Compartir
Publicidad
Sexygrammers: si te molesta que haya mujeres mostrando cuerpazo en Instagram, a lo mejor tienes que empezar a pensar de cero
Feminismo

Sexygrammers: si te molesta que haya mujeres mostrando cuerpazo en Instagram, a lo mejor tienes que empezar a pensar de cero

Publicidad
Publicidad

El calendario marca el año 2017 y tenías la sensación de que, a estas alturas, las mujeres ya habrían conquistado todos los derechos que las feministas de primera generación empezaron a pedir en los años 60. Pero no. El feminismo sigue siendo necesario y aún estamos batallando por la igualdad. Afortunadamente, la mayoría de Millennials se declaran feministas sin reservas y hasta las grandes casas de la moda como Dior y las blogueras más famosas se apuntan al movimiento.

Bien, queda claro. Eres feminista, entonces, ¿por qué cuando abres Instagram y ves a Emily Ratajkowski o a Alexis Ren mostrando cuerpazo, te pones de mal humor? Esos pechos tersos que siempre están en su sitio pese a la ausencia de sujetador, esos abdominales perfectos y el retorno del tanga sin rastro de celulitis conviven en la red social con los #foodporns y las fotos de pies en la playa.

👅🍔

Una publicación compartida de ALEXIS REN (@alexisren) el

Vamos a recapitular. Según todo lo que hemos aprendido del feminismo, las mujeres no necesitamos utilizar nuestro cuerpo para alcanzar nuestros objetivos. Ni vamos a flirtear para conseguir un ascenso ni vamos a “hacernos las rubias”. Entonces, ¿por qué las máximas representantes de la Generación Z se empeñan en posar medio desnudas para sus miles de followers y así conseguir aún más popularidad? ¿No están cayendo en el error de utilizar sus cuerpos para conseguir más popularidad? ¿O se trata simplemente de disfrutar de esa libertad que hasta ahora no habíamos tenido? Es difícil: por un lado, están en su derecho de hacer con su cuerpo lo que quieren, pero no podemos evitar pensar que esa no es una actitud feminista: que en el fondo están luciendo sus encantos para llamar la atención de los hombres, ¿verdad?

1, 2, 3… Piensa otra vez

Sin embargo, ¿estás segura de que esto es así? Si te fijas bien, entre bikinis y tangas, la cuenta de Instagram de Emily Ratajkowski está plagada de proclamas feministas, acciones políticas  y mensajes que animan a las mujeres a amarse más a sí mismas. Y a ti te asaltan las dudas bajo la nube de la sororidad: ¿debería molestarme que una mujer se exprese libremente? Y más preguntas: ¿te molesta cuando Ashley Graham, modelo plus-size posa en bañador o incluso absolutamente desnuda?

Adiós prejuicios...

There is no such thing as perfection, so stop striving for it.

Una publicación compartida de A S H L E Y G R A H A M (@theashleygraham) el

El feminismo de nuestras madres nos abrió prácticamente todas las puertas a derechos que nuestras abuelas no pudieron ni imaginar: divorcio, sueldos más justos (aunque aún no igualitarios), reparto de tareas, ponerse minifaldasQuizás las Sexygrammers de hoy son las chicas que se atrevieron con la minifalda de Mary Quant en los 60. Sin embargo, es hora de re-pensar el feminismo. Y es urgente. En realidad, te sientes mal porque estás juzgando. En realidad, te sientes mal porque amarnos y reclamar nuestro cuerpo como nuestro es nuestra asignatura pendiente.

…¡hola aceptación!

Back to Life 🌺🦋❤️

Una publicación compartida de Bella Hadid (@bellahadid) el

  • La sororidad empieza hoy. Para evitar caer en la falacia de que las mujeres somos nuestras peores enemigas hay que practicar con el ejemplo. Es decir, está genial que tú no tengas ninguna necesidad de posar en bikini para Instagram pero también está genial que tu amiga presuma de culo. Dos mujeres pueden sentirse a gusto con su cuerpo y expresarlo de maneras diferentes.
  • El feminismo se basa en la libertad. Es así: lo que pide el feminismo, además de igualdad de condiciones y oportunidades respecto a los hombres, es que cada mujer pueda tomar sus decisiones libremente. También la decisión de lucir culo en Instagram.

#thecadenceissue @flauntmagazine

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el

  • Reivindiquemos el cuerpo. Por supuesto, las mujeres no deben ser cosificadas o reducidas a ser solo un cuerpo. Sin embargo, nosotras mismas pasamos al otro extremo: el de odiar nuestros cuerpos y castigarnos por nuestros supuestos “defectos”. ¿Por qué no enseñar y celebrar nuestros cuerpos recibiendo likes sin complejos?
  • Nuestro cuerpo es nuestro. Si repetimos una y otra vez que nuestro cuerpo es nuestro y que por vestir provocativamente no estamos pidiendo una agresión, quizás sea hora de demostrarlo. Que alguien enseñe su cuerpo en Instagram no tiene por qué ser una llamada a los comentarios o a los halagos de los demás sino una simple afirmación de amor por una misma.

Hacia un nuevo feminismo

👀

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Tranquila, no eres un bicho raro porque te molesten las publicaciones sexis. Años y años de educación sexista no se olvidan así como así. Quizás es hora de revisitar nuestros complejos, nuestras ideas sobre lo que es sexista y lo que es empoderador. ¿Es posible celebrar el cuerpo femenino y la autoestima al desnudarse ante la cámara o solo están siguiendo, una vez más, las reglas del juego?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos