Publicidad

Siete manicuras burdeos con las que dar un twist a tus uñas y no repetir siempre lo mismo

Siete manicuras burdeos con las que dar un twist a tus uñas y no repetir siempre lo mismo
Sin comentarios

Las uñas en color burdeos son un clásico todos los inviernos. Porque aportan la nota de color intenso y dramático en los estilismos más neutros y son siempre una dosis asegurada de sofisticación. Pero llevarlas siempre igual se nos ha hecho monótono. ¡No hay problema! Estas siete vueltas de tuerca a la manicura granate eran justo lo que necesitábamos.

El contraste de esmaltes: mate vs. glossy

 

Si usar un solo esmalte burdeos se te está haciendo un poco bola este otoño, siempre puedes contrastar el efecto gloss de la laca de uñas clásica con otra de acabado mate. Sin riesgos ni grandes cambios, pero con un pequeño twist que dará novedad a tus uñas.

Manicura de pan de oro para las uñas más lujosas

 

Adornar cualquier manicura con pan de oro es un truco ganador. Especialmente si buscamos propuestas para ocasiones especiales y si queremos hacer de nuestras manos lo más brillante de todo nuestro look. El combo del granate con el dorado siempre es un acierto, especialmente en la temporada navideña.

Burdeos y purpurina, un dúo de ganadores

 

La purpurina lo ha invadido todo este año. Desde sombras de ojos hasta maquillajes más elaborados y Euphoria tiene la culpa. Por supuesto, las uñas también han caído en la tentación. No es para menos: esta fusión de tonos granate y glitter es una auténtica preciosidad.

El minimalismo de la manicura francesa burdeos

 

Si el granate es tu color favorito pero buscas el minimalismo más neutro, esta manicura es la respuesta. Ni adornos ni excesos, ni siquiera un total look en burdeos demasiado obvio. Tan solo una fina línea en la punta de las uñas que las muestre elegantes y cuidadas.

O con un toque glitter

 

Y si el minimalismo no va contigo, nada como pasarse a una manicura francesa donde el burgundy sea el absoluto protagonista. El toque de purpurina dorada en las puntas resulta muy navideño, festivo y lujoso: imposible decirle que no a eso.

Las cutículas en contraste con estas uñas crecientes tan preciosas

 

El polo opuesto a la manicura francesa es la manicura creciente, donde la línea en contraste está en la cutícula en vez de en la punta. Es la versión favorita de las que tienen el esmalte descascarillado al día siguiente de pintarse las uñas, porque duran mucho más.

Burdeos en Navidad, un clásico que jamás falla

 

El granate es, junto al rojo, el color más navideño que existe. Cuando llegan las fiestas lo lucimos en nuestra ropa y maquillaje. Por supuesto, las uñas no iban a ser menos. Con detalles dorados siempre adquieren ese toque más festivo. Pero si queremos dejar claro que nuestra manicura burdeos es especial para Navidad nada como dibujarle algún motivo en blanco encima.

Fotos | @betina_goldstein.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios