Compartir
Publicidad

Colección Carolina Herrera Otoño-Invierno 2009/2010

Colección Carolina Herrera Otoño-Invierno 2009/2010
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según veáis esta fotografía, ya sabéis de quien estoy hablando. Y es que el sello inconfundible de Carolina Herrera son las faldas largas combinadas con camisas blancas.

Ultrafemenina, activa y sofisticada, así es la colección de la diseñadora venezolana Otoño-Invierno 2009/2010, concebida para materializarse en prendas rotundas que se presentan en morado, rojo, esmeralda o negro, intercambiando protagonismo según la hora del día con el gris marengo, marino y los tonos marrones.

Colores y formas que se inspiran en la costura más purista y en las grandes divas de Hollywood, pero con la clara intención de llevarlas a un uso cotidiano que no descuida el mimo en los detalles. Una colección maravillosa, elegante y con looks para cualquier hora del día que vamos a ver ahora detalladamente.

Exquisita en colorido y tejidos, la silueta marca la figura y la cintura aparece acentuada por los propios patrones y por accesorios como cinturones, que en esta colección son un referente continuo.

Para el día, ropa apta para el trabajo o para un cocktail, como vestidos cortos, faldas estrechas con largura a media pantorrilla, y chaquetas que se llevan cruzadas y atadas con cinturón. Looks perfectos para ir a trabajar.

La piel y la lana son los tejidos elegidos para las prendas exteriores, que las vemos en abrigos envolventes y ligeros, con el doble faz como imprescindible.

El chaleco de piel, pieza clave, se presenta sofisticado o con un toque deportivo, pero siempre con la clara intención de aportar feminidad. Me encantan porque aportan un toque muy chic para el día.

También hay lugar para los pantalones pitillos, que se llevan cortos, mostrando el tobillo. Todo ello con algún detalle sexy, como escotes que dejan entrever una clavícula o un hombro.

Para la noche, uno de los puntos fuertes de Carolina Herrera son los vestidos de fiesta. El vestido, largo o corto, es imprescindible en todas sus versiones. Día, noche o cóctel, aparece siempre con cortes arquitectónicos e impecables que huyen de la ostentación. Son muy sencillos, algunos demasiado, diría yo, pero elegantes.

Los diseños están realizados con telas lujosas como el satén, la seda, el terciopelo, los brocados y el punto jacquard.

Sitio Oficial | Carolina Herrera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio