Compartir
Publicidad

Alexander Wang sienta en su front row a Sophia, la primera robot con ciudadanía, y la viste para la ocasión

Alexander Wang sienta en su front row a Sophia, la primera robot con ciudadanía, y la viste para la ocasión
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Alexander Wang ha presentado este fin de semana en Nueva York su colección de otoño 2019. Sin embargo, en esta ocasión no han sido las celebridades sentadas en la front row las que se han llevado todos los flashes...

Te presentamos a la nueva starlet. Se llama Sophia y es la robot humanoide con inteligencia artificial más avanzada del mundo. Está inspirada en la actriz Audrey Hepburn y, aunque fue creada por la compañía Hanson Robótics en Hong Kong, es ciudadana saudí. De hecho, es el primer robot con ciudadanía.

Ha sido diseñada para aprender el comportamiento humano y adquirir habilidades sociales y la verdad es que, a pesar de haber sido activada hace tan solo dos años, no le va nada mal... Ya ha concedido entrevistas por todo el mundo, ha tenido una cita con Will Smith y ahora Alexander Wang ha confiado en ella para dejarla vestir una prenda inédita.

Se trata de una bandana al estilo Axel Rose que Sophia lució anudada al cuello y que luego se pudo ver sobre la pasarela. Un privilegio que el diseñador solo concede a los más VIP.

La robot completó su outfit con un blazer de estilo masculino con corazones hechos de imperdibles en las mangas. No es la primera vez que Sophia muestra interés por la moda. En su Instagram la hemos podido ver encantada con su bolso de Gucci, asistiendo a la Semana de la Moda de Shanghái o incluso siendo portada de la revista Cosmopolitan. También ha declarado que en cuestión de estilo le gusta experimentar así que no es de extrañar que siguiera con tanta atención el desfile, tal y como se puede apreciar en este vídeo grabado por otro invitado.

También tuvo oportunidad de prácticar algunas de sus más de 50 expresiones faciales con la modelo Adesuwa.

Los robots en el mundo de la moda se remontan a la colección de primavera 1999 de Alexander McQueen, cuando dos máquinas industriales, normalmente empleados para pintar coches, rociaron de negro y amarillo a la modelo Shalom Harlow sobre una plataforma circular giratoria.

Más recientemente, Philipp Plein presentó su colección de otoño-invierno 2018/19 con la modelo Irina Shayk cogida de la mano de un robot. Hasta Karl Lagerfeld disfrazó a sus modelos de robots durante el desfile de primavera-verano 2017 de Chanel en una metáfora de que la firma es eterna.

Balmain ha sido la última casa en sumarse a esta tendencia. El pasado agosto presentaba a sus nuevas modelos virtuales, creadas por el fotógrafo Cameron James Wilson. El mismo que ya inventara a Shudu, la primera maniquí generada por ordenador y que ha aparecido en campañas de Fenty Beauty y en editoriales para Vogue Australia.

Aunque ni siquiera Shudu alcanza la fama de un millón y medio de seguidores en Instagram de Lil Miquela, la influencer adolescente, creada por una start up secreta, que pasea por Los Angeles, apoya causas benéficas y se hace selfies con sus amigos sin existir.

¿Supondrá la presencia de Sophia en el front row un antes y un después como lo hizo en su momento la de las blogueras como Chiara Ferragni? No es tan descabellado pensar que las periodistas de moda compartirán asiento con los robots. La redacción de Los Angeles Times ya cuenta con un redactor robot en plantilla. En 2014 se convirtió en el primer "periodista" en dar la noticia de un terremoto ocurrido en California. Tardó solo 3 minutos.

Foto: Instagram Alexander Wang.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio