Compartir
Publicidad

Castilla y León propone algo tan loco como cobrar por probarte algo en una tienda

Castilla y León propone algo tan loco como cobrar por probarte algo en una tienda
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los grandes retos a los que se ha enfrentado el comercio online de ropa y complementos desde un primer momento son las dudas de muchos compradores sobre si una prenda les quedará bien o mal, si la talla elegida será la adecuada o incluso si sentará tan bien en persona como a los modelos que la lucen en la tienda online.

Un truco que muchas personas han usado alguna vez es buscar una tienda física que venda el mismo producto de la misma marca, utilizarla para probárselo y, si se deciden a hacerlo, acudir a Amazon, ASOS, Zalando o cualquier otro gigante de la venta online con precios más competitivos que la tienda donde lo han probado. Desde que existen el envío y la devolución gratuitos en la mayoría de portales, muchas personas se han pasado a la prueba en casa.

Cobrar Por Probador2

Esta forma de actuar es un problema al que se enfrenta el pequeño comercio: no solo pierden ventas porque no pueden competir contra esos grandes gigantes, sino que sus recursos se utilizan en su contra.

Por ello, la consejera de Economía y Hacienda de Castilla y León, María Pilar del Olmo, lanzó ayer una propuesta que ha sorprendido (mucho): «cobrar por probarse (la ropa) en las tiendas».

Fue el el marco de la Conferencia Sectorial de Comercio, donde la consejera expresó que «si no, la gente lo compra después en las grandes compañías que venden en internet». La propia consejera ha aclarado que es solo una idea que habrá que debatir en mesas de trabajo para concretar y que no se ha concluido nada sobre el asunto.

Cobrar Por Probador3

La idea nos ha sorprendido y planteado muchas dudas. Teniendo en cuenta que muchos de esos grandes sites de compra online cuentan con el servicio de envío y/o devolución gratuita, la medida podría acabar siendo un arma de doble filo para quien la aplicara, pues el comprador podría renunciar a esa práctica de probárselo en un sitio para comprarlo en otro, pero también levantaría una barrera con el pequeño comercio.

Parece difícil saber también cuál podría ser la aplicación práctica. Por ejemplo, si se cobraría por número de prendas probadas o por tiempo o alguna solución intermedia. O si se descontaría esa tasa del probador del precio final de la prenda en caso de que el comprador decidiera llevársela.

Cobrar Por Probador1

Además, parece difícil que otros grandes del negocio textil (Inditex, por ejemplo) decidieran optar por aplicar esta medida, cuando precisamente están abriendo establecimientos que funcionan como una suerte de showrooms en los que el comprador se prueba la ropa para comprarla online, incluso desde dispositivos instalados dentro de la propia tienda. Y esto podría aumentar, en vez de disminuir, la brecha entre pequeño comercio y grandes cadenas.

Cobrar Por Probador4

Lo que es indudable es que las palabras de María del Pilar Olmo han abierto el debate. Y que el pequeño comercio necesita soluciones para intentar encontrar su hueco en un sector que ha vivido una revolución con la llegada de la compra online. Si la medida llega a aplicarse, y si acaba dando un resultado positivo, es algo que solo el tiempo dirá.

En Trendencias | Zara abre su primera tienda física para comprar online (sí, has oído bien)

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio