Compartir
Publicidad
Las 33 cosas por las que siempre recordarás tus mejores veranos
Otros

Las 33 cosas por las que siempre recordarás tus mejores veranos

Publicidad
Publicidad

El verano ya está aquí. Y el sol, el calor, la playa, la piscina... Y los recuerdos. Algunos de los mejores recuerdos de nuestras vidas van unidos al verano. Desde los primeros veranos de nuestra infancia a los que nos vieron enamorarnos, viajar y hacernos adultos. Que levante la mano el que no haya vivido (casi) todas estas sensaciones.

1 El final de curso, esos últimos días en que hacía mucho calor y muy pocas tareas que hacer y los profesores se contagiaban del ambiente prevacacional.

2 El reencuentro con esos amigos a los que solo veías en verano, y con los que siempre jurabais mantener el contacto en invierno.

3 Las tardes interminables en bici, en las que los raspazos en las rodillas se consideraban unidad de medida de la diversión.

Verano 4

4 Olvidar las horas oficiales de comer, cenar y acostarse. Y que las broncas de nuestros padres importaran poco.

5 Porque la única regla infranqueable para ellos era no bañarnos hasta hacer una eterna digestión.

6 Los primeros veranos en que queríamos depilarnos y usar bikini de mayores y nuestras madres no querían ni oír hablar del asunto.

Verano 5

7 El primer día de campamento, con los nervios en el estómago de no saber si harías amigos.

8 El último día de campamento, con los llantos de tener que despedirte de los que habían sido tus mejores amigos durante un mes.

9 Vacaciones Santillana, vacaciones Santillana. Podíamos acabar o no los cuadernillos, pero la canción la cantábamos todos.

10 La sensación de un helado derritiéndose entre tus dedos.

Verano 6

11 Reírnos de que todos los veranos repusieran Verano azul, pero no poder evitar verla. Aunque fuera de refilón.

12 El primer beso del primer amor de verano.

13 Los amores de verano que vinieron después.

Verano 7

14 Las horas interminables en el agua, cuando era imperdonable salir antes de tener la piel de gallina y las yemas de los dedos como uvas pasas.

15 Preguntarte constantemente por qué los autocines al aire libre solo existen en las películas americanas.

16 La primera barbacoa que montaste solo con tus amigos, sin padres de por medio. Y lo mayor que te hizo sentir.

Verano 3

17 Los días de lluvia en los que el único recurso de ocio era ver una película en el viejo vídeo de la abuela.

18 El primer festival, en una tienda de campaña que posiblemente no cumplía las condiciones higiénicas mínimas, con un cartel de grupos que posiblemente no conocías, pero que se convirtió en una experiencia que siempre querrás repetir.

19 Un baño semidesnuda con la luna (y un par de amigos) como únicos testigos.

Verano 8

20 La sensación de piel tirante después del primer día de playa, por mucho protector solar que te hubieras echado.

21 Que una Coca-cola fría y un paquete de pipas sea el equivalente al paraíso en la Tierra.

22 Usar camiseta un verano entero delante de tus padres para que no descubran ese tatuaje que aún no te atrevías a confesar.

23 Descubrir que unos cuantos amigos, una guitarra y una fogata en la playa son los tres únicos ingredientes de la felicidad.

Verano 1

24 Los días más largos, las cañas al sol a las diez de la noche y la falta de sueño por las mañanas.

25 Caminar descalzo.

26 Y la maravillosa sensación de libertad que implica eso. Y todo lo demás.

27 Aquel Interraíl en el que no tenías un céntimo, no dormiste una noche en una cama decente, no recuerdas haberte duchado demasiado y no conociste ni la mitad de lugares que habías planeado. Pero que siempre recordarás como las tres mejores semanas de tu vida.

Verano 9

28 Las sandalias. Y los pantalones cortos. Y las faldas sin medias. Y desterrar botas, bufandas y abrigos al fondo del armario.

29 Aquel romance con un guiri al que no acababas de entender demasiado, pero que te dejó anécdotas que siempre te sacan una sonrisa.

30 Una película antigua en el cine de verano del pueblo de tu mejor amigo.

31 La primera vez que te tocó trabajar un verano. Y cómo recordabas con añoranza los tiempos en que verano era sinónimo de vacaciones, y vacaciones era sinónimo de tres meses.

32 Recoger las fotos en papel y guardarlas en el álbum para repasarlas en invierno.

33 La nostalgia del final de cada verano, con la tristeza de que se va, la vaga sensación de que vendrá otro y el Dúo Dinámico de banda sonora.

Imágenes | Pixabay.

En Trendencias | 27 cosas que te pido al enamorarme de ti

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio