Siete formas de usar el eyeliner blanco para estrenar nuevo maquillaje de ojos cada día de la semana

Siete formas de usar el eyeliner blanco para estrenar nuevo maquillaje de ojos cada día de la semana
Sin comentarios

Adiós a la hegemonía del eyeliner negro, porque el blanco ha venido a robarle sus primeras posiciones. Un efecto totalmente opuesto que rasga la mirada pero la llena de luz con un toque mucho más dulce que el de su variante total black. ¿Ya tienes tu lápiz? Ahora puedes comprobar todas sus posibilidades, porque te traemos ideas para usarlo cada día de la semana.

Para las que comienzan a atreverse con este delineado hay opciones muy sencillas que quedan así de bonitas, desde cat-eyes blancos básicos hasta combinados con el negro de siempre, como ya hizo Blanca Suárez. Incluso podemos continuar el rabillo del eyeliner por el contorno del párpado fijo y conseguir el efecto gráfico que más abre la mirada.

El cat-eye de siempre en su versión total white

 

Combinando black&white para conseguir el efecto doble eyeliner

 

El eyeliner gráfico que abre más la mirada

 

Si ya has experimentado los delineados más clásicos y te apetece añadir todavía más blanco a tu mirada, no dudes en maximizar la cantidad. No importa si lo haces rellenando la línea de agua, apostando por eyeliners gruesos que cubren todo el párpado o incluso tiñendo de blanco el lagrimal para conseguir más luminosidad.

Un delineado blanco en la línea del lagrimal

El cat-eye extremo que cubre todo el párpado

 

¿Llega el fin de semana y tienes ganas de venirte arriba? Apuesta por opciones más artísticas y originales, de esas con las que nadie se fijará en que llevas puesta la mascarilla. Con el eyeliner blanco nuestras ganadoras son dos: la línea recta en los ojos o el maquillaje con forma de nube que hizo viral Jules en Euphoria.

La variante arty más minimalista

 

Las nubes de estilo Euphoria

 

Foto de portada | @mariapedraza_.

Temas
Inicio