Publicidad

En fase 2 ya se permiten las bodas: así serán en la desescalada, según la normativa y después, según los expertos

En fase 2 ya se permiten las bodas: así serán en la desescalada, según la normativa y después, según los expertos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La pandemia del coronavirus ha afectado de lleno a las bodas que se han visto obligadas a aplazarse y una vez comenzado el desconfinamiento, a adaptar una serie de medidas para poder celebrarse. La fase 2 permite ya las bodas, pero con restricciones y la fase 3 es aún más laxa. Hacemos un repaso de las principales normas que tendrán que cumplir los enlaces durante cada fase de la desescalada y la opinión de los expertos con respecto a cómo influirá esto en las bodas de después.

Qué dice la normativa

Después de una cuarentena en la que cientos de parejas han tenido que renunciar a casarse (al menos rodeados de familiares), el pasado 16 de mayo se confirmó que a partir de la fase 2 de la desescalada podrán celebrarse bodas con un aforo máximo del 50%, hasta 100 invitados en espacios al aire libre, 50 en interior y 40% de la ocupación en el banquete.

La orden publicada el sábado 30 de mayo por el BOE establece que ya en la fase 3 de la desescalada podrán celebrarse bodas. Siempre y cuando no reúnan a más de 150 personas y se hagan es espacios al aire libre o de 75 metros y sin superar el 75% de aforo si son cerrados.

En todo caso, las ceremonias nupciales deberán cumplir las medidas de protección, higiene y distancia social establecidas por las autoridades sanitarias. Lo que significa que estarán obligadas a respetar distancias y tanto los novios como los invitados, deberán llevar mascarillas y lavarse las manos. Por lo que la provisión de gel desinfectante se vuelve esencial. La posterior celebración, también se debe ajustar a estas medidas según el BOE. Y es que la restauración deberá asimismo cumplir estos protocolos de seguridad a la hora de prestar su servicio.

 

Qué opinan los expertos y profesionales

Según la encuesta mundial de The Knot Worldwide, grupo de Bodas.net, la mayoría de las parejas comprometidas cuyas bodas han sido afectadas directamente por la situación del COVID-19, no cancelan sus bodas (92% a nivel mundial, 95% en España) sino que las reprograman para este año, para 2021, o bien esperan pendientes de la evolución. El 95% de las parejas en España no se plantea reducir su número total de invitados, y el 96% no prevén reducir su presupuesto. Tras conversaciones con empresas, profesionales del sector y parejas que se encuentran organizando sus bodas, el portal especializado en bodas Bodas.net nos adelanta cómo los expertos se imaginan las bodas durante y después de la desescalada. Desde lo que veremos en cuanto a medidas de salud y seguridad, a los nuevos formatos de los eventos y el replanteamiento de la experiencia de los invitados.

 

Así, nos hablan de nuevos formatos y diseños de boda como las ceremonias de pie, la fiesta por zonas como precaución de salud y seguridad y las bodas por capítulos o turnos. Estas últimas consisten en ceremonias que se celebran primero de una forma íntima y luego con todos los invitados o enlaces múltiples que separan en varios grupos en días diferentes a los invitados en el mismo día o en días consecutivos, organizando así fiestas independientes. Durante la cuarentena, algunas parejas (16%) optaron por seguir con sus fechas originales y oficiar sus matrimonios en ayuntamientos o virtualmente con sus seres queridos, es el caso de Sandra y Álex de Barcelona

En general, y según aclaran desde Bodas.net, las parejas están optando por bodas más reducidas (microweddings como esta que compartían estos novios hace unos días), entre semana y al aire libre. "Elementos adicionales como carpas pueden solucionar problemas de espacio o abrir más las posibilidades de distribución. Las parejas que se encuentran en las primeras etapas de planificación y que aún no han elegido a sus proveedores, podrían valorar los espacios al aire libre para evitar a los invitados la sensación de confinamiento".

En cuanto a las medidas de salud y seguridad, según los expertos, los nuevos formatos plantean formas únicas para distribuir a los invitados geles de manos, "desde botellitas personalizadas en bolsas de bienvenida a bonitos detalles que entreguen los camareros en bonitas bandejas" o incluso, "toallitas desinfectantes personalizadas para las manos en pequeños paquetes con los nombres de los invitados para que la gente pueda desinfectarse antes de sentarse a cenar" (comenta Emily de Emily Clarke Events). Además, las parejas pueden ofrecer guantes y mascarillas a los invitados, "pueden ser personalizados o a juego con los colores elegidos para la boda. En algunas bodas se recuperará la elegante moda de usar guantes para completar el total look".

 

Por lo que respecta al banquete, "es probable que a corto plazo veamos más banquetes servidos en plato. También veremos crecer una tendencia del show cooking con posterior servicio y emplatado individualizado." Siempre evitando que sean los comensales quienes accedan directamente a la comida.

 

También se adaptará la comunicación con invitados. "Para ayudar a los invitados a sentirse seguros e informados, es probable que las parejas cambien la manera de comunicarse con sus invitados antes de la boda, incluyendo más información sobre medidas especiales en las invitaciones, o hagan un mayor uso de la tecnología como las webs de bodas, listas de boda online como la de Bodas.net o plataformas de streaming". Y los planes de entretenimiento, "las parejas deberán tener en cuenta las medidas que limitan los espacios cerrados por lo que considerarán tipos de entretenimiento que puedan disfrutarse a cierta distancia". 

 

Comenzará a ser común la retransmisión de bodas para los seres queridos que no puedan asistir "especialmente para aquellos más vulnerables o los que puedan sentirse incómodos viajando, sobre todo en los primeros meses después del desconfinamiento". También es probable que los invitados recurran al formato digital para hacer su regalo de boda

El entorno digital en general será la gran novedad dentro del sector, pues como nos explican estos expertos, muchos proveedores están quedando con las parejas por videoconferencia, existe la opción de visitar virtualmente las fincas, probarse los vestidos en casa, disfrutar de las degustaciones de los proveedores, ver las fotos de los fotógrafos y los vídeos de los videógrafos, o leer las críticas de todos los proveedores que quieren contratar para su gran día. "Los lugares y los profesionales de las bodas están trabajando juntos para asegurar que estas puedan llevarse a cabo de forma segura, manteniendo al mismo tiempo la diversión y el hermoso ambiente que las parejas siempre han soñado".

Fotos | Otaduy

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios