Compartir
Publicidad

"Me gano la vida vendiendo diseños para tejer por internet"

"Me gano la vida vendiendo diseños para tejer por internet"
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tal vez la palabra tejedora puede recordarte a tu abuela, pero nada más lejos de la realidad. Empresas especializadas como We are Knitters, que vende kits para tejer, han surgido en los últimos años tras la demanda de este hobby que está más de moda que nunca. Handmade es una palabra en auge en la era millennial, y estas cuatro mujeres lo saben. Ellas venden sus diseños para tejer por internet para dar a los que quieren crear sus propias prendas las herramientas para conseguir ropa original sin perder estilo.

No hablamos de gente que vende prendas hechas a mano, sino de mujeres que diseñan y crean un patrón que venden en internet para que cualquiera pueda replicarlo. Es como si nos dieran una receta de cocina para crear el plato, solo que esta vez el plato es un precioso jersey o una bufanda calentita. Hay patrones de todo lo que puedas imaginar: un top crop, unos calcetines, un gorro de invierno, un cardigan y cualquier cosa que se te ocurra que pueda ser susceptible de tejerse.

Soraya (35 años), directora de la revista Bellota

Soraya Venta De Disenos Tejer Por Internet

“La primera vez que cogí unas agujas fue con unos 13 años, para tejer el muñeco de la portada del Goo de Sonic Youth.” Soraya estudió Historia del Arte y siempre le ha gustado la moda y el diseño. Hace un año, pidió una excedencia en su trabajo, se mudó a Francia y comenzó a vender sus patrones. “Ahora, además de diseñarlos, dirijo la primera revista de patrones de punto en castellano, Bellota, y empiezo darme cuenta de que no podría haber tomado mejor decisión.”

“Mi proceso creativo abarca desde ver una serie tomando notas a hacer un millón de bocetos hasta que doy con la prenda que quiero. Por ejemplo, ahora estoy viendo la serie de Las escalofriantes aventuras de Sabrina para crear un jersey inspirado en los outfits de la serie. Una vez que tengo el diseño, necesito que 3 o 4 tejedoras testeen mis instrucciones y si todo va bien... lo subo a la red y cruzo los dedos para que a la gente le guste.”

“Gracias a la nueva comunidad de tejedoras que hay en todo el mundo y a muchos diseñadores modernos, la gente ha visto que tejer no tiene porque quedarse en el simple jersey ochentero.” Soraya sostiene que antes se tejía por necesidad y ahora, por puro capricho. “Hacer un jersey a mano con una lana de calidad oscila entre los 60 y los 200 euros. No es algo que se teja porque no hay alternativa. Se teje como reivindicación a lo hecho a mano, a lo artesanal y, en muchos casos, como lucha contra las grandes superficies gracias a movimientos como #makeyourownwardrobe”.

Cecilia (41 años), la cabeza pensante de Mamma! Do It Yourself

Cecilia siempre estuvo ligada al arte desde pequeña y comenzó a tejer crochet a los 15 años. “Cuando comencé a tejer mis primeras prendas, blusas y bikinis, todas mis amigas querían que les tejiera algo”. Siempre ha vivido de lo que construía con sus manos, pero no fue hasta que tuvo a su segundo hijo cuando decidió cambiar su rumbo creativo y pasó de vender productos físicos a vender el cómo se hace desde Mamma! Do It Yourself, su proyecto actual.

Cecilia Mama Do It Yourself Vender Disenos Por Internet 2

“Cuando tenía mi marca de ropa para bebés y niños, mi producción era artesanal pero a la vez muy repetitiva. Llegó un momento en que yo quería tejer cosas diferentes, experimentar y crecer, y comencé a investigar el mundo del patronaje de prendas tejidas porque pensé que yo también podía hacer diseños desde casa, a mi ritmo y cerca de mis hijos.”

¿Cómo lo hace? “Después del primer boceto en el proceso creativo, vienen los cálculos, la elección del material y los colores. Una vez ya tengo todo, comienzo a tejer mientras voy tomando apuntes y sacando fotos del proceso. Escribo el borrador del patrón y se lo envío a mi equipo de testers, que me informan de cualquier error que pueda haber en el borrador. Cuando está corregido, está listo para publicar en un archivo descargable para que cualquier tejedora del mundo pueda tejerlo”.

"Tejer es una buena manera de poder vestir con una prenda que realmente te guste, elegida a conciencia, realizada con hilados de buena calidad, y además hecha por ti misma"

Cecilia utiliza un precio estándar para sus diseños, que se inspiran en sus viajes, experiencias y hasta en libros o películas y a día de hoy, vive de vender sus diseños en internet, de su tienda de ovillos y lanas y de dar talleres de crochet online y por toda España. “Creo firmemente que si yo puedo hacerlo, toda persona que quiera y se esfuerce, también puede.”

“Las personas que compran mis patrones valoran lo hecho a mano. Tejer les aporta estabilidad y un momento de conexión consigo mismas que no logran con ninguna otra actividad. Todo el mundo es creativo, es un don con el cual nacemos. Sólo necesitas momentos de conexión con tu ser más profundo y encontrarás tu inspiración.”

Cecilia Mama Do It Yourself Vender Disenos Por Internet

Joji (38 años), diseñadora a tiempo completo

Esta argentina diseña sus patrones para tejer y los vende por todo el mundo. Lleva desde los 20 tejiendo y, aunque es médica, cuando fue madre decidió dejar su profesión y dedicarse a su trabajo de diseño a tiempo completo. “Siempre supe cómo 'calcular' o 'hacer la receta' para un sweater. Mi madre me había enseñado cómo calcular la tensión y tomar en cuenta mis medidas para diseñar mis propios jerséis.” Pertenece a una amplia comunidad de tejedoras que cuelgan sus diseños en Ravelry.

Joji Vender Disenos Tejer En Internet

Encuentro inspiración en la moda para crear diseños que sean atractivos visualmente pero a la vez entretenidos de tejer. Una vez decido qué voy a diseñar y qué colores usaré, me pongo manos a la obra. Tejo mi prototipo y luego escribo las instrucciones para poder publicarlas online.”

Olga (44 años). Knit, Don't Kill y sus lanas teñidas a mano

Enseñaron a Olga a hacer ganchillo con 5 años, pero no fue hasta los 40 cuando aprendió a tejer con dos agujas. A día de hoy no se dedica a full time a este mundillo, pero hace sus pinitos en él vendiendo lanas teñidas a mano en su página web Knit don´t kill. Trabaja en marketing y comunicación y comenzó vendiendo algún diseño y prenda hasta en EEUU.

“Cuando era adolescente quería dedicarme al diseño de moda y hasta que empecé a trabajar, gran parte de mi ropa me la hacía yo.“ Olga no se dedicó a su pasión pero siempre soñó con acercarse en algún momento al mundo de la moda. “Un día publique en Twitter la foto de un chal que hice para mí y a los 15 minutos alguien me preguntó si estaba en venta. Lo más divertido fue negociar el precio. Yo pedí una cantidad que me parecía alta. Me dijeron que no es un precio justo y me ofrecieron un 50% más. Para mi fue una señal. Entendí que si haces las cosas como si fueran para ti, probablemente encuentres gente que lo sepa valorar.”

“Los millennials han traído una tendencia de consumo muy positiva: quieren saber qué tiene de especial la prenda que llevas. De ahí nacen tendencias como el raw denim, el auge de las pequeñas marcas o el consumo ético.”

Desde ese momento entendió que existen personas que, en la moda, quieren algo especial y único. “Trabajo solo con lanas teñidas a mano. Incluso si tejes 10 veces la misma bufanda sencilla con lanas teñidas por el mismo artesano, utilizando los mismos colores, el resultado son 10 bufandas diferentes. Es como jugar con un caleidoscopio: son los mismos trocitos de cristales, pero la imagen que ves no se repite nunca.”

Aunque sus diseños son para amigos y solo por encargo, sabe que tejer se ha puesto de moda. “Antes, un jersey tejido a mano era un regalo que te hacía tu abuela y que te sentías obligado a ponértelo cuando venía a verte. Ahora un jersey tejido a mano es, probablemente, un diseño de Junko Okamoto, hecho con lana rústica de Moeke Yarns y tejido por ti o por alguien que te quiere mucho durante 70 u 80 horas.”

Hay quien dice que tejer es adictivo, que relaja, que hace que desconectes y que aumente tu creatividad. Después de hablar con estas cuatro mujeres, he descubierto que tejer es también una forma de arte y que gracias al talento y la pasión, se consiguen resultados tan maravillosos como sus diseños.

Foto| We are Knitters

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio