Compartir
Publicidad

La guerra del cuidado masculino

La guerra del cuidado masculino
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Acabas de entrar en un mundo nuevo, un amigo tuyo te ha comentado que usa unas cuantas cremas que le van fenomenal y siguiendo su consejo aceptas probar a ver que tal. Vas a la droguería más cercana, y lo que encuentras allí no es ni de lejos lo que esperabas encontrar, ¡pero que es todo eso! exclamas mientras observas todas las cremas. Atónito, le pides urgentemente ayuda a la dependienta, la cual, muy amable, te bombardea con un millar de cosas (¡yo solo quería una crema en particular!)…

Historias como esta las hemos vivido todos al principio, nadie nace con la lección aprendida y en esto del cuidado personal las recomendaciones no siempre son fiables. Aunque se clasifiquen por unos cuantos tipos, las pieles son todas diferentes y puede que la crema que le va bien al hijo de la dependienta a ti te vaya fatal, y viceversa. He probado de todo y en base a eso, lo mejor que puedo hacer es darte unos cuantos consejos, que, bien digeridos, harán que el cuidado personal no sea una guerra diaria.

  • Identifica tu tipo de piel: básicamente hay cuatro tipos: Piel grasa, piel seca, piel normal y piel mixta, esta última caracterizada por tener la piel grasa en la frente, nariz y barbilla, y, piel seca en mejillas y cuello.
  • Se constante: la piel necesita un periodo de adaptación a la crema, no todo es cuestión de un par de días.
  • No te ciñas a una marca: y ni mucho menos a las más conocidas (véase Clinique, Lab Series for Men, Biotherm o Nivea, por nombrar algunas). Prueba, no porque una te haya ido bien te hagas asiduo de esa marca, es importante cambiar de vez en cuando, o la piel se habituará.
  • El combo no existe: que no te vendan 15 productos para lo mismo, en la constancia radica también que uses los productos cuando debes, y solo uno, no vale eso de ponerse varias cremas una encima de otra.
  • El afeitado importa: cada vez nos afeitamos más a menudo y esto reseca mucho la piel. Usa un buen after-shave sin alcohol o un buen hidratante que sea apto para después del afeitado.
  • Y por ultimo, eres un hombre, los productos de mujer NO te valen. Esto es importante, si los usas, puedes agravar el estado de tu piel.

Bienvenido al temible mundo del cuidado personal.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos