'Britney vs. Spears’: qué hemos aprendido del documental de Netflix que aparece justo cuando la cantante se libera de la tutela de su padre

'Britney vs. Spears’: qué hemos aprendido del documental de Netflix que aparece justo cuando la cantante se libera de la tutela de su padre
Sin comentarios

'La Princesa del Pop', 'la novia de América' o sencillamente Britney Spears, la carrera de una de las artistas más populares del globo ha estado marcada por su compleja vida detrás de los focos. Su "muerte civil" (término empleado por un experto en el documental) se produjo oficialmente en 2008, cuando su padre, Jamie Spears, pasó a ser su tutor legal.

De este modo, su progenitor se convirtió en el albacea de su patrimonio y en el gestor de sus decisiones de carácter personal, llegando incluso a determinar si Britney podía o no llevar un DIU. Una sentencia que fue revocada ayer, día 29 de septiembre, tras la petición de renuncia de Jamie como curador de Britney y la posterior aprobación por parte de la justicia después de 13 años en el cargo. Una noticia que ha sacudido al mundo.

Britney ha sido víctima durante años de un exhaustivo control del que no ha podido escapar y que se explica con todo lujo de detalles en el documental que acaba de lanzarse en Netflix, Britney vs. Spears. Una pieza audiovisual que dibuja luz donde había oscuridad y que nos sirve para comprender mejor los motivos que han forjado el famoso movimiento #FreeBritney.

Otros proyectos como Framing Britney Spears o Britney: For the record han tratado el tema anteriormente (aunque de una forma más superficial), pero el documental confeccionado por Jenny Eliscu, periodista, y Erin Lee Carr, documentalista, cuenta con el testimonio de personas cercanas a Britney y de especialistas del campo de la medicina y de la justicia que ayudan entender de forma clara la evolución de los acontecimientos a lo largo de los años. Si quieres leer un resumen del caso, en este artículo podrás conocer los detalles más importantes para seguir el hilo de la historia.

Britney vs. Spears presenta documentos oficiales nunca publicados hasta la fecha que afianzan la información expuesta. Sin más dilación, resumimos la información más valiosa que extraemos tras ver con toda nuestra atención este reportaje.

Qué es una tutela, cómo funciona y por qué motivos se pone en duda que la gestión de Jamie Spears no haya sido la idónea

Uno de los puntos fuertes de la cinta es la presencia de expertos. Tony Chicotel, abogado especialista en tutelas, es uno de ellos. Tras conocer que "una tutela es un proceso legar para quitarle a alguien la potestad de tomar sus propias decisiones para otorgársela a un tercero, denominado curador o tutor", Chicotel afirma que una tutela se debería aplicar "solo como último recurso" tras agotar otras vías para asegurar que la persona afectada ejecute sus decisiones con plenas capacidades.

Este hecho no se produjo en el caso de Britney, que pasó directamente a tener una tutoría temporal (que después se convirtió en permanente) a principios del 2008 gestionada por su padre (que Eliscu define como una persona "intimidante") y el abogado Andrew Wallet.

Además, el abogado afirma que "algunas personas comparan una tutela con una muerte civil", una sentencia muy dura con la que resulta más sencillo conocer el nivel de gravedad de esta sentencia. "Jamie Spears era Britney Spears", declaran. A todo esto le sumamos que Britney no tuvo el derecho de impugnar la tutela y de buscar a un abogado porque se consideró que Sam Lufti (su representante en aquella época) era "peligroso y había que mantenerlo alejado".

En el documental se comenta que Lufti "le echaba droga en la comida a escondidas" a Britney, aunque él lo niega y detalla que se considera "el chivo expiatorio perfecto" para que Jamie actuara con total impunidad. Por último, añadir que los expertos jurídicos dejan claro en el film que en términos generales los tutores legales no son miembros de la familia, sino personas ajenas al tutelado, con el fin de evitar, entre otros, intereses económicos ilícitos.

La tutoría se activó porque Britney Spears fue evaluada como "demente", pero el médico que supuestamente realizó este estudio se niega a confirmarlo

La principal causa que condujo al tribunal a aplicar la tutoría legal fue que Britney fue valorada como enferma de demencia por parte de un médico especialista. Los informes oficiales que recoge el documental en exclusiva apuntan a que el Dr. James Edward Spar fue el encargado de esta evaluación, pero en primera persona Spar niega que se encargara del caso de Britney.

Entonces, ¿quién fue el experto que firmó la evaluación? Por el momento, es una duda sin esclarecer (aunque el film deja entrever con pruebas que Spar fue el artífice del estudio). De este modo, se puede leer entre líneas que Britney fue víctima de un análisis médico que podría ponerse en tela de juicio y que la condujo a una tutela que se aprobó sin suficiente justificación.

Britney era "demente", pero podía trabajar sin descanso durante meses y protagonizar varios tours mundiales

Mientras que Britney no podía ni comprar una barra de pan sin el consentimiento de sus tutores, la artista sí "tenía la capacidad" de actuar a lo largo y ancho de todo el mundo (como Circus) y de poseer su propio show en Las Vegas. Unas imágenes que vemos en el documental se oye a Jamie defender que "a ella le gusta cantar y bailar, le gusta trabajar" para justificar que una persona enferma a los ojos de la justicia pueda ganar millones de dólares mientras es controlada para tomar cualquier decisión económica o personal.

El miedo de perder a sus hijos por completo mantuvo a Britney silenciada durante años

La baza del miedo ha sido la principal arma de Jamie para silenciar a Britney. En el film escuchamos una grabación en la que la artista solicita a un abogado en 2009 que elimine su tutela y alega que sufre amenazas por parte de su progenitor en las este manifiesta que Britney no podrá ver a sus hijos si solicita el fin de la tutela.

Adnan Ghalib, Sam Lufti y Jenny Eliscu son tres personajes claves que ayudaron a Britney pese a los obstáculos

Ghalib (paparazzi pareja de Britney entre el 2007 y el 2008) y Lufti (representante en la misma época) fueron tachados por la prensa y por Jamie Spears como "mala influencia" para Britney, pero el documental niega estas afirmaciones. Según relata Jenny Eliscu, ambos llevaron a cabo un plan en 2009 para garantizar que Britney pudiese firmar una petición en la que solicitara un nuevo abogado (y dejar atrás a Sam Ingham, el abogado impuesto por la justicia) y el final de la tutela activa.

Eliscu se reunió en secreto con Spears en el baño del Hotel Motage con el fin de que Britney firmara el documento en el que pedía ambas demandas, pero el escrito careció de validez legal porque hubo "una duda razonable sobre si era su verdadera firma". En definitiva, todo eran impedimentos para otorgar la libertad a la "gallina de los huevos de oro" para abogados, representantes y el propio Jamie Spears.

britney

Kevin Federline pidió una orden de alejamiento para que Jamie no estuviese en presencia de sus hijos

Las acusaciones contra Jamie no solo tienen relación con la dudosa gestión de la tutoría de Britney, el propio Kevin Federline solicitó en 2019 una orden de alejamiento para Jamie que no pudiese ver a los niños a causa de un altercado violento. Otro motivo que sumamos a la lista de incriminaciones contra el padre de Britney.

Tras 13 años de silencio, Britney declaró en el tribunal

Los últimos minutos del documental están dedicados al juicio que tuvo lugar el 23 de junio de 2021 en el que Britney por fin disfrutó de su turno de palabra ante la justicia. En su declaración, Spears defiende sin titubear que "mi padre y todos los involucrados en la tutela deberían ir a la cárcel". Además, añadió que "quiero recuperar mi vida. Han pasado 13 años y ya está bien". Britney se mostró agradecida por la oportunidad de declarar con libertad.

Una semana después de esta comparecencia el tribunal denegó el fin de la tutela, pero Sam Ingham dimitió como abogado de Britney. Entonces, el 14 de julio Mathey Rosengart fue nombrado el nuevo abogado de la artista y él ha conducido la destitución de Jamie. El 7 de septiembre, Jamie Spears solicitó su renuncia como tutor y el fin de la tutela.

Ahora Britney es libre de la tutela de su padre (aunque esta sigue en manos de un tutor personal externo)

El documental finaliza con la petición de Jamie que acaba de ser aceptada, como hemos explicado al inicio de este artículo. Eso sí, "Spears sigue bajo la tutela de un tutor personal, Jodi Montgomery, quien se encarga de sus asuntos personales y médicos". Por lo tanto, podemos afirmar que Britney ha dado un paso de gigante hacia su merecida "excarcelación".

Fotos | @britneyspears

Temas
Inicio