Publicidad

15 zapatos que han marcado historia (y que recordaremos para siempre)
Zapatos mujer

15 zapatos que han marcado historia (y que recordaremos para siempre)

Publicidad

Publicidad

¿Alguien más siente amor irrefrenable hacia los zapatos? No todas somos como Carrie Bradshaw pero nos podemos poner en su piel en sus pies y entender que haya zapatos que nos vuelvan completamente locas. Hay zapatos tan icónicos que definitivamente han marcado historia y todo el mundo los identifica al instante cuando los ve. Estos zapatos merecen estar en la lista de los zapatos más importantes de la historia.

Las Converse All Stars

Las Converse All Stars fueron creadas a principios de los años 20 como unas zapatillas de deporte para baloncesto. Su diseño de lona y con suela y puntera de goma apenas ha cambiado desde entonces. Fueron creadas por Charles "Chuck" Taylor, un jugador de baloncesto semiprofesional.

Se volvieron a poner de moda en los años 80 y los 90 por su estilo retro y desde entonces su popularidad ha sido imparable, reinventando su diseño de infinitas maneras.

Las cuñas arco iris de Salvatore Ferragamo

Diseñadas en 1938 para Judy Garland, Salvatore Ferragamo, el zapatero de las estrellas, creo un diseño icónico en los colores del arco iris con mucha plataforma realizada en corcho y cubierta de ante.

Recientemente la firma italiana reinventó un modelo sostenible de aquel diseño hecho en crochet. Un zapato inolvidable que trasciende décadas.

Los zapatos rojos de Dorothy del Mago de Oz

El musical en el que participaba Judy Garland se estrenó en 1939, pero aún nos seguimos acordando del Mago de Oz y de esos zapatos de lentejuelas rojas con poderes mágicos para volver al hogar. Un zapato reinventado en infinidad de ocasiones. Constituyen uno de los objetos más valiosos de la historia del cine (se calcula que su precio ascendería a más de un millón de dólares), y fueron robados del Museo Judy Garland para ser recuperados por el FBI.

Las bailarinas de Audrey Hepburn

Bailarina Audrey Hepburn

Antes de convertirse en una estrella de Hollywood, Audrey Hepburn fue una excelente bailarina. Y estos zapatos no solo le acompañaron en el baile sino que también formaron parte de la imagen icónica de sus películas. Su colección de bailarinas fue subastada en 2017, alcanzando precios por encima de los 2.000 euros.

Los zapatos bicolor de Chanel

Unos zapatos que no pasan de moda y que Coco Chanel inventó como ideales para alargar las piernas: el color nude hace el efecto óptico de una pierna infinita, mientras que el color negro de la puntera consiguen hacer el pie más pequeño.

La popularidad de los zapatos bicolor de Chanel sigue intacta en el siglo XXI pese a que se lanzaron en 1957. Su versatilidad hacen que vayan bien con todo y para todas las ocasiones y celebrities como Catherine Deneuve, Romy Schneider, Brigitte Bardot, y Jane Fonda han llevado estos preciosos zapatos (con tacón o en forma de bailarinas).

El zapato Pilgrim de Roger Vivier

Zapatos Belle De Jour

Inspirado en los peregrinos que llegaron a América, el zapato con la hebilla de metal cuadrada fue diseñado en 1965 por Roger Vivier. Catherine Denueve los convirtió en leyenda al lucirlos en la película Belle de Jour en 1967. Pronto se convirtieron en zapatos de culto y se vendieron más de 200.000 zapatos en solo un año. Aunque tenga más de 50 años, la actriz y sus zapatos siguen siendo un icono de estilo.

Las botas militares Dr Martens

Creadas en 1960, se convirtieron pronto en un símbolo primero de los skinheads y después del movimiento punk, aunque las han utilizado también los mods y los grupos grunge. Su diseño apenas ha cambiado a lo largo de las décadas porque son cómodas, resistentes y el compañero perfecto de los conciertos de música.

Los Jimmy Choo de la Princesa Diana

Diana Jimmy Choo

Desde 1990 hasta el momento de su muerte en 1997, el zapatero Jimmy Choo creó innumerables zapatos para la Princesa Diana, consiguiendo así que sus zapatos se convirtieran en objeto de culto. El diseñador de origen malayo trabajó mano a mano con Diana de Gales para encontrar los zapatos perfectos para cada ocasión.

Las botas altas de Julia Roberts en Pretty Woman

Pretty Woman

Altas hasta el muslo, con altísimo tacón puntiagudo y en charol negro, las botas que llevaba Julia Roberts en la taquillera película nos conquistaron para siempre.

Los Christian Louboutin de suela roja

Christian Louboutin

Fueron diseñados en 1993 y su impactante suela roja pronto se convirtió en superventas. El zapatero quería algo que destacara en los zapatos, y al ver una laca de color rojo de una trabajadora, lo cogió y pintó la suela de ese tono. El resultado: un éxito pese a que el distintivo de los Christian Louboutin ha sido objeto de múltiples batallas legales.

Las plataformas de las Spice Girls

Spicegirls

Subidas a las alturas, estas cinco chicas inglesas revolucionaron el mundo. Las plataformas de sus botas Buffalo alcanzaron niveles increíbles, y con el revival noventero que estamos viviendo, amenazan con volver de nuevo.

Las botas UGG

Los primeros que las pusieron de moda fueron surfistas australianos en los años 60 para abrigar sus pies tras coger olas, pero las botas UGG vivieron su boom a principios del siglo XXI, en 2004 se vendieron nada menos que 100 millones de dólares. Hemos visto con ellas a muchísimas celebs y hoy se reinventan año tras año (incluso en forma de sandalia) para seguir su éxito.

Las botas Hunter en Glastonbury

Botas Hunter

Kate Moss paseaba con sus botas Hunter llenas de barro por el festival de Glastonbury de 2005 y consiguió que se convirtieran en imprescindibles en los festivales de música. Su carácter campestre y resistente a la lluvia las convierte en un básico los días de lluvia.

Manolo Blahnik y Carrie Bradshaw

Manolos

Eran los zapatos favoritos de Carrie Bradshaw y dignos de tener nombre propio. Los manolos más famosos son el modelo azul con el que Mr Big se declaró. En la película de Sexo en Nueva York completaban el look de boda de Carrie Bradshaw quedando para siempre en nuestra memoria.

Los zapatos armadillo de Alexander McQueen

Cuando salieron en la pasarela del diseñador Alexander McQueen en 2010 (su último desfile antes de su fallecimiento), hicieron tambalear los cimientos del mundo de la moda. Con sus 30 centímetros de altura, no dejan indiferente a nadie. Su diseño recuerda a cómo colocan las bailarinas los pies en punta, y su forma y dibujo de la piel se parecen a los armadillos. Solo se fabricaron 21 pares de estos tacones vertiginosos, que nunca llegaron a venderse en tiendas.

Lady Gaga los lució en el vídeo Bad Romance y su amor hacia ellos quedó de manifiesto cuando su prometido por aquel entonces le regaló tres modelos que compró en subasta por más de 265.000 euros. Tres zapatos que salieron a la venta por motivos benéficos.

Fotos | Gtres

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir