Publicidad

Lana del Rey

Publicidad

Publicidad

Noticias de Lana del Rey en Trendencias

Vamos a dejarlo en elecciones controvertidas en vez de poner directamente peor vestidas. Esta pasada noche en la Gala del MET ha habido vestidos que a un primer vistazo no nos han gustado. Precisamente, son las elecciones más arriesgadas, y a mi personalmente, me gusta que las Alfombras Rojas ofrezcan novedades, riesgo, en vez de elecciones aburridas. Pero la línea entre el bien y el mal es en ocasiones muy fina y algunas la han traspasado. Veamos quienes no han acertado en su elección. Y vosotras decidiréis quién es la peor vestida de la noche.

Christina Ricci de Thakoon: mucho lazo para tan poco regalo. No me quiero imaginar cómo se podría sentar la mujer anoche.

Mary-Kate Olsen vestida de su propia firma, The Row: sigo sin entender la extraña afición a vestirse de mendiga que tiene esta muchacha ¡si sólo tiene 25 años y aparenta 70!

Florence Welch de Alexander McQueen: es un vestido que te enamora o te horroriza. Aunque es un poco cortinón de la abuela, va en la línea de la cantante, ella no es convencional, y sus vestidos tampoco.

Coco Rocha de Givenchy vintage: ejercía de anfitriona de la noche con un Givenchy vintage que tiene historia, ya que lo lució Elizabeth Taylor. Lo podía haber dejado en el baúl de los recuerdos, porque no es bonito ni adecuado para la ocasión.

Heidi Klum de Escada: su vestido de encaje malva no es de lo peor pero es que ella tiene poca clase y parece que nunca va mona.

Cameron Díaz de Stella McCartney: el vestido no está mal, pero le hace un poco de culo-carpeta. Otro estilo de vestido habría sido más favorecedor para ella. Menuda saturación de escotes a la espalda, por cierto.

Jessica Alba de Michael Kors: nunca he sido fan del estilo burbuja Freixenet, y aunque ella está guapa con cualquier cosa, me parece demasiada tela dorada para un solo vestido.

Lana del Rey de Joseph Altuzarra: no me la creo con esa capa y ese pintalabios morado, al más puro estilo hermanastra de Blancanieves.

Bianca Brandolini: decir que va exagerada es decir poco. Ese vestido podría servir para la reina del Carnaval de Canarias.

Karolina Kurkova de Rachel Zoe Collection: la elección es muy repetitiva (seguro que os acordaréis de Kate Moss vestida de Marc Jacobs en la Gala del MET de 2009), siempre es difícil superar a Kate, y más, de dorado y con turbante.

Kristen Stewart de Balenciaga: no me disgusta como va, aunque la elección no sea la mejor para una gran noche, pero su actitud de “me gustaría estar muy lejos de aquí“ lo estropea todo.

Anja Rubik de Anthony Vaccarello: su elección está siendo muy criticada por dejarse olvidada la ropa interior en casa y por enseñar demasiada carne, o mejor dicho, demasiado hueso. Sus omoplatos y su ya famosa y photoshopeada cadera (utilizada para la portada de Demi Moore, ¿os acordáis?) son los más criticados en estos momentos en todo el planeta de la moda.

Chloë Sevigny de Miu Miu: otra de la que vemos más de lo que quisieramos ver, con su vestido muy Paco Rabanne años 60. Mira que me duele incluirla en la lista, pero esa ropa interior al aire, como que no.

Beyoncé de Givenchy Alta Costura: adoro el vestido, pero igual las transparencias eran excesivas. ¿Qué opináis?

Cargando…

Fotos | GTres En Trendencias | Las estrellas del pop tampoco se perdieron la gran Gala del Met 2012 En Trendencias | Alfombra Roja de la Gala del Met 2012: el cine también entiende de moda

Publicidad

Inicio