Compartir
Publicidad
Cómo trabajar el doble y ser diez veces más feliz
Psicología

Cómo trabajar el doble y ser diez veces más feliz

Publicidad
Publicidad

¿Piensas que es posible ser feliz trabajando unas 14 horas?.. Yo te digo que sí. Pero hay un truco (lo he descubierto en Instagram).

Una de las personas que sigo, @cyxodol, publicaba el lunes un post sobre lo poco que le gustaban los fines de semana cuando trabajaba en una oficina. Para ella el sábado no era más que el preludio del lunes. El fin de la jornada laboral tampoco la alegraba. Lo único que significaba era que el principio de una nueva estaba más cerca.

Ahora su vida es muy distinta. Trabaja cuando le da la gana. En su caso esto significa prácticamente siempre. Según sus estimaciones, le dedica el doble de tiempo que antes, unas 14 horas. Podríamos pensar que es algo inhumano, pero todas las noches se va a la cama contenta, porque al día después podrá seguir trabajando.

¿Cómo es posible? Haciendo lo que realmente te gusta. En el caso de @cyxodol es tejer. Principalmente sombreros de crochet. (También hay que decir que no está casada ni tiene hijos todavía.)

Una foto publicada por cyxodol (@cyxodol) el

Pero el caso de @cyxodol no es único. Una amiga periodista me habló hace poco de alguien que se gana la vida haciendo modelos de barcos. Otra conocida dejó una exitosa carrera en publicidad para poder escribir y también le va bastante bien. La amiga de una amiga encontró la felicidad trabajando como mamá de día: le encantan los bebés y sus hijas son ya mayores.

Si cruzamos el océano y llegamos a Brooklyn, el barrio hipster por definición, encontraremos cientos de ex-ejecutivos que ahora hacen bicis personalizadas, destilan ginebras de autor o crean marcas independientes de perfume.

Todos tuvieron que asumir que ganarán algo menos, por lo menos al principio. Pero consideraron que cambiar dinero por felicidad es un buen negocio.

Me diréis que las cosas que os gustan no dan para vivir. Las cosas que le gustan a @cyxodol tampoco (¡son sombreros de crochet!). En su nicho, como en tantos otros, hay más gente que quiere dedicarse a ello que clientes dispuestos a pagar. Por eso hay más tiendas de lana y manualidades que tiendas de sombreros de crochet.

De ahí también que tantas empresas puedan contar con becarios que trabajan sin cobrar. Es más, hay países y sectores donde se paga por hacer prácticas. Los jóvenes australianos, por ejemplo, llegan a gastar hasta 2.000$ para conseguir unas prácticas no pagadas.

Vale, ¿cómo se consigue?..

Para el “repentino” éxito de @cyxodol han tenido que pasar cinco años. Durante tres no ocurrió absolutamente nada. Sus clientes eran sus familiares y amigos. Así que hace dos, en la primavera del 2014, llegó a la conclusión de que su trabajo no interesaba a nadie. Por eso a partir de ese momento iba a hacer sólo lo que le apetecía, no lo que pensaba que los clientes quieren. Es cuando las cosas empezaron a cambiar.

Una foto publicada por cyxodol (@cyxodol) el

Ahora tiene 26,5 mil seguidores en Instagram, da clases, diseña y vende patrones, desarrolla accesorios para tejedores y hasta ha creado un jabón especial para el lavado de prendas de lana. No, no vive en EEUU donde todo es más fácil y tienen una gran cultura emprendedora.

Si quieres intentarlo tú también, te propongo un plan de tres sencillos puntos:

  • Encuentra algo que te guste. Sé que no es fácil. Llevas años haciendo lo que “debes”, “permite pagar la hipoteca” y “te asegura un futuro”. Probablemente ni recuerdes qué te gusta. Si quieres un truco, piensa en qué carrera elegirías si tuvieras de nuevo 18 y el dinero no fuera un problema, porque te acaba de tocar el Euromillón. ¿Diseño de moda?.. Genial. Compra una revista de patrones, tela y empieza tu primer proyecto.
  • Dedícale unos años. Los mismos que le dedicarías a una carrera universitaria, 4 o 5, y con la misma seriedad. Cose un vestido cada 15 días, por ejemplo. Quizás al final te des cuenta que no es lo que buscabas. Que no estás dispuesta hacerlo durante tantas horas. Entonces empieza de nuevo. Pero con suerte encontrarás dentro de ese ámbito algo que te guste REALMENTE. Quizás llegues a ser la mayor experta en LBD o en faldas lápiz.
  • Documenta tu evolución. En Instagram, Twitter, Facebook o un blog. Cada fallo no será un fracaso, será una aventura que contar a tus seguidores. Para cuando encuentres ese trabajo que te hace feliz, al que le dedicarías 16 y más horas, tendrás también un público y muchos de los que te siguen serán tus primeros y mejores clientes. ¿Quién no querría una falda lápiz hecha por la mayor experta en esta prenda? Para todo lo demás, Inditex.

¿Te imaginas vivir en un mundo en el que todos hacen lo que les apasiona? ¿Dispuestos a cobrar menos y trabajar más, simplemente porque les hace felices?...

Puede que ganemos menos, pero también necesitaremos menos. Ya no nos harán falta los psicólogos, los antidepresivos, el alcohol y el decimoquinto par de zapatos.

Fotos | Unsplash, Instagram

En Trendencias | De todos los libros de autoayuda que te abruman, hemos sacado tres trucos que de verdad funcionan

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio