Sofía Mercedes Haselgrube es la número 1 del MIR de este año y primera mujer en conseguirlo en casi una década

Sofía Mercedes Haselgrube es la número 1 del MIR de este año y primera mujer en conseguirlo en casi una década
Sin comentarios

Se llama Sofía Haselgruber de Francisco, es Suiza de nacimiento pero gallega de adopción y ha obtenido este año la nota más alta en los exámenes MIR, la oposición que hay que superar para conseguir una plaza como médico residente en una especialidad.

Con 528 puntos en el examen y un baremo académico de 9,34, Sofía ha quedado la primera de los 9.934 candidatos que han aprobado la convocatoria que tuvo lugar a finales de enero. Es decir, que la suya ha sido la calificación más alta y tendrá preferencia a la hora de elegir especialidad y destino entre las más de 8.000 plazas distribuidas por hospitales de todo el país.

Sofía parece que tiene claro que escogerá la especialidad de dermatología. Esto se debe a la situación actual de los médicos, tal y como ha contado a El Español: “A partir de los 40 años acaban muy quemados a consecuencia de las guardias. Dermatología no tiene y eso te mejora mucho la calidad de vida”, argumenta. Lo que aún tiene que decir es dónde hará la espacialidad. Por ahora baraja diferentes posibilidades como Galicia, Madrid o incluso Andalucía.

MIR

De padre suizo y de madre gallega, Haselgruber nació en Suiza pero a los tres años se instaló con su familia en Lalín, un municipio de Pontevedra. De hecho, su acento al hablar es marcadamente gallego. Estudió Medicina en la Universidad de Santiago de Compostela y se preparó para el examen en una academia, donde tenía tres horas de clase, además de estudiar por su cuenta ocho horas diarias y realizar un test cada día. En total, le dedicaba al MIR unas 12 horas cada día.

Aunque ha confesado que lo más complicado de todo  es resistir psicológicamente la presión y mantener un alto nivel de estudio todos los días. Eso sí, para desconectar y relajarse nada como jugar a videojuegos y tocando el piano, su otra gran pasión.

El día del examen contestó bien a 182 preguntas (incluida una de las más complicadas y que casi nadie sabía) y mal a solo 18, lo que la coloca diez puntos por encima de la mejor nota en el mir del año pasado. Hacía nueve años que una mujer no lograba ser la primera en el MIR. En aquella ocasión fue Verónica Rial, en 2013.

Fotos | Sofía Mercedes Haselgrube

Temas
Inicio