Publicidad

¿Nos estamos cansando de las (ego)bloggers?
Moda Famosas

¿Nos estamos cansando de las (ego)bloggers?

Publicidad

Publicidad

Ya estamos de nuevo, Chiara Ferragni anuncia otra portada de moda, ¿Cuántas van ya? No lo sé, he perdido la cuenta: Grazia, Vogue, Marie Claire, Madame Figaro, Vanidad... Y así podríamos pasarnos un buen rato con la lista. Hoy se ha sabido que también protagonizará la nueva portada de Harper's Bazaar Singapore. Y todo ello hace que una pregunta rebote en mi mente: ¿nos estamos cansando de las egobloggers? He aquí un debate que incluye muchas definiciones de blogger.

¿Qué es una blogger?

Calvin Klein My Calvins Camille Charriere Low Res Calvin Klein empieza a ser lo más entre las egobloggers del momento

Para empezar a abrir debate deberíamos aclarar el término blogger, pues mucha gente los confunde y pone a todo el mundo en el mismo saco. Blogger (o bloguero) es el término que se usa para describir a aquella persona que tiene o trabaja en un blog sin importar el contenido de éste. De allí nace una rama que se llama egoblogger, que como su nombre indica, son aquellas que se hacen fotos de sus looks y ellas son el propio contenido del blog.

Hay una gran diferencia entre blogger y egoblogger que muchas veces no se tiene en cuenta

Desde hace unos 6 años, sobre el año 2009, empezamos a ver cómo chicas jóvenes de distintas partes del mundo empezaban a abrir blogs de moda con la intención de inspirar al resto de las mortales a la hora de vestirse y combinar una misma prenda. Poco a poco las firmas de moda vieron un filón en ello y las empezaron a invitar a eventos y a agasajarlas con regalos ya que eran una buena fuente de publicidad gratuita. He aquí el nacimiento de un pez que empezó a morderse la cola y que resultó ser una avalancha. En 2011 los blogs de moda salían como setas, las egobloggers del principio ya empezaban a tener su legión de fans y a cobrar por los posts. De un año a otro todo perdió el control: muchas chicas quisieron ser como ellas e hicieron lo propio haciendo que esta profesión empezara a cansar.

Las nuevas redes sociales (más directas)

Con el paso de los años y con la monetización de estos blogs, las redes sociales se han convertido en una vía perfecta para darse a conocer y a su vez ganar (más) dinero.

Las firmas de moda monetizaron este movimiento que se descontroló hace unos años

Pero con ellas han nacido nuevos términos que han dejado en una segunda posición a estas páginas tan vistas: Instagram es una aplicación visual, rápida e igual de efectiva que no requiere tanto trabajo y que llega de manera más directa. No importa no tener un ordenador a mano, con la pantalla del teléfono móvil nos basta. Las firmas pueden ver por sus propios ojos cuántos seguidores (comprados de por medio) tiene ese usuario y saber si le interesa pagar por foto subida sobre su producto (independientemente si esa persona tiene un blog de moda o no). Nacen las instagramers y las (ego)bloggers han de actualizarse y ser pluriempleadas. Algunas empiezan a dejar de postear tan seguidamente para centrarse más en la calidad de las imágenes que se cuelgan en Instagram (un claro ejemplo es Gary Pepper).

Nicole2 001411 950x1425

¿Es mejor cantidad que calidad?

La trayectoria de estos blogs de moda ha ido variando haciendo que en sus incios la calidad de las imágenes no importara, para pasar a empezara mostrar auténticos shootings de moda. Ahora las firmas y los lectores valoran eso pero a veces priorizan cantidad que calidad: más vale distintas imágenes en una cuenta de IG que un mismo post hablando de lo mismo. Se quiere variedad continuamente y eso solo se logra con imágenes rápidas repletas de filtros.

MORNING 🌻 || Wearing this beautiful blouse from @hossintropiaofficial ||

Una foto publicada por Nina Urgell Cloquell (@ninauc) el

¿Más de lo mismo?

La mayoría de los blogs de moda han perdido su esencia, aunque todavía existen egobloggers fieles a su estilo inicial

Una vez las firmas ponen un cheque delante y dicen qué ponerse o regalan según qué prendas, todas las egobloggers del momento pierden el juicio, la gracia con el que nació ese blog y empiezan a vestir todas iguales. Lo importante ya no es inspirar a las lectoras si no tener ese bolso de firma que todas llevan, ser de las primeras en lucir esos zapatos de temporada de Balenciaga o estar presente en todos y cada uno de los exclusivos eventos que hay en el momento (Cannes, Coachella, Semanas de la Moda, fistas, etc.). Pocas chicas quedan que sigan fiel a su estilo, aunque no está todo por perdido. Un claro ejemplo es el de Mireia de My daily Style: con el paso de los años no ha dejado que nada ni nadie le arrebate ese no sé qué que la hizo especial y no basa sus posts en postureo puro y duro.

Flecos 7

Las egobloggers están hasta en la sopa y hoy en día se ha convertido en la profesión más rentable si eres de las que lo hace bien y sabe posicionarse. Pero, ¿nos hemos cansado ya de ellas? ¿Se han cansado las firmas a pesar de que sigan contratándolas? ¿Qué será lo próximo? Toca esperar y ver qué sucede.

Fotos | The blonde salad, My daily Style, Gary Pepper, Camille over the rainbow

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios