Compartir
Publicidad
Publicidad

Sí, llevar una vida normal (y tener redes sociales) y ser víctima de un delito es posible. Y nos alegramos infinito

Sí, llevar una vida normal (y tener redes sociales) y ser víctima de un delito es posible. Y nos alegramos infinito
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Y qué si la presunta víctima de La Manada está intentando convertir su vida en normal? Tiene 20 años y es normal tener redes sociales repletas de amigos y buen rollo. Mucha gente víctima de un delito ha rehecho su vida, y nos alegramos infinito de ello. Demuestra lo valientes que son, no que no fueran víctimas en su momento. Un gran ejemplo de ello es Irene Villa.

Víctima terrorismo de ETA cuando era solo una niña, hoy en día es un ejemplo de una mujer valiente, fuerte y optimista. En su Instagram comparte fotos de su familia, de los proyectos con los que colabora y del amor y la alegría con el que ha llenado su vida en lugar de llenarla de dolor.

Una de las voces más críticas que se ha alzado contra el acoso que está sufriendo la chica en esta caso de violación es el periodista Antonio Pampliega, secuestrado 299 días por Al Qaida en Siria junto a otros dos periodistas españoles, quien también ha querido compartir su testimonio como víctima de un delito.

Un hilo extraordinario en el que explica que ya le quitaron la sonrisa durante diez meses y que no la quiere volver a borrar de su cara. Un gran ejemplo de que se puede seguir adelante intentando llevar una vida normal y de que no se puede juzgar a nadie como se está juzgando a la chica en cuestión.

Pero hay muchos más casos de famosas que sufrieron en su juventud y en su niñez acoso, abusos o violencia física, y han conseguido llevar una vida completa y feliz. Y nos alegramos de que lo hayan podido superar. Lady Gaga fue violada con 19 años y tardó 5 en asumirlo y poder hablar de ello. Y no por eso deja de usar Instagram, donde acumula 26 millones de seguidores.

Otro caso de superación personal es Charlize Theron, que sufrió en su niñez por culpa de un padre alcohólico y violento con su madre. Con 16 años fue testigo de que como su madre le mató en legítima defensa. Ello no le ha impedido vivir una vida plena y feliz después y llegar a ser una genial actriz. Posa siempre así de guapa y sonriente ante la cámara como si su vida siempre hubiera sido "normal".

Ni siquiera un marido violento y una historia de agresiones y vejaciones pudo parar a la rockera Tina Turner. Su fuerza encima de los escenarios siguió siendo aún más evidente una vez superado el trauma.

Violacion 3

Foto | Gtres

En Trendencias | No, la chica (presuntamente) violada por «la manada» no puede tener una vida normal. Ojalá le dejemos tenerla.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio