Publicidad

Los distintos estados de un fashionista en época de rebajas (en versión GIF)
Tiendas

Los distintos estados de un fashionista en época de rebajas (en versión GIF)

Publicidad

Publicidad

Con la llegada de la Navidad hay un evento que muchas lo esperan desde hace meses: la época de rebajas. Toda la temporada de Otoño-Invierno al 50% de descuento para que podamos hacernos con todo aquello que no necesitamos por mucho menos. Y aunque nos hagamos listas de lo que necesitamos y lo que no, al llegar a casa nos damos cuenta que somos débiles y no hemos podido resistir la tentación de adquirir según qué chollos. Hoy os mostramos los distintos estados de una fashionista en plena época de rebajas.

Encuentras una prenda a un precio muy bajo

Es posible que no lo necesite pero ¡qué descuento! Es una oportunidad que no debo dejar escapar. Sí, ese pensamiento lo hemos tenido todas y llegar el primer día de rebajas y encontrar una prenda a más del 60% de descuento es un subidón de adrenalina como pocos.

Cuando esperas que miren la disponibilidad de una talla

Llevas meses esparando comprarte esas botas de ahí, pero no llegas a su precio real. Es por eso que el primer día de rebajas estás a primera hora en la puerta esperando a que abran la tienda y de repente, ¡badaboom! Están todos los números menos el tuyo. Como la esperanza es lo último que se pierde corres los 100 metros lisos para asaltar a una ya estresada dependienta para que te mire si hay disponibilidad... Esos momentos son cruciales.

Cuando finalmente la encuentras

Has tenido suerte, se quedaron un par en el almacén y son los únicos que quedan. ¡Jackpot! No te crees ni tú la suerte que tienes, y es posible que después de esta compra vayas a comprar un boleto de la ONCE...

Cuando llegas a casa y todo te queda bien

Te estresan las colas, la muchedumbre y el tener que esperar, es por eso que coges todo lo que te apetece y te entra por los ojos a sabiendas que horas más tarde volverás a la tienda a devolver. Pero al llegar a casa los planetas se han alineado a tu favor y todo te ssienta maravillosamente bien. Eso es tener buen ojo y lo demás son tonterías.

Cuando el Zara de turno está vacío

Tienes un tiempo libre entre reunión y reunión y decides entrar en un Zara... De repente te das cuenta de la tranquilidad que se repsira y de que tienes toda la sección de rebajas para tí sola. ¡No es un sueño! Así que tómatelo con calma y examina cada una de las perchas para encontrar aquel tesoro que andas buscando.

Cuando encuentras lo único que buscabas

Solo quieres una cosa, la tienes fichada desde hace tiempo y no quieres perder el tiempo probándote cosas que no necesitas. Vas a tiro hecho a sabiendas que quizás te quedas con las manos vacías. Pero cuando estás a punto de tirar la toalla una dependienta llega con un burro de ropa y cuelga en frente de tus narices eso que anhelabas. ¡VICTORIA!

Entrando en la zona de nueva colección

Alerta roja, alerta roja. Ves una chaqueta que no tenías controlada y te enamoras por completo. Buscas su precio rebajado pero no ves esa pegatina con el precio modificado que tanto nos gusta... Alarmada miras alrededor y lo ves todo ordenado. ¡Peligro! Estás en zona de la nueva colección y es mejor alejarse rápidamente.

En Trendencias | Día 'R' (rebajas): primeras impresiones de los descuentos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir