Publicidad

5 comedias románticas que podrás ver con tu chico sin que proteste
Ocio

5 comedias románticas que podrás ver con tu chico sin que proteste

Publicidad

Publicidad

¿Quién no ha vivido un conato de crisis de pareja a la hora de elegir película para un sábado noche de mantita y sofá? Cuenta la leyenda que ellos siempre querrán una cosa con muchos tiros, explosiones y Bruce Willis sin camiseta (que, oye, esto último tampoco parece mal plan). Y también dice que nosotras querremos cositas cuquis con Meg Ryan, cupcakes y Nueva York en Navidad.

Pero que no os engañen. A ellos también les gustan las comedias románticas. No sé si fue primero el huevo o la gallina. O sea, no me queda claro si, de tanto obligarlos a verlas les han acabado gustando, o si siempre han sido fans, pero fingen para que parezca que nos están dando el gustazo. El caso es que hay comedias románticas que son un must. Y no os engañéis... aunque a nosotras nos resulte incomprensible, a ellos no les va a gustar JAMÁS Pretty Woman ni Dirty Dancing ni Ghost. Hay que hilar más fino. Aquí os dejo cinco ejemplos y... ya me contaréis.

¡Olvídate de mí!

Esta película cumple uno de los sueños de cualquier persona que vive en pareja: hacer un borrado selectivo de memoria. Esa fantasía de poder eliminar aquella bronca fuera de lugar, borrar decepciones y empezar la relación como un folio en blanco. A todos nos encantaría algo así.

Por si la posibilidad de que olvidemos todas esas fechas con las que los torturamos no es suficiente para que nuestros chicos estén encantados con esta película, el protagonista es Jim Carrey que, a saber por qué, a ellos les encanta.

La cosa más dulce

Aunque a vuestro chico amenace con darle un ataque de alergia a lo cuqui al leer el título, pronto descubriréis que se va a convertir en una de sus favoritas. Porque si algo es La cosa más dulce es divertida, gamberra e irreverente. Y siempre podréis apostar con vuestro chico a ver quién es el primero que consigue despegarse de la cabeza la famosa canción del pene.

(500) días juntos

Una comedia romántica narrada desde el punto de vista masculino ya es un planteamiento original de por sí. Si a eso le añadimos una banda sonora espectacular, es difícil no caer rendido a esta película, independientemente de si eres hombre o mujer.

Pero es que, además, esta película es lo más parecido que ellos van a encontrar a ese famoso libro de instrucciones que siempre piden. Ver los errores desde el punto de vista del chico puede ser muy positivo para ambos.

Cómo perder a un chico en diez días

En este película, ellos llegan incluso a perdonar que salga Matthew McConaughey. Tener como contrapartida a Kate Hudson ayuda, claro. Pero no es eso lo que les gusta de esta película. Lo realmente masculino de Cómo perder a un chico en diez días es la empatía. Ellos se ven reflejados en Ben, y les entra angustia vital al ver las tretas que idea Andie para agobiarlo. He dicho 'tretas', chicos, con erre.

El caso es que ellos acaban viendo esta película como si fuera de terror, del purito miedo que les da la idea de perderse el último minuto de un partido por ir a buscarle una Cocacola (light) a su chica. Y nosotras también pasamos miedo, claro. Pocas cosas pueden dar más pánico que ver al amor de nuestra vida, con la boca llena de palomitas, diciendo cada cinco minutos: «Jajaja, sí que es verdad que eso nos agobia». En fin...

Love Actually

Que no os mientan. Les gusta Love Actually. A todo el mundo le gusta Love Actually. Hugh Grant les hace muchísima gracia. Colin Firth les parece un buen tío con el que podrían tomarse unas pintas, y ni siquiera comprenden por qué a nosotras se nos ocurren otros planes que llevar a cabo con Colin. Se parten con Billy Mack y su «niños, no toméis drogas; haceos famosos y os las darán gratis». Emiten sonidos guturales cuando Colin (no Firth, el otro) se ve en medio de Wisconsin con tres cheerleaders. Y puede que hasta se les escape un suspirito en la escena de las cartulinas.

En resumen, que no os rindáis. Las comedias románticas no son patrimonio exclusivo de las tardes con amigas y helado de dulce de leche. Quizá nunca consigáis que lo confiesen, pero ellos también las disfrutan. Y, ahora, os dejo. Por culpa del párrafo anterior, tengo que irme urgentemente a ver Love Actually.

En Trendencias | Y la película que nos va a poner cardíacas el año que viene es...

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios