El 73% de los trabajadores se estaría planteando en serio dejar su trabajo, según un informe

El 73% de los trabajadores se estaría planteando en serio dejar su trabajo, según un informe
Sin comentarios

Si dormimos, de media, unas ocho horas al día, eso significa que pasamos unas 112 horas despiertos a la semana. De estas, muchas personas en el mundo pasamos 40 semanales en el trabajo (más el tiempo que dediquemos a ir y volver y a pensar en el trabajo). Así que nuestro empleo es el sitio donde pasamos la mayor parte de nuestro día. Es por ello que es tan importante la calidad del tiempo que pasamos en él y por lo que llama la atención los resultados de una encuesta realizada por el portal Joblist: casi tres cuartos de los trabajadores estrían pensando de forma activa en dejar su puesto.

Se trata de un estudio llevado a cabo en Estados Unidos en el que han participado 26.000 personas contestando preguntas tales como: si ya han renunciado a un trabajo, cómo de duro encuentra el mercado laboral actual y sus razones para dejar el trabajo.

En un sondeo en particular, en el que participaron 3.000 personas, se lanzó la cuestión de si estaban pensando de forma activa en dejar su trabajo. La encuesta reveló que el 73% de los 2,099 encuestados que respondieron lo hicieron de forma afirmativa. Además, más de un cuarto de ellos afirmó que se sentirían cómodos haciéndolo sin tener ya otro esperando.

Lagos Techie Igur1ix0mqm Unsplash

El sector más afectado por este pensamiento es el hostelero, con el porcentaje más alto de trabajadores planteándose dejarlo. Nada más y nada menos que el 77% de los encuestados ha admitido querer renunciar a su empleo.

Según el informe de Joblist, los salarios bajos y "querer seguir una nueva trayectoria profesional" son los dos motivos principales por los que antiguos empleados de la hostelería han objetado que no volverían a trabajar en dicha industria.

Cada vez es más habitual escuchar hablar del burnout o síndrome del trabajador quemado, que se da debido a un estrés laboral prolongado no resuelto y que nos produce cansancio extremo, pensamientos negativos y bajo rendimiento. No es de extrañar que, a veces, la única solución posible parezca la de dimitir en el trabajo.

El problema es que una cosa es plantearse dejar el trabajo y otra cosa poder hacerlo. Para muchos el sueldo solo permite vivir al día sin dejar mucho margen de ahorro. En definitiva, es más fácil decirlo que hacerlo pero posible.

Fotos | Unsplash

Temas
Inicio