Publicidad

Así ha sido el espectacular homenaje de Shakira y Jennifer Lopez a la cultura latina con reguetón incluido por primera vez en la Super Bowl

Así ha sido el espectacular homenaje de Shakira y Jennifer Lopez a la cultura latina con reguetón incluido por primera vez en la Super Bowl
Sin comentarios

El medio tiempo de la Super Bowl es uno de esos eventos musicales esperadísimos, que marcan el año y pasan a la historia. Jennifer Lopez y Shakira han sido en 2020 las elegidas para iniciar una nueva década de este show que hace que la final de la Liga de fútbol americano interese también a espectadores de todo el mundo que no siguen habitualmente este deporte. Un espectáculo que ha sido una celebración de la cultura latina y en el que por primera vez se ha podido escuchar reguetón, un género musical muchas veces denostado por el contenido de sus letras y los movimientos del baile que lo acompañan. Un número musical completamente latino que ha estado precedido por la brillante interpretación de Demi Lovato del himno estadounidense.

Shakira, con un impresionante dos piezas de Peter Dundas lleno de cristales de Swarovski, ha sido la encargada de iniciar el show con un popurrí de sus grandes éxitos que ha incluido She Wolf; Empire; Ojos así; Whenever, Wherever, Chantaje y Hips Don't Lie. Un bloque de seis minutos en los que la artista colombiana ha cantado más en inglés que en español y donde ha tenido tiempo de bailar danza del vientre, salsa y hasta compartir unos segundos el escenario con Bad Bunny.

 

A pesar de la coreografía que llevaba el número, una situación por la que es común que los artistas se apoyen en un playback, ha llamado la atención el ejecutado por Shakira en algunas partes. Sobre todo, porque en comparación con Jennifer Lopez, a esta última no se le ha notado y el de la colombiana ha sido evidente, dando pie a muchas críticas en las redes sociales.

Jennifer Lopez le ha tomado el relevo con un traje de cuero con sobrefalda rosa de quita y pon con una puesta en escena más urbana de sus temas Jenny from the Block, Get Right, Waiting For Tonight y On The Floor. La cantante y actriz ha destacado más que su compañera y ha demostrado una vez más que a sus cincuenta años sigue en plena forma. No ha faltado, por supuesto, numerito con barra de Pole Dance al más puro estilo Estafadoras de Wall Street, la película cuya única razón de ser es deleitar al mundo con la habilidad de Lopez en esta modalidad.

 

 

Al igual que Shakira, también ha tenido invitado sorpresa. J Balvin se ha unido a la neoyorquina para cantar Qué calor y Mi gente. Aunque, quizá, el momento más emotivo de la noche ha sido cuando Emme, la hija de once años de JLo, ha aparecido para hacer su propia versión acústica de Let's Get Loud e interpretar un pequeño trozo de Born in the USA de Bruce Springsteen, mientras su madre desplegaba un abrigo reversible que por un lado tenía estampada la bandera de Estados unidos y por el otro la de Puerto Rico. A todo esto, Shakira las acompañaba a la batería subida en una plataforma.

 

De este modo se ha dado paso al punto álgido de la actuación, cuando las dos estrellas de la música latina han unido sus fuerzas para cantar y bailar al ritmo de Waka Waka. Un broche de oro para un show en la que el espectáculo ha compartido espacio con el simbolismo y la reivindicación que conlleva que sus dos protagonistas fueran dos mujeres latinas mayores de cuarenta años.

Fotos | Gtres.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios