Publicidad

El último fenómeno de TikTok: adolescentes amish y menonitas que comparten con sus miles de seguidores cómo son realmente sus vidas

El último fenómeno de TikTok: adolescentes amish y menonitas que comparten con sus miles de seguidores cómo son realmente sus vidas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No son muchos los amish y menonitas con cuenta en TikTok pero, por muy surrealista que pueda parecer, la red social de la generación Z se ha convertido en una aplicación relativamente popular entre los adolescentes de estas herméticas comunidades. Sobre todo, si tenemos en cuenta que se trata de grupos etnoreligiosos caracterizado por resistirse a adoptar comodidades modernas y mantener muy poco contacto con el mundo exterior.

Pero antes de nada, vamos a contestar la pregunta que te estás haciendo. Y es que, siendo su principal característica distintiva el rechazo a la tecnología y haciendo muy poco uso de la misma, ¿cómo es posible que haya adolescentes amish con móvil? Es algo que se explica porque, entre los 16 y 20 años, los adolescentes viven su "rumspringa", un periodo en el que tienen permitido experimentar e interactuar con el mundo de una forma más aperturista. De este modo, a los 20 años pueden decidir si siguen formando parte de la comunidad o eligen seguir otro estilo de vida.

En lo que respecta a los menonitas, existe una corriente denominada "menonitas de nueva orden" cuyos seguidores están más abiertos a la vida moderna así que, dentro de este grupo, hay quienes tienen televisión y teléfono.

Rebecca Fisher, Amish Boy Rumspringa, Annie Mast o sherluvzpink son algunos de los adolescentes cuyas cuentas en TikTok se han viralizado por mostrar cómo es realmente el día a día de un adolescente que vive como si poco hubiera cambiado desde el siglo XVIII. El contenido es fácilmente rasteable a través de hashtags como #amish, #Amishforreal o #rumspringa.

Lo cierto es que, si no fuera por la vestimenta de sus usuarios o el entorno rural vintage en el que se graban, el contenido que estos jóvenes sube a TikTok no se diferenciaría en nada al resto de vídeos que se suben a diario a la plataforma. Al menos, en lo que respecta al formato. Participando de memes, playbacks, coreografías y tutoriales de belleza como cualquier otro tiktoker.

Todavía es pronto para hablar de cómo está afectando en la comunidad el hecho de que algunos de sus miembros más jóvenes se estén haciendo famosos en la red social o cómo les influye a la hora de tomar la decisión final de la rumspringa. Lo que sí se conoce ya es el primer caso de una usuaria, AmishRebel, a la que se le obligó a elegir entre su móvil y la comunidad. Eligió lo primero.

Ella misma ha contado a través de esta plataforma cómo ha sido su salida de la comunidad amish en la que se crió, tras llevar meses subiendo tiktoks a escondidas de su familia. Además de contestar preguntas sobre cémo es ser amish o hacer playbacks.

Otra cuenta muy popular es la de Lee Langford, con más de 30.000 seguidores, sus vídeos acumulan miles de visitas y es, tal vez, el perfil en el que se refleja el estilo de vida amish más tradicional. Por ejemplo, en uno de sus tiktoks, el adolescente juega al baloncesto mientras al fondo puede verse el carruaje de la familia. También se le puede ver dando un paseo en él, mientras un caballo tira del carro, o trabajando en la cuadra.

TikTok es una plataforma centrada en la creación de vídeos cortos que utiliza una estética y lenguaje muy característico, al que a muchos les cuesta pillarle el punto. Sin embargo, también se caracteriza por se runa red social que ha conformado una de las comunidades más positivas de la red. 

Y es que no se centra en compartir la vida de sus usuarios desde el postureo sino en que estos se exhiban de otra forma más creativa, como bailando, haciendo lip sync o creando clips humorísticos. Desde luego, solo por poder ver de primera mano cómo es ser un adolescente amish, sin prejuicios, merece la pena hacerse una cuenta y echarle un ojo.

Fotos | TikTok.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir