Publicidad

Siete manicuras muy sencillas de hacer pero con un toque diferente que las hace especiales
Belleza

Siete manicuras muy sencillas de hacer pero con un toque diferente que las hace especiales

Las manicuras originales y diferentes no paran de mostrarnos que están en su gran momento, cualquier temática es buena para lograr una manicura de lo más loca como el nail art de vaca o las eggnails que llenan las uñas de huevos fritos.

Pero entre tanta manicura alucinante casi siempre se esconde detrás mucho tiempo y habilidad por lo que no siempre es fácil conseguir un resultado igual de chulo. Por eso hoy os proponemos siete manicuras especiales pero a la vez sencillas de lograr

Un punto de color

 

Así de esta forma tan sencilla pasamos de una manicura en un tono porcelana a una manicura con mucho más rollo. Solo con un punto de color gracias a pequeños rectángulos dibujados de forma aleatoria en el centro de la uña, derecha o izquierda. En este caso se han decantado por un tono azul frío que le da un puntazo denim guay.

Pequeños lunares

 

Los lunares en las uñas son de las manicuras más fáciles de lograr, solo se necesita un punzón e ir haciendo puntitos sobre las uñas. Las combinaciones de tonos son infinitas y se puden hacer topos de diferentes colores y tamaños. En la imagen vemos una manicura fina con base transparente, si buscamos algo más llamativo se puede usar un tono de base más potente.

El detalle de una joya

 


Lo estupendo de usar joyas en las uñas es que con un sencillo gesto, la manicura cambia completamente volviendose más vistosa y sofisticada. Solo hay que escoger un tono de base y luego colocar un brillante, una flor o cualquier otro tipo de joya dorada o plateada, así pasarás de una manicura sencilla a un resultado más interesante.

Manicura francesa en color

 

Hace ya tiempo que la manicura francesa en su tono más clásico, el blanco, dio paso a una manicura más atrevida usando también otros tonos más llamativos. La propuesta de la imagen combina un tono neutro de base con un verde en las puntas, consiguiendo una manicura francesa más intensa pero elegante.


Solo la mitad de la uña

 




Si tenemos un tono intenso que nos encanta pero deseamos darle un twist podemos hacer como la manicura de la foto, aplicar el esmalte de forma completa en algunas uñas y solo en la mitad de otras. Eso sí, en las uñas donde solo pintamos la mitad debemos aplicar una base primero para que la uña se vea más bonita. El resultado así de chulo, una manicura cuidada y moderna. 


Como dos gotas

 

Aquí tenemos una versión parecida a la anterior pero con un estilo más pop art. En este caso se ha usado un esmalte rojo, una buena forma de darle una vuelta de tuerca a el tono más clásico, pero por supuesto lo podemos hacer con muchos otros colores. Solo hay que pintar algunas uñas completas y dejar un par de ellas sin pintar para poder realizar las gotas rojas. Para conseguirlo se pude usar un pincel o un punzón.


Manicura minimalista

 

Las manicuras más sencillas y minimalitas desde luego son las más elegantes. Esta de la imagen combina rayas y puntos en un tono negro sobre una base de porcelana. El resultado es una manicura discreta pero a la vez diferente.

Foto |  Betina R. Goldstein

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios