Flipamos con el puesto en el que habría quedado Chanel en Eurovisión si la organización no hubiera cambiado los votos de algunos países

Flipamos con el puesto en el que habría quedado Chanel en Eurovisión si la organización no hubiera cambiado los votos de algunos países
Sin comentarios

Parece que Eurovisión no piensa darnos tregua con los eurodramas este año... Si en España ya empezamos 2022 con el descontento generalizado por el sistema de votación del Benidorm Fest que convirtió a Chanel en nuestra representante, lo que ha pasado ahora en Turín con las votaciones de la final del certamen es de extrema gravedad y vuelve a salpicar a la cantante de SloMo, que podría haber quedado en otra posición.

Si el sábado seguiste en directo las votaciones del Festival Internacional de la Canción de Eurovisión, recordarás que hubo cierto problemas técnicos a la hora de conectar en directo con las delegaciones de algunos países durante las votaciones del jurado. En su lugar, cuando no era posible establecer conexión, las puntuaciones las anunció desde plató  Martin Osterdahl, supervisor del concurso.

Eso es lo que le pasó a Rumanía, cuya presentadora no pudo intervenir por para anunciar las votaciones pero lo fuerte es que, posteriormente, la televisión estatal rumana TVR denunció que su voto fue "reemplazado" el sábado por un "sustituto calculado de manera no transparente". Es decir, que los organizadores del festival otorgaron otra serie de puntuaciones a los concursantes diferentes a las que les había hecho llegar Rumanía.

De este modo, en televisión vimos cómo los doce puntos de este país fueron a Ucrania, en vez de ir a Moldavia, que es lo que habría anunciado en directo la portavoz de Rumanía de haber aparecido en pantalla. Además, Chanel habría recibido tres puntos en lugar de uno y Sam Ryder (Reino Unodio) se habría ido de vacío en vez de obtener ocho puntos desde Bucarest.

Ya sabemos que el televoto acabó otorgando la victoria a la canción de Ucrania, con una diferencia abismal de los puntos conseguidos por el primer y el segundo clasificado, que oficialmente fue Sam Ryder. Sin embargo, entre él y nuestra Chanel, en tercer lugar, solo acabó mediando una distancia de siete puntos, algo que sí se verían afectados por el cambio en las votaciones.

No obstante, Rumanía sería solo uno de los seis países afectados por los cambios de votos del jurado. Según la Unión Europea de Radiodifusión (UER), esto se debió a que se habían registrado “ciertos patrones de votación irregulares en los resultados de seis países” durante el voto de los expertos en la segunda semifinal y también en la final del concurso. Por eso, la UER recalculó sus votaciones en base a estimaciones de los países del entorno antes de que se anunciara el resultado final en televisión.

Aunque la lista de países afectados no ha sido desvelada oficialmente por la UER, se sabe que son Azerbaiyán, San Marino, Montenegro, Rumanía, Georgia y Polonia. De hecho, tal y como le sucedió a Rumanía, los portavoces de Azerbaiyán y Georgia tampoco pudieron revelar sus puntos en directo.

Aunque se desconocen, por ahora, cuáles eran las votaciones originales de estos países, sí sabemos las de Rumanía y, si la UER no hubiese modificado el voto rumano, Chanel habría quedado segunda con 461 puntos, mientras Reino Unido habría obtenido la tercera plaza con 458. No obstante, es una clasificación que podría volver a cambiar si se revisaran los puntos de los otros cinco países.

De todos modos, no parece que vayan a revisarse las puntuaciones ya que los organizadores han sido tajantes en un comunicado: "La UER se toma extremadamente en serio los intentos por manipular las votaciones durante el festival de Eurovisión y tiene el derecho de eliminarlas, según dictaminan las normas, independientemente de si dichos votos influyen o no en los resultado”.

Fotos | @chanelterrero

Temas
Inicio