Compartir
Publicidad
Instagram y los millennial han cambiado la cultura de los tatuajes: cinco tatuadores nos lo explican
Redes Sociales

Instagram y los millennial han cambiado la cultura de los tatuajes: cinco tatuadores nos lo explican

Publicidad
Publicidad

La generación millennial es la más tatuada del mundo y ha conseguido eliminar las connotaciones negativas que nuestras abuelas tienen de los tatuajes. Instagram ha jugado un importante papel en esa visibilización, haciendo de estos dibujos a tinta the new normal. Sin embargo, la red social también ha traído otras novedades a la industria tattoo. ¿Son ahora menos especiales? ¿Se copian más los diseños? Estos cinco tatuadores profesionales nos dan su visión.

El escaparate del siglo XXI

"Si no fuera por él, nunca habría llegado a tatuar en Londres, Amsterdam o Hong Kong."

Instagram es una herramienta maravillosa a la hora de inspirarse, descubrir novedades que nos sacan de nuestra zona de confort y multiplicar por mil nuestra visibilidad. Esto último es algo que la industria del tatuaje ha agradecido especialmente. Meri, una de las tatuadoras kawaii más famosas de España, habla del potencial para ampliar la cartera de clientes y conectar profesionales del sector:

"Instagram ha sido una catapulta para mi trabajo. Si no fuera por él, nunca habría llegado a tatuar en Londres, Amsterdam o Hong Kong. Tampoco podría tener una cantera de clientes tan fuerte como la de Madrid o Barcelona. También me ha dado la oportunidad de conocer a compañeros de profesión a los que admiro. A mí me ha favorecido mucho, el feedback que recibido tanto de followers como de clientes siempre es muy positivo."

Lo mismo opinan Oscar y Chaini, dos de los tatuadores de 1977 Tattoo Parlour en Madrid. Eso sí, con un detalle que convierte la red social en un arma de doble filo:

"Antes solo había revistas y convenciones de tatuajes, poco más. Instagram es una forma de hacerse publicidad uno mismo y te abre muchas posibilidades. Sobre todo porque contacta profesionales del gremio, lo que permite ir a tatuar de guest a estudios en otros países y más promoción. Sin embargo, es muy efímero, el trabajo se valora el tiempo que tardas en darle a like y después se pierde en el muro."

Instagram como portfolio tattoo

Otros profesionales que hemos consultado, como la artista kawaii de Barcelona, Numi Mouse, afirma que "es un portfolio online ideal para mostrar tu evolución. Pero no necesariamente se traduce en un aumento de los clientes." Está claro que hay gente a quien le encanta verlos y admirarlos sin querer hacerse uno. Lo mismo opina Nacho Eterno, que lo considera "una herramienta muy poderosa para publicitarse y enseñar el trabajo, mucho más útil como portfolio que para captar clientes."

Instagram ha matado la originalidad

"Instagram es un arma de doble filo porque permite ver y copiar el trabajo de otras personas."

La exposición de los tatuajes es mucho mayor en Instagram. Tanto por parte del artista que los comparte para dar visibilidad a su arte como por parte de quien los lleva y quiere presumir de su nueva adquisición. La lógica dicta que cuanto más se vea un tatuaje más posibilidades hay de que otro tatuador quiera copiarlo.

Meri, la tatuadora malaguita con los diseños más coloridos y divertidos de España, considera que "a más exposición, más copias del trabajo aparecen como setas." Lo mismo piensa Nacho Eterno, que cree que "Instagram es un arma de doble filo porque permite ver y copiar el trabajo de otras personas."

La personalización sigue siendo demandada

Sin embargo, Numi afirma que "aunque hay más facilidad para copiar, depende de la ética de cada uno." Ese código ético del que habla la tatuadora kawaii y el hecho de que cada artista trata de desarrollar un estilo propio hace que esta fusilación del trabajo de otros no sea lo más común. Al fin y al cabo, el cliente va a llevarlo siempre con él. Por lo que lo ideal es crear algo personalizado y único para él. Así lo aclaran Oscar y Chaini:

"Instagram podría convertirnos en fotocopiadoras. Por eso es importante educar al público. Hay que entender que el tatuaje es un arte, con mucho trabajo detrás. Por eso hay cosas que no se pueden hacer y copiar es una de ellas. Los clientes suelen dejarse aconsejar. Puedes tenerlo igual y seguro que encuentras a alguien que te lo haga. Pero lo ideal es tenerlo original, especial y único hecho para ti. Esa es la gracia del tattoo. Por eso intentamos siempre darle nuestro toque personal."

El fenómeno Pinterest también se aplica a Instagram

En muchas ocasiones, es el propio interesado el que quiere algo que ya ha visto tatuado con anterioridad. Porque teme arriesgarse a que le hagan algo diferente y que no le guste. Porque busca el control absoluto de un proceso artístico imposible de controlar. O quizá porque ya ha visualizado ese dibujo en su cuerpo y no le cabe en la cabeza algo diferente. Esto mata la originalidad.

"A mí me preocupa que haya tanta gente que solo quiere tatuarse cosas que ya ha visto en Internet, puede que cientos de veces. Piensan que es una buena señal. Pero bajo mi punto de vista esto es lo opuesto a un buen tattoo. El tatuaje debería ser algo personal. Un dibujo que un profesional que te encante haya dibujado exclusivamente para ti le da mil vueltas a la copia de lo que Rihanna o cualquier futbolista lleven en su cuerpo." - Meri, tatuadora en Trece Tattoo Málaga.

El tatuador Nacho Eterno afirma que mucha gente "viene con referencias de tatuajes ya hechos", normalmente suyos. Sin embargo, otras veces traen los típicos de Pinterest, los tiny tattoos de tendencia. A ellos se refieren como tatuajes comerciales y lo cierto es que siempre han existido, Instagram solo los ha masificado:

"Se copian más lo tiny tattoos de Pinterest que los tatuajes gordos con mucho trabajo. Los comerciales, como símbolos de infinito o iniciales los ves más repetidos. Pero no es común que alguien quiera un tattoo gordo igual que otra persona." - Oscar y Chaini de 1977 Tattoo Parlour.

Por el contrario, la tatuadora kawaii y manga de Barcelona aporta esperanza al asunto de las copias y la falta de reconocimiento a los diseños originales. Porque ella misma reconoce que aunque muchos "traen referencias de Internet, normalmente me piden ideas originales."

¿Instagram ha beneficiado o no al mundo de los tatuajes?

Tras tener la oportunidad de charlar con profesionales del tatuaje con estéticas tan dispares, podemos decir sin miedo a equivocarnos que Instagram no discrimina por estilos. Tenemos el formato tradicional de Oscar y Chaini, los coloridos diseños de Nacho Eterno y los tatuajes aniñados y kawaii de Meri y de Numi. Y todos ellos hablan de lo mismo, de Instagram como una plataforma para la promoción global más que como una cantera potencial de clientes.

En cuanto a las copias, esta era la desventaja más temida al comienzo del artículo, por la pérdida de la originalidad y el aprovecharse del trabajo ajeno. Sin embargo, nos ha sorprendido gratamente descubrir que el público sigue teniendo ganas de cosas diferentes, propias y únicas que llevar en su piel, más allá del típico símbolo de infinito.

Fotos | @chiaraferragni, @tattoosbymeri, @oscar.c.tattoo, @numi_ltw, @nachoeterno, @chainitattoo, @1977tattooparlour.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio