Compartir
Publicidad
Publicidad
Así son las empresas que no dejan tener relaciones a sus empleados
Sexo y Relaciones

Así son las empresas que no dejan tener relaciones a sus empleados

Publicidad
Publicidad

¿Has sentido alguna vez algo por alguien del trabajo? ¿Os habéis intercambiado miradas furtivas y organizado encuentros secretos?

Pues en algunas empresas ese secretismo no es sólo una manera de permanecer a salvo de las mirada de los más cotillas. Es la única manera de proteger tu puesto de trabajo.

La ley es muy clara: las relaciones afectivas entre compañeros de trabajo no son una causa de despido. Pero la realidad es otra y en la actualidad sigue habiendo trabajadores que sufren el despido, acoso o son denigrados por esta causa. Hemos hablado con varias personas (que quieren guardar el anonimato), para saber cómo son estas situaciones. Y también hemos consultado con expertos que nos explican cuáles son las razones por las que en algunas empresas el amor en el trabajo está prohibido.

Cuando Concha, una creativa de una multinacional de publicidad, le dijo a su jefe que se había enamorado de Daniel, uno de sus compañeros de departamento, y que estaban pensando en comprometerse no se imaginaba qué le diría exactamente, pero desde luego nada de de lo que pasó a continuación. "Si dejas que esto afecte a tu trabajo o enturbia el clima del departamento, tendré que despedirte", amenazó.

A Raúl, un comercial de una multinacional norteamericana, directamente le despidieron después de que empezara a salir con Ana, otra comercial de la compañía, pero ni él la supervisaba ni estaban en el mismo departamento. "Además, intenté mantener mi relación completamente separada de mi trabajo. Es una violación de mi vida personal".

En determinadas empresas los romances entre compañeros de trabajo están en el punto de mira y las razones van mucho más allá de tomar precauciones de cara a posibles casos de acoso laboral, también hay una preocupación porque dicha relación afecte a la productividad o altere el clima laboral, como nos comenta Sonia R. Muriel, responsable de RRHH y autora de un blog especializado en el tema.

Esta experta también nos comenta que las relaciones entre compañeros se encuentran dentro del ámbito del libre desarrollo de la personalidad, reconocida en la Constitución y, en consecuencia, un despido por un romance sería nulo. Al menos en España, donde el artículo 17 del Estatuto de los Trabajadores prohíbe cualquier discriminación basada en vínculos de parentesco, nos explica.

En algunos países de Latinoamérica algunas sentencias judiciales han considerado este tipo de despidos justificados cuando ha habido una alteración del clima laboral de la compañía, como en el caso del empleado de Panamco Colombia S.A que fue portada de los medios nacionales. Y en Estados Unidos también está prohibido, pero las empresas tienen la posibilidad de hacer firmar por contrato privado a sus empleados que están de acuerdo con su política de relaciones interpersonales, lo que les obliga a reportar que tienen una relación y a cambiar de trabajo en un periodo de tiempo.

En España las relaciones sentimentales entre compañeros se encuentran dentro del ámbito del libre desarrollo de la personalidad, reconocida en la Constitución. Sonia R. Muriel, responsable de RRHH.
Goodwife S3 2100

"En el ámbito anglosajón está muy extendido eso de los códigos de conducta que establecen que “idealmente” no se deben establecer relaciones personales dentro del ámbito laboral, por lo que “voluntariamente” uno debe abandonar la compañía o cambiar de departamento", nos comenta Sonia R. Muriel. "Lo de voluntariamente es obvio que no siempre es así y en los peores casos, se acaban convirtiendo en situaciones de acoso laboral para que la persona abandone la empresa".

Las razones para hacerlo es evitar el favoritismo (84%), evitar reclamaciones por acoso sexual (78%), represalias tras una ruptura (72%) u otras como evitar futuras acciones legales o la fuga de información confidencial según un estudio realizado por la consultora SHRM.

Pero, ¿cuál es la realidad?

Ana trabajó durante siete años en una famosa consultoría americana con sede en Madrid: "que estaban prohibidas las relaciones entre los empleados era vox populi, pero yo nunca comprobé si había alguna cláusula sobre el asunto. Estaba a punto de casarme y me daba totalmente igual. Pero sí todo el mundo lo sabía".

Pero a la hora de la verdad según Ana no había ningún problema en tener relaciones dentro de la empresa y en las fiestas de la oficina el coqueteo era evidente: "había líos, como en todas partes. Varios de mis compañeros de departamento salían con personas de la misma empresa. Pero la verdad es que no estaban en el mismo departamento y dos de las parejas acabaron en matrimonio".

Greyantmy Y1 003a L

En España no se puede prohibir expresamente las relaciones en las empresas. Eso sí, los empresarios, ejerciendo su capacidad para organizar su empresa pueden tomar medidas para evitar dichas relaciones o, en el momento de detectar un caso de estos, tomar medidas como trasladar de puesto de trabajo, siempre que no suponga una modificación sustancial de tu jornada laboral o condiciones económicas.

O también pueden hacerte la vida imposible. Como le ocurrió a Elena.

"Conocí a mi pareja en la primera empresa en la que trabajé, era una consultora pequeña. A los pocos meses de empezar me asignaron uno de los clientes más importantes y estaban tan contentos con mi trabajo que me plantearon hacerme un contrato indefinido cuando finalizara el que tenía en ese momento y me felicitaron. En ese tiempo me enamoré de un consultor senior y después de unos meses planteamos a la dirección de la empresa que teníamos una relación sentimental, que íbamos en serio, que nos íbamos a vivir juntos y que al año siguiente nos casaríamos, como así fue".

Ar 302219869

Según nos cuenta Elena, la crisis que se generó internamente en la empresa fue importante: " malas caras, críticas y ataques constantes contra mí y se inició un caso de libro de acoso laboral. Pero lo más significativo fue cuando el director general me llamó a su despacho y me dijo que había estropeado mi carrera profesional."

Elena nos cuenta que aquello le hizo sufrir mucho en el momento, pero que también le ayudó a ser más resiliente y a aprender cómo gestionar bien personas: "lo que hicieron fue hacerme la vida imposible para que abandonara la empresa, a pesar de que mi pareja decidió irse poco después de soltar la noticia".

"Al final yo acabé en el psicólogo destrozada y me marché: perdieron a dos buenos profesionales y el caso les generó tan mala fama que llegó a oídos incluso de clientes. Al menos les sirvió para actuar un poco mejor cuando les volvió a suceder otra situación igual años más tarde.", finaliza Elena.

Amor y trabajo: ¿beneficioso para la persona y perjudicial para la empresa?

Los expertos que hemos consideran que conflictos de este tipo pueden ser solucionados con políticas transparentes de supervisión, evaluación de desempeño y ascensos basados en el mérito y conocidos por todos, así como con políticas de control de conflictos de intereses. Además de con Sonia R. Muriel, hemos contado con la experiencia en el área de RRHH de Remedios Miralles, directora corporativa de RRHH de Grupo Peñarroya y la cadena hotelera Holiday World, premiada como mejor directiva de RRHH a nivel nacional dentro de la categoría de mediana empresa en el 2016 y un referente en temas de conciliación e igualdad.

La productividad y los malentendidos suelen ser las causas principales por las que algunas empresas tienen una política contra las relaciones entre trabajadores, según nos comenta Remedios Miralles: "yo creo que aluden a esta prohibición por considerar que podría afectar a su desempeño laboral o modificar la correcta armonía en el departamento, en el caso de ser una relación entre empleados del mismo nivel. Incidiendo en una reducción de productividad. Las empresas se preguntan ¿qué pasa si se pelean, si discuten, si rompen…? como afrontarlo?"

Will And Alicia Elevator

Remedios también nos hace hincapié en la dificultad que hay en las relaciones que se establecen entre jefes y subordinados, como ya os contamos en este artículo: "cuando se trata de un empleado con un superior jerárquico, las alarmas se disparan mucho más y con mayor intensidad por considerar que se puede dañar la imagen de la compañía", explica esta profesional de los RRHH, "y que podrían producirse conflictos de intereses por verse alterada la autoridad o puesta en entredicho la jerarquía superior o crear problemas de disciplina."

Aunque es inevitable preguntarse si existe algún caso en el que esté plenamente justificado que la empresa decida despedir a un trabajador en estos casos: "si el motivo de despido es únicamente la existencia de la relación sentimental y esta relación es consentida y entre adultos, se podría entender como una intromisión en la vida privada. Me pregunto que es peor tener “una relación sentimental” con un empleado? O con una persona que sufra algún trastorno psíquico por poner un ejemplo?? Que incide más en tu trabajo y en tu rendimiento…?", nos explica Remedios.

Si el motivo de despido es únicamente la existencia de la relación se podría entender como una intromisión en la vida privada. Remedios Miralles, responsable de RRHH.

Pero también esta profesional nos aclara que: "únicamente seria justificable un despido si se produjese una bajada considerable del desempeño o cualquier otro incumplimiento establecido en la legislación, pero no por la relación sentimental, sino por no saber llevarla correctamente".

Rs 560x415 131121164003 1024 Greys Anatomy Ls 111213 Copy 2

Aunque el despido no tiene por qué siempre la solución en estos casos. Como nos comenta Remedios puede haber otras soluciones: "La medida más sencilla sería la separación física. Pero cuando no sea posible una separación física porque trabajen en un mismo departamento y se trate de dos personas clave para la organización," aclara "se puede implantar un protocolo de actuación por el que los trabajadores se comprometan a llevar a cabo una actitud profesional y que no afecte a la paz laboral y al rendimiento".

Cuando no es posible la separación física se puede implantar un protocolo de actuación. Remedios Miralles, responsable de RRHH.

Pero también cabe plantearse si existen ventajas para las empresas de que haya empleados que trabajen con sus parejas y cómo puede afectar al clima de manera positiva. Para Remedios Miralles "si es una relación adulta, consciente y responsable , no tiene por qué originar ningún problema muy al contrario, puede aportar ventajas. Estar cómodos, aporta cercanía, confianza esto hará que fluyan más y mejor las ideas y puede propiciar un entorno agradable de trabajo…"

En contrapartida, Remedios nos explica que si la relación desemboca en conflicto se puede producir malestar sentimental, de ánimo, falta de interés por el desempeño, baja productividad… las mismas consecuencias que en cualquier parcela de la vida, pero en este caso la repercusión negativa afecta a la producción de un negocio y las consecuencias son de otra índole. Por lo que no es ético, como persona individual, hacer partícipe a terceros por una elección o situación personal. Como hemos comentado con anterioridad, no es la relación amorsa en sí, sino este tipo de comportamiento que afecta a la productividad, el clima, etc. de la empresa, el que puede ser la razón por la recibir una amonestación. O de un despido.

"La consecuencia más negativa es cuando hay que prescindir de uno de los dos y el otro permanece en la Compañía, es en ese preciso instante cuando si, se pueden advertir consecuencias negativas para la empresa, que no debieran producirse. No deberíamos, como profesionales, llevar algo de la esfera personal al ámbito del trabajo", concluye.

Como nos señala Sonia R. Muriel, una relación del tipo que sea entre dos personas maduras y profesionales, no debería afectar a su trabajo: "en la empresa se debe tratar con naturalidad, sinceridad, transparencia y confianza cualquier asunto, el de las relaciones entre compañeros especialmente. Siempre que se genere un clima de confianza y compromiso no habrá problemas en que la vida personal de las personas afecte a su trabajo."

Fotos | Scandal, The Good Wife, Anatomía de Grey

En Trendencias | El trabajo de nuestros sueños existe: esta empresa te paga por comer chocolate

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos