Publicidad

Ayuno intermitente: funciona o no el protocolo de alimentación más de moda
Dietas y Nutrición

Ayuno intermitente: funciona o no el protocolo de alimentación más de moda

Publicidad

Publicidad

Lo hemos escuchado infinidad de veces: "saltarse comidas no es bueno", "para perder peso hay que hacer las cinco comidas del día".  Ya nos habíamos convencido de lo importante que era hacer todas las comidas. Y, sin embargo, ahora la tendencia en alimentación que viene pegando fuerte es el ayuno intermitente

La idea es justo la contraria: no comer durante bastantes horas. Puede sonar totalmente contra intuitivo e inseguro, pero la realidad es que cada vez más personas se suman a este protocolo de alimentación. La duda no es solo si es efectivo, sino si es seguro o no. 

Cómo se practica el ayuno intermitente

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el ayuno no es lo que consideraríamos una dieta, sino un protocolo alimentario. La idea es que alternamos periodos en los que no comemos, con periodos concretos en los que se da toda la ingesta de comidas. 

Es decir, tenemos unas horas concretas en las que podemos comer y donde se dan todas las comidas del día. Existen diferentes protocolos que podemos adoptar en base a nuestras necesidades o situación. El más conocido - y más recomendado en principiantes - es el 16/8

Pablo Merchan Montes 772142 Unsplash

Esto quiere decir que no se consume alimento en 16 horas - aunque sí podemos tomar cosas no calóricas como té, agua o café - y luego hay 8 horas en las que se dan las ingestas de comida. De esta manera lo que conseguimos es que haya menos tiempo al día donde comemos y, por tanto, menos posibilidades de pasarnos con las calorías

Existen otros protocolos de alimentación como el 20/4 o el de 24 horas en días alternos sin comer. Eso sí, que tengamos menos tiempo para comer no quiere decir que no cumplamos con nuestras necesidades nutricionales. La idea es que en el tiempo que tenemos para comer consumamos las calorías que cada uno de nosotros necesitamos al día y que hagamos uso de alimentos que nos aporten los macronutrientes necesarios para el día. 

De esta manera nos aseguramos de mantenernos saludables, cumplir con nuestras necesidades calóricas y nutricionales, pero con menos riesgo de pasarnos. 

La pregunta es si realmente funciona

Aparentemente, puede parecer un protocolo de alimentación un poco extremo, especialmente para aquellos de nosotros que estamos acostumbrados a comer en horas muy variadas. 

Mitch Lensink 285110 Unsplash

Sin embargo, la evidencia señala que sí funciona a la hora de perder peso. Aparentemente, se debe a que se adapta a nuestros ritmos circadianos. Estos ritmos están regulados, entre otras cosas, por la luz, pero también por las horas en las que comemos, o a la que nos vamos a dormir. 

Estos ritmos circadianos influyen en nuestro metabolismo y puede ayudarnos a llevar unos ritmos de alimentación más adaptados a nuestras necesidades. Eso sí, además de las horas a las que comemos, debemos seguir vigilando nuestra alimentación y consumir alimentos saludables y nutritivos. 

Otros beneficios del ayuno intermitente

Las investigaciones realizadas con respecto al ayuno intermitente encuentran que no solo puede ayudarnos a perder peso, sino también a reducir factores de riesgo de algunas enfermedades como el síndrome metabólico o enfermedades cardiovasculares. 

No solo eso, sino que podría mejorar la sensibilidad a la insulina - lo que también podría influir en nuestro peso -, y mejorar nuestra masa muscular. 

Imágenes  |  Unsplash, Pexels

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir