Publicidad

Las 7 lecciones de estilo que aprendí en Sexo en Nueva York
Propuestas y consejos

Las 7 lecciones de estilo que aprendí en Sexo en Nueva York

¿Será el regreso de Carrie, Miranda, Charlotte y Samantha? Esta semana os contábamos una posible tercera parte de Sexo en Nueva York. La serie, de la que me convertí en adicta como muchas de vosotras, y sus dos películas que no me pierdo cada vez que las emiten en televisión, me dejaron un gran aprendizaje: varias lecciones de estilo en mi día a día, especialmente Carrie, un icono y referente de moda.

Siempre subida a unos tacones

Carrie Louboutin

Cualquier look hay que ponerle tacones y si son manolos mejor... elevan un estilismo normal a fabuloso. Carrie Bradshaw nos lo mostró en cada capítulo, al igual que sus amigas, que lucen tacones en casi todos sus outfits. Y ni que decir tiene que en la película, el regalo de pedida fueron el modelo Hangisi de Manolo Blahnik. Me declaro una mujer subida a unos tacones, claro que los míos no son manolos.

sexo En Nueva York pedida

Además las cuatro amigas nos enseñaron otras firmas que apenas se conocían por aquel entonces como Christian Louboutin (ahí descubrí la famosa suela roja) y Jimmy Choo.

Mezcla de Alta Costura y pret-a-porter

Carrie Pelicula

Es una de las grandes lecciones, para mí la más importante: la acertada combinación de prendas caras con las de low cost. El verdadero estilo se ve en este tipo de detalles y Carrie siempre nos lo ha demostrado a la perfección, no sólo en la serie, también en las películas. Ella ha lucido con estilazo prendas de H&M, Topshop y Zara con firmas como Dior o Zac Posen, por poner un ejemplo.

Si a eso le sumamos el perfecto toque con complementos originales y llamativos, especialmente se le da importancia a los bolsos, (todas recordamos el bolso con forma de la Torre Eiffel) el resultado es de estilismos imposibles pero perfectos. Como curiosidad os cuento que la primera vez que Patricia Field, estilista de la serie, optó por un Dior (con Galliano en aquel entonces), fue en el último look de la primera temporada, cuando la protagonista se da cuenta de que Big se ha ido.

Colgante con el nombre

Carrie Collar

Yo pensaba que los colgantes con tu nombre era algo de niña de primera comunión, nunca me han hecho gracia. Carrie los convirtió en un icono en la serie y, de hecho, este complemento fue protagonista en los últimos capítulos de la serie. Tal ha sido su éxito que los colgantes personalizados con tu nombre son tendencia. Se los hemos visto a multitud de celebrities como Cheryl Cole, Rosie Huntington-Whiteley o Paula Echevarría, y por supuesto, en los street-style.

Faldas de tul

Carrie

Carrie es la reina de las faldas de tul. Como una bailarina de ballet era el look que nos mostraba en la cabecera de la serie, ya nos indicaba que esta prenda iba a ser la estrella en cada una de las seis temporadas. Una apuesta que yo pensaba que era imposible de lucir y que a raíz de vérsela a ella me aficioné.

Falda de tul

Más o menos volumen, para lucir de día o de noche, es una elección cargada de estilo y de tendencia. Son infinitas las combinaciones con las que puedes llevarla, desde una sencilla camiseta de algodón hasta hasta un top lencero de tirantes. Eso sí, tienes que atreverte con el cancán y el tul, sino ni te lo plantees.

Falda tul verde

Camisetas de algodón para todo

vestidor

Y precisamente de camisetas de algodón me llevé una gran lección, quedan fenomenal con todo tipo de looks, consiguiendo lo que se denomina sport chic. Lo mismo las puedes combinar con una falda lápiz, que con una de tul o con unos sencillos jeans. Socorrida y fácil de lucir.

Carrie Bradshaw

No a los tirantes de sujetador vistos

Carrie con sujetador visto

Una de las pocas pegas que le pongo a los estilismos de Carrie son los tirantes de sujetador a la vista o el propio sujetador. En mi propio decálogo de moda jamás se tienen que ver los tirantes de un sujetador. Carrie lo hacía muy a menudo y no queda nada bien. Particularmente me horroriza y cada vez que lo veo pienso: "cuánto daño ha hecho Sexo en Nueva York".

Tomar el brunch con mis amigas

De Brunch

Además de Carrie, Miranda con su estilo masculino, Charlotte con looks clásicos propios de los 50' pero sumamente elegantes y Samantha siempre tan atrevida, rozando lo vulgar pero sin lograrlo, estas cuatro amigas tan monas y estilosas, solían quedar a tomar el brunch, un plan perfecto para contarse todo lo sucedido durante la semana. Y siempre lo hacían en los lugares de moda newyorkinos. Una perfecta idea de estilo de vida para copiar. En Madrid puedes acudir a Ramsés, The Westin Palace, Café Oliver o Carmencita Bar. Y en Barcelona, Federal Café o Picnic.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios