Encuentro nostálgico con Tim Burton: "de todas mis películas, le tengo un cariño especial a Beetlejuice"

Encuentro nostálgico con Tim Burton: "de todas mis películas, le tengo un cariño especial a Beetlejuice"
Sin comentarios

Entre copas de vino, platos de jamón serrano y ostras, desciende drástica y repentinamente la intensidad del murmullo de los invitados al Espacio Ibercaja Delicias. Y es que, si el fanatismo despierta gritos, la admiración es silencio. Porque, ¿qué se le dice a uno de los directores más importantes de la historia del cine? "Quería decirte, aunque estarás cansado de oír cosas así todos los días, que...", es lo más honesto que se me ocurre a mí cuando me presentan a uno de esos nombres con cuyo trabajo lo difícil es no estar familiarizado. "Bueno, no te creas...", me interrumpe divertido Tim Burton. Lo que pasó después te dará nostalgia.

Podría ser Tim Burton o Bob Dylan o un doble de ambos contratado para poder saltarse las partes más tediosas de su trabajo porque el director, productor, escritor y dibujante estadounidense luce gafas de sol opacas y sombrero tipo fedora, a pesar de que a esas horas en Madrid ya ha se ha puesto el sol.

"Quería decirte", continúo con lo que he empezado, "que mi primera película favorita fue Beetlejuice". Burton me confiesa a cambio, con una mezcla de cercanía y profesionalidad, que para él también es la más especial ("aunque todas son especiales", quiere aclarar también) porque fue la primera. Basta con echar un vistazo a su filmografía para saber que, en realidad, fue la segunda pero está claro que La gran aventura de Pee-Wee no tuvo el mismo éxito y trascendencia que la cinta protagonizada en 1988 por Michael Keaton, Winona Ryder, Geena Davis y Alec Baldwin.

Dsc2441 Final
Tim Burton anoche con su perro Poppy

Tampoco es de extrañar que mi deseo al tener la surrealista oportunidad de hablar con Burton sea el de hacerle saber que, era tan pequeña cuando pedía ver una y otra vez Beetlejuice que no recuerdo más que alguna escena borrosa. "Solo sé que me encantaba". Y es que la conexión con su cine, para los espectadores de mi generación, es profundamente emocional. Películas como Eduardo manostijeras, Pesadilla antes de navidad o La novia cadáver, entre otras, formaron una parte muy importante de la educación sentimental de los crecidos entre los noventa y los dos mil.

"¿La veías en VHS, no?", me sigue el rollo Burton, que ha conseguido vestir de negro a gran parte de los asistentes a este estreno mundial de su exposición inmersiva. Precisamente, ese es el punto al quería llegar: "estoy segura de que mi gusto por vestir de negro y la estética oscura se remonta a tus películas de aquella época", le suelto como si tuviera que importarle porque yolo.

El laberinto es una fantasía hecha realidad para cualquier enamorado de un mundo interior propio como el del director. Oficialmente, es una exposición en la que se pueden admirar los primeros bocetos y dibujos de los que nacen sus realidades alternativas de pesadilla infantil y personajes excéntricos. Sin embargo, para el visitante es mucho más que eso. Es un juego. Un auténtico viaje al otro lado de la pantalla que podrá hacer cualquiera que se acerque al Espacio Ibercaja Delicias de Madirid, entre el 29 de septiembre y el 11 de diciembre.

El recorrido se compone de 28 salas a las que se accede atravesando puertas que cada uno ha de eligir entre varias opciones. Todas menos la inicial, que adjudican aleatoriamente un pulsador y unas luces. Una vez que se cruzce una puerta, está prohíbido volver atrás, así que debe elegirse bien de antemano.

Dsc2462 Final

De este modo, la experiencia acaba siendo única y personal para cada persona. De hecho, el propio Burton recomienda hacer el recorrido de manera individual aunque se acuda acompañado al recinto. En el laberinto, uno se va cruzando y separando y volviendo a reencontrar con otros visitantes, además de con fieles reproducciones de los personajes, decorado y vestuario de sus pelis más importantes: Mars Attack, Alicia en el país de las maravillas, Sweeney Tod, Batman...

Antes de que se lo lleven a su próxima small talk de la velada, retomo el tema de su influencia estética. El californiano también va de riguroso negro de pies a cabeza. "Es que es el mejor color para vestir, nunca fallas", le digo intentando forzar esa conexión con las que en sus películas me ha dicho tantas veces que él también se ha sentido incomprendido.

Dsc2450 Final

"Además, si eres de Burbank, como yo, la verdad es que no ves a mucha gente que vaya así por la calle, porque hace mucho calor", dejando claro, mientras le señalan con quién ha de ir a hablar ahora, que el que es diferente, es diferente y el que no, a combinar colores.

Entradas Tim Burton - El Laberinto. en Madrid

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Fotos | Ten

En Trendencias | Todo sobre el alisado brasileño: qué es, cómo se hace y cuánto dura

Temas
Inicio