Compartir
Publicidad
Las 21 razones por las que los niños son más listos que nosotros
Familia, maternidad y niños

Las 21 razones por las que los niños son más listos que nosotros

Publicidad
Publicidad

Vivir con dos niños pequeños es fascinante. Te sorprenden día a día con sus ocurrencias. Y aunque intento enseñarles lo poco que sé de la vida, muchas veces descubro que ellos son mucho más listos que nosotros, siempre me enseñan cosas ellos a mí y me hacen replantearme lo que pienso sobre la vida. Los niños son más listos que nosotros y tenemos 21 razones que lo confirman.

  1. Los enfados se olvidan enseguida. ¿Qué es eso de amargarte todo el día por una tontería?
  2. Hacen amigos muy fácilmente. Jugar es la mejor excusa para hablar con el niño de al lado, los adultos deberíamos aprender de ellos y ser más sociables.
  3. Se atreven con todo. Antes de probar algo nuevo no están atemorizados por si fallan o por si les costará mucho esfuerzo lograrlo. Si quieren algo, van a por ello. Sueñan con ser pilotos, astronautas, futbolistas, y confían en sus posibilidades. Hay que intentarlo.
  4. Aprender es fascinante. Les encanta descubrir cosas nuevas, hacer nuevas tareas, aprender es un nuevo juego y así absorben todo el conocimiento como esponjas.
  5. Su imaginación no tiene límites. Sus ideas son muy locas, pero algunas son realmente inteligentes y ocurrentes.
  6. Plantean sus dudas sin dar nada por sentado. Para los adultos las cosas son como son, y ni siquiera pensamos que el punto de partida de nuestros razonamientos sea falso. Hay que romper esquemas.
  7. Su capacidad de sorpresa es infinita. Cada día es una nueva aventura, y valoran cada pequeño descubrimiento que hacen del mundo (aunque sea ver una flor o saborear un nuevo plato). Cada cosa que hacen la disfrutan y la viven al 100%.

    Ninos

  8. Aman los animales y la naturaleza porque los animales son tan juguetones y monos como ellos y en la naturaleza siempre hay cosas que descubrir. Y el amor por la naturaleza es un gran síntoma de inteligencia.

  9. Hacen lo que les divierte en cada momento. Es evidente que de adultos no podemos dedicarnos a hacer todo el rato lo que nos apetece, pero sí podemos intentar llenar nuestro día de más momentos buenos y divertidos que de momentos malos.
  10. Les encanta mancharse, tirarse al suelo, saltar. Esa energía es pura vida. Y así disfrutan a tope sin pensar en las manchas o en ese tipo de cosas secundarias.

    Ninos 2

  11. Se enorgullecen de sus logros. Si les cuesta conseguir algo o logran hacer algo complicado, se encargarán de presumir de ello, y hacen bien. Los adultos, por falsa modestia, quitamos mérito de nuestros logros cuando deberíamos estar orgullosos de ellos.

  12. Aprenden muchísimo observando e imitando. Se fijan hasta en el más mínimo detalle, no se les escapa nada. Miran lo que hacen los demás, y están muy atentos a lo que hacemos y decimos (sobre todo si les interesa el tema), para poder imitarnos y repetirlo. Así que cuidado con lo que decimos y hacemos delante de ellos.
  13. Valoran lo emocional por encima de lo material. El dinero no es importante, pero sí pasarlo bien, pasar tiempo con la familia, los abrazos y los besos. ¿No os encanta su filosofía de vida? ¿Por qué no la aplicamos más?
  14. Se ríen de todo. A carcajadas, haciendo el tonto, poniendo caras raras, porque así es como hay que reír.

    Ninos 4

  15. Saben expresar muy bien sus emociones. Enseguida te hacen saber si están tristes, enfadados, contentos, confundidos, lo cual es una buena manera de aprender a relacionarse, a que la gentes les entienda y se ponga en su lugar.

  16. Hablan sin censura. Puede que a veces ser más sinceros nos ponga en situaciones comprometidas, pero decir la verdad nos haría más felices.
  17. Muestran su amor en todo momento. Son muy afectuosos, repartiendo besos y abrazos a sus seres queridos.
  18. Comen cuando tiene hambre, duermen cuando tiene sueño, y beben cuando tienen sed. No entienden de horarios ni relojes y escuchan a su cuerpo.
  19. Se quieren tal y como son. No se preocupan de sus defectos, ni de su talla, ni de lo que piensan los demás.
  20. No tienen prejuicios contra otras razas, opciones sexuales, personas de otras procedencias... Antes de juzgar a alguien, se esfuerzan en conocerle sin miedos.
  21. Celebran los cumpleaños. ¿Qué hay de malo en ser un año más sabio, y tener más experiencias acumuladas?

¿Qué te enseñaron a ti tus hijos?

Fotos | Pixabay1, Pixabay2, Pixabay3, Pixabay4

En Trendencias | Lo que nos contaron de la maternidad… y lo que es en realidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio