Publicidad

Claves de otoño: boleros y capelinas

Claves de otoño: boleros y capelinas
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando todavía queda algún tiempo para que podamos sacar del armario los abrigos, una de las alternativas a la clásica chaqueta es la versión reducida de ésta: los boleros. O en su defecto la hermana pequeña de la capa: la capelina.

El frío todavía no arrecia pero tampoco hace como para ir sin nada, así que los mini-yos son la mejor vía para decorar un poco la vestimenta mientras las bajas temperaturas se nos echan encima. A mi la verdad es que es una opción que nunca me llamó la atención porque siempre he tenido la teoría de que no sienta bien, acorta mucho el tronco, pero a juzgar por las propuestas vistas en las pasarelas creo que es una buena manera de darle un toque de gracia a una camiseta aburrida, o a una camisa sin chispa.

Aunque una de las aplicaciones más vistas es la de ponérsela encima de una prenda de abrigo.

Se dice que la clave es el juego de proporciones, justamente lo que a mí siempre me tiró para atrás, pero por ejemplo la idea de Lanvin (foto de arriba) y Marni, me parece muy interesante. El bolero de paillettes sobre de una prenda de día me parece una buena manera de romper el falso mito de que lo brillante solo es conveniente de noche. Es un cliché tan cliché como llevar este tipo de prendas en bodas, bautizos y comuniones. No hay que ser tan obvio en esta vida.

Este otro tipo de bolero, en crêpe ( de Moschino Cheap & Chic), es muy ladylike, lo mismo queda bien con falda que con jeans, y me encanta sobre todo combinado con camisa.

En cuero, en plan look gótico, como esta de Givenchy, están a medio camino entre las mini chaquetas y las cazadoras y más que en negro total, que no destaca demasiado, con una simple camiseta blanca quedaría fenomenal.

Lo de las capelinas es otra historia, su función sí que es puramente ornamental, ni cubre, ni tapa demasiado, ni abriga, pero queda muy vintage y romántico, y esta opción de Blugirl , en plan trench, me fascina encima de jersey super largo, es el constraste perfecto y el colmo del mentado juego de proporciones y superposiciones.

Esta otra de Giambattista Valli, me la pondría sin dudarlo pero mejor encima de un total look en rojo o en fucsia.

Fotos | Style

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios