Compartir
Publicidad

No sabemos si los bosques verticales serán la construcción del futuro, pero son tan bonitos que no nos cansamos de verlos

No sabemos si los bosques verticales serán la construcción del futuro, pero son tan bonitos que no nos cansamos de verlos
2 Comentarios
Publicidad

Vivimos tiempos de comunión con la naturaleza, de preocupación por los pulmones de nuestras cada vez más pobladas ciudades y de lucha contra el calentamiento global. A priori, diríamos que los rascacielos están reñidos con la filosofía eco, pero el arquitecto italiano Stefano Boeri no para de desafiar ese prejuicio con la construcción de sus bosques verticales. Conocíamos los de Milán y, ahora, podemos verlos en Nanjing (China).

Pronto se inaugurarán las Naijing Towers, en la ciudad china del mismo nombre: una torre de 200 y otra de 107 metros, llenas de vegetación. En concreto, más de 1.000 árboles y casi 2.500 arbustos de 23 especies locales. La torre más alta albergará oficinas, un museo, un bar con terraza y una escuela de arquitectura. La más pequeña será un hotel Hyatt con 247 habitaciones y una piscina en su azotea. Se inaugurarán en 2018.

Bosco Verticali

Estas dos edificaciones siguen la estela del Bosco verticale de Milán, también del diseñador italiano, cuya construcción comenzó en 2008 y se completó en 2014, con un coste total de 65 millones de euros. Las torres milanesas son algo más bajas (110 y 80 metros, divididos en 27 plantas). Además, en la ciudad italiana es posible vivir en estas torres de forma permanente, ya que parte de su espacio se destinó a apartamentos.

Imágenes | Stefano Boeri Architetti.

En Trendencias | ¿Lo último en arquitectura? Vestir a los edificios

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio