Guía en siete pasos para empezar a hacer el ayuno intermitente de forma segura y efectiva

Guía en siete pasos para empezar a hacer el ayuno intermitente de forma segura y efectiva
Sin comentarios

En los últimos años, el ayuno intermitente se ha convertido en una de las "dietas" más conocidas. Aunque, hablando con propiedad, se trata más de un protocolo de alimentación o de una estrategia nutricional que limita las horas del día durante las que podemos ingerir alimentos. Así que es muy importante hacerlo de forma segura y sostenible.

La premisa que plantea es sencilla en la teoría: ayunar durante las horas que tú elijas y tener otra ventana horaria donde puedas comer. Eso sí, cuando no podamos consumir comida, sí es posible ingerir bebidas como té o café. También hay que tener en cuenta que el ayuno no nos va a hacer perder peso milagrosamente ni va a mejorar nuestra salud en un solo día. Es un proceso a largo plazo, un nuevo hábito de vida que tiene muchos beneficios más allá de el mero hecho de adelgazar. No obstante, siguiendo estos siete consejos que nos han chivado los expertos de Vitónica podrás empezar a dar los primeros pasos sin grandes complicaciones ni sustos.

Consulta con un profesional

Antes de realizar una modificación tan importante en nuestra alimentación, deberíamos conocer en qué estado se encuentra nuestro cuerpo. Por eso, previo al inicio de un protocolo de ayuno intermitente es aconsejable consultar con un profesional de la salud y realizarnos un chequeo. Saber si, a nivel metabólico, hay alguna alteración resulta de gran importancia y conocer así si el ayuno intermitente no es un método desaconsejado en nuestro caso particular. Este recurso, como otros muchos para adelgazar, no es apto para todos los públicos.

Planifica en función de tu rutina

Para que nuestro protocolo de ayuno intermitente sea exitoso, es fundamental que escojamos adecuadamente el mejor tipo o protocolo para nosotros. Debemos considerar, para ello, nuestro horario laboral, nuestra rutina actual y los horarios de entrenamiento. Además de incluir dentro del período de ayuno las horas de descanso nocturno y el tiempo que pasamos fuera de casa. De este modo, no nos resultará tan complejo llevarlo a cabo.

Extiende poco a poco las horas de ayuno

Los expertos de Vitónica nos recomiendan comenzar gradualmente extendiendo las horas de ayuno. Por ejemplo, podemos retrasar poco a poco el desayuno y adelantar cada día un poco más la cena, intentando en un principio alcanzar un ayuno de 12 horas que puede transformarse después, de forma progresiva, en un uno de 16 horas.

Sostenible en el tiempo

Es fundamental sostener el ayuno en el tiempo para ver sus resultados. Es decir, debemos recordar que no se trata de una alternativa temporal ni una dieta de moda, que hacemos un mes y termina dejando resultados evidentes en nuestro cuerpo. Por ello, debemos estar dispuestos a incorporarlo como estilo de vida.

Ten en cuenta la calidad de los alimentos

Comer mucho y de mala calidad durante los períodos de ingesta es un error. Comer de todo sin preocupaciones, siempre y cuando respetemos los horarios no ayuda a nuestro objetivo. Durante los períodos de ingesta resulta clave controlar tanto la cantidad como la calidad de lo que comes, siendo recomendable escoger preparaciones saciantes para las comidas previas al ayuno y siempre, platos completos y nutritivos, a base de alimentos reales. Evitando los ultraprocesados y los platos preparados fuera de casa.

Louis Hansel K47107ap8uu Unsplash

No te obsesiones con el reloj

Muchas son las personas que se vuelven ansiosas durante las horas en que no se pueden consumir alimentos. Por eso, lo más recomendable es no estar pendientes del reloj cada día sino armar una rutina de forma gradual que nos permita comer en los períodos de ingesta y que vuelva llevaderos los períodos de ayuno.

Líquidos sin calorías en el período de ayuno

Otro error frecuente producto es no beber absolutamente nada durante los períodos de no ingesta. El ayuno implica no ingresar calorías o energía al cuerpo, por lo tanto, podemos beber líquidos sin calorías como agua o infusiones diversas sin azúcar. Incluso es recomendable hacerlo para hidratarnos adecuadamente durante los períodos de ingesta y también, durante el ayuno, escogiendo como bebida habitual el agua y otras opciones sin azúcar, alcohol ni calorías.

Fotos | @pullandbear y Unsplash

Temas
Inicio