propio futurismo. Con las mismas premisas que este invierno y looks practicamente calcados, pero muy distintos, Nicolas Ghesquière vuelve por sus fueros y se reinterpreta, que no reinventa, a sí mismo. Y quiénes somos nosotros para contradecirlo. Si por algo ocupa el cargo de director creativo de una maison legendaria que lleva el nombre del maestro de la forma y el volumen por excelencia es porque cualidades le sobran para continuar su legado.

Hace tiempo que rompió con la estética sosegada de la casa y se hizo con las riendas de un universo estético muy particular; Ghesquière es arriesgado, osado y controvertido, o se le ama o se le odia; le pierden las siluetas transgresoras, los tejidos tecnológicos y se acerca más a lo andrógino que a lo femenino, pero su talento, es indiscutible.

No es nada nostálgico ni mitómano, menos de sí mismo, y aunque sus colecciones borren practicamente el recuerdo del glamour exquisito de Cristóbal Balenciaga, hay mucho de chic en su visión del mundo.

Balenciaga 2.jpg

Para el próximo verano apuesta por pantalones y tops que parecen uniformes interalácticos, y lo hace con tejidos plastificados y holográficos pero también con materiales delicados y muy finos,

sus vestidos, muy cortos, de lycra o algodón, de una sobriedad casi religiosa parecen hacer de las modelos un ejército de androides en tonos irisados y empolvados.

Pero los tops desetructurados y los pantalones tobilleros y pitillos que ya habíamos visto en sus colecciones resort y de invierno, se suman a las propuestas de verano encajando a la perfección.

Lo mismo que una nueva versión de sus vestidos de amazona del medievo, que esta vez son brillantes y metalizados.

Eso sí, los zapatos, integrados en las medias, son bastante difíciles de asimilar.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir