Publicidad

Truco de estilo: mangas del blazer remangadas

Truco de estilo: mangas del blazer remangadas
2 comentarios

Parece que lo de recogerse en dobladillo la largada de una prenda no afecta solamente a los bajos de los pantalones, ahora el tic más repetido entre las celebrities son las mangas de los blazers remangadas. Y la cosa parece fácil, pero tiene su dificultad. Y además no es algo puramente casual: tiene su particular función estética.

Por mucho que una o uno se muera de calor, lo de subir las mangas de una americana no suele ser muy común, sí pasa con los jerseys o camisetas, e incluso con las camisas, y no pasa principalmente porque la mayoría de la gente viste con blazer cuando quiere precisamente eso, vestir. Ir más arreglado.

El efecto que se consigue remangando las mangas de un blazer es justamente el contrario, sirve para informalizar y se estilaba muchísimo en los ochenta: ¿quién no se acuerda de Miami Vice?

Sonny Crocket, o lo que es lo mismo, Don Johnson, era el rey de los blazers remangados minuciosamente, eso le daba ese aspecto chulesco y despreocupada que a muchas en nuestra época nos encandilaba (por muy pequeñas que fuéramos). Y eso por nombrar solo a uno, pero en esa época era la tónica, más entre el sectro masculino que femenino. No me imagino al maestro Saint-Laurent haciendo con sus niquleadas chaquetas de esmoquin algo así.

Pero ahora el relevo generacional lo han tomado las celebrities internacionales y patrias, porque Laura Ponte es la abanderada de este "tic" en España, le encanta y además lo hace sin ninguna metodología, ese es el peligro, y aquí es donde se nota que ella no plancha, porque si no doblas con cuidado, se arruga que da gusto.

Eso sí, el resultado que se consigue me parece interesante de todas todas, aligera muchísimo el estilismo en conjunto y da sensación de descuidado cuidado.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios