Publicidad

Emily Ratajkowski destapa una nueva polémica en el mundo de la moda: acusa al fotógrafo Jonathan Leder de agresión sexual

Emily Ratajkowski destapa una nueva polémica en el mundo de la moda: acusa al fotógrafo Jonathan Leder de agresión sexual
Sin comentarios

Las noticias de conductas indecorosas no son una novedad en las altas esferas del mundo de la moda. De hecho, no es la primera vez que una modelo lanza una acusación de semejante calibre, a principios del pasado 2018 los fotógrafos Mario Testino y Bruce Weber estuvieron en el centro del huracán al ser acusados de hostigamiento sexual por parte de varios modelos masculinos (por presentar un ejemplo relativamente reciente). Ahora, es la estadounidense Emily Ratajkowski quien desvela que fue víctima de un abuso sexual por parte del fotógrafo Jonathan Leder.

Los acontecimientos se remontan al 2012 y la modelo los ha hecho públicos a través de un largo ensayo que ha sido publicado en la sección 'The Cut', de la revista New York Magazine'. El suceso tuvo lugar durante una sesión fotográfica cuando Ratajkowski aún no gozaba de su popularidad actual. El texto de Emily describe con exactitud los recuerdos de aquel momento y su dimensión es considerable, así que desvelamos las partes más importantes de este relato.

En un inicio, la sesión fotográfica de la modelo junto al fotógrafo Jonathan Leder se estaba desarrollando con normalidad, aunque el vino entró en escena demasiado pronto. Ella vestía ropa interior hasta que Leder le propuso posar desnuda. Según cuenta la modelo, no era la primera vez que la americana era capturada sin ropa, pero algo ocurrió aquella vez. "Me habían fotografiado desnuda varias veces antes, siempre hombres. Muchos fotógrafos y agentes me habían dicho que mi cuerpo era una de las cosas que me hacía destacar entre mis compañeras [...] Sin embargo, en el momento en que dejé caer mi ropa, una parte de mí se disoció. Comencé a flotar fuera de mí, mirando mientras volvía a subir a la cama. Arqueé la espalda y fruncí los labios, concentrándome en la idea de cómo podría mirar a través de la lente de su cámara. Su flash era tan brillante y yo había bebido tanto vino que veía puntos negros expandiéndose y flotando delante de mis ojos".

El alcohol fue uno de los protagonistas del lamentable acontecimiento. Tras ver el resultado de las primeras imágenes, la situación se volvió turbia y el comportamiento de Leder cambió por completo, pero por suerte la maquilladora aún se encontraba en el lugar. Estás es tan buena por tus pezones. Tus pezones cambian mucho de duros a blandos. Pero me gustan cuando son gigantes. Me encanta cuando son gigantes" le dijo Jonathan. Al escuchar estas palabras, Emily reconoce que "sentí que se me revolvía el estómago".

La peor parte llegó cuando la maquilladora dejó el set. Entonces, la modelo y el fotógrafo se encontraban solos en estado de embriaguez. "La mayor parte de lo que vino a continuación fue borroso excepto por el sentimiento. No recuerdo haberme besado, pero sí recuerdo que sus dedos de repente estaban dentro de mí. Más y más fuerte y empujando y empujando como si nadie me hubiera tocado antes o desde hacía mucho tiempo [...] realmente dolía mucho. Llevé mi mano instintivamente a su muñeca y saqué sus dedos de mí con fuerza. No dije una palabra. Se puso de pie abruptamente y se escabulló silenciosamente hacia la oscuridad por las escaleras", narra con detalles Ratajkowski.

"Me levanté con cuidado, presionando mis pies descalzos contra las tablas del suelo. Subí las escaleras de madera y entré en la habitación donde habíamos filmado al comienzo de la noche, luego me acosté sobre las delgadas sábanas floridas. Me estremecí incontrolablemente. Estaba confundida sobre por qué Jonathan se había ido sin decir una palabra y aterrorizada de que volviera. Pensé en la hija de Jonathan. ¿Duerme normalmente en esta cama ?, me pregunté". A la mañana siguiente, Emily se levantó con resaca. Jonathan estaba haciendo café y la maquilladora se encontraba en el set, como si nada hubiese ocurrido. "¿Quieres café?" preguntó Leder, una pregunta sin respuesta. Emily abandonó la sesión en un agudo estado de confusión.

Meses más tarde, parte de las imágenes al desnudo de esta sesión fotográfica aparecieron en un libro titulado 'EMILY RATAJKOWSKI' con un precio de 80 dólares. La modelo entró en cólera cuando descubrió este ejemplar cuyas fotografías no había dado permiso para publicar por escrito, como cuenta Emily. Además, el fotógrafo publicó dos obras más durante los siguientes años.

"A finales del año pasado, Jonathan publicó otro libro de fotos [...] podría intentar obligarlo a dejar de producir sus libros; Podría enredarlo en una pelea legal que nos agotaría a los dos, pero no estoy convencida de que gastar más recursos en Jonathan sea dinero bien gastado. Al final, Jonathan se quedará sin Polaroids "invisibles", pero yo seguiré siendo la Emily real; la Emily que es dueña de la Emily de alto nivel, y la que también escribió este ensayo".

Fotos | Gtres

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios