Ya sabemos la opinión de los señoros sobre la baja por la regla, ahora un estudio revela lo que pensamos las mujeres

Ya sabemos la opinión de los señoros sobre la baja por la regla, ahora un estudio revela lo que pensamos las mujeres
Sin comentarios

Con la menstruación pasa como con tantas otras cosas en esta vida: si nunca la has experimentado en primera persona, es probable que no puedas alcanzar a entender cómo se siente realmente tenerla. Así que, el derecho a tres días de baja laboral por menstruación incapacitante se ha convertido en el tema polémico de la semana al ser aprobado en el Consejo de Ministros como parte del anteproyecto de la reforma de la ley del aborto. Por lo que, aunque los señoros de Twitter tengan mucho que opinar al respecto, esta encuesta realizada por Womanizer nos ha parecido que lanza datos más relevantes para entender el porqué de la nueva medida.

Dos de cada tres mujeres con la regla han querido, en algún momento, solicitar no acudir al trabajo debido a fuertes dolores menstruales. Aunque, en la práctica, solo un tercio lo ha hecho. Es lo que refleja una encuesta realizada por la marca Womanizer entre 470 personas con la menstruación en 26 países.

Con esta reforma, en España, cualquier mujer con dolores menstruales que considere incapacitantes podrá acudir a su médico de cabecera a solicitar un permiso de incapacidad temporal especial. De hecho, no acudir al trabajo en estos casos es algo que ya se podía hacer sin la ley.  Según datos del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social, se conceden alrededor de 6.000 bajas al año por dismenorreas o cuadros de tensión abdominal por la menstruación. Sin embargo, sin la nueva ley, se tramita como una baja por enfermedad común.

La que se garantiza ahora es que la baja sea pagada al 100% por la Seguridad Social y desde el primer día, mientras que en las incapacidades temporales por enfermedad común, el trabajador no tiene en general garantizado el salario los tres primeros días, entre otras diferencias.

Esto es importante si lo comparamos con los números que dicen que un 52% de las encuestadas creen que no acudir al trabajo a causa de dolores menstruales no es aceptado socialmente. Otro 47% cree que los propios jefes o empleadores no aceptan el dolor menstrual como una razón válida para faltar al trabajo. Al mismo tiempo, un tercio de las mujeres que menstrúan están convencidas de que no sería una razón legítima para alegar “enfermedad” y no asistir al trabajo. Asimismo, 4 de cada 10 afirmaron que estaban demasiado ocupadas o tenían citas importantes como para ausentarse esa jornada.

No obstante, para los incrédulos, la ginecóloga Miriam Al Adib explica que “de forma fisiológica, normalmente durante la regla, no se tiene la misma energía que durante la fase postmenstrual o la fase periovulatoria; estos cambios cíclicos a unas les afecta más y a otras menos. Pero lo cierto es que, dependiendo de las particularidades individuales de cada quien y del tipo de trabajo realizado, en muchos casos es posible que el rendimiento laboral sea bastante menor durante la menstruación".

De igual modo, la experta señala que hay mujeres que tienen dolor menstrual muy incapacitante, como el de aquellas que padecen endometriosis (enfermedad crónica que afecta a una de cada 10 mujeres). "En estos casos, la regla puede llegar a ser extremadamente invalidante, por lo que podría ser totalmente imprescindible para ellas poder disponer de estos días de descanso para que no tengan que elegir entre aguantar un sobreesfuerzo perjudicial para su salud o tener que dar explicaciones en el entorno laboral", dice Al Adib.

Y es que, en una sociedad donde todo se valora en términos productivos, y en la que el modelo ideal es el de una mujer siempre perfecta e inalterable, el hecho de necesitar un poco de descanso extra en ciertos momentos del ciclo se ve como algo negativo o a ocultar. Es algo que reflejan las preocupaciones de las encuestadas al respecto y,  aunque 8 de cada 10 menstruadoras están muy de acuerdo en que serían más productivas si pudieran descansar durante el día en el que el dolor es más intenso, casi el mismo porcentaje opina que el permiso sería una buena iniciativa desde la propia empresa para crear un ambiente laboral sano.

Casi tres cuartas partes dicen que esta medida tomada por el Gobierno es apropiada y justa (un 72% estuvo muy de acuerdo) pero, aunque hay mucho apoyo a la medida, también existen algunas preocupaciones. Por ejemplo, muchas temen que esto genere más reparos hacia la contratación de mujeres en edad fértil. De hecho, un 77% de las encuestadas estuvo muy de acuerdo con esto.

No obstante, el anteproyecto aún tiene un largo recorrido parlamentario por delante, aunque se va a tramitar por la vía de urgencia pero todavía se debe recabar aún los informes de los órganos consultivos, volver al Consejo de Ministros e iniciar su trámite en el Congreso y el Senado.

Fotos | Unsplash

Temas
Inicio