Compartir
Publicidad

Aretha Franklin en la toma de posesión de Barack Obama

Aretha Franklin en la toma de posesión de Barack Obama
10 Comentarios
Publicidad

Ante todos usted, la grande entre las grandes, la cantante de soul número uno: Aretha Franklin. Con 66 años la cantante estadounidense deslumbró a todos al cantar para el nuevo presidente estadounidense ‘My country is tis of thee‘, una oda patriótica de esas que son indispensables para una ceremonia así.

El mundo entero miraba, Barack Obama se jugaba todo en cada decisión y al contrario que sus predecesores que eligieron a Hilary Duff o Ricky Martin para abrir la ceremonia (sí, lo hizo George W. Bush) Obama decidió darle todo el protagonismo a una cantante impoluta, luchadora desde sus inicios por los derechos de sociales y con una de las mejores carreras del mundo de la música.

Para la ocasión no cantó ninguno de sus hits más memorables (’I Say a Little Player‘ o ‘Don’t Play That Song For Me‘) sino la mencionada que transmitió el patriotismo hasta a los que no somos estadounidenses. Pero al margen de su demostración vocal y de su talento, Aretha Franklin volvió a apostar por uno de sus estilos particulares. La ceremonia pedía más seriedad y así lo entiendió ella con un abrigo gris hasta el suelo complementado con guantes y bufanda de un gris más suave. No era el momento de lucir uno de sus espectaculares vestidos, y el tiempo tampoco acompañaba.

Aunque lo mejor de su look fue el sombrero. También de gris y adornado con un enorme lazo con incrustaciones en los bordes. Por último, no podían faltar unos pendientes elegantes, de perla, disimulados, no muy grandes pero preciosos.

A mí me emocionó, Lady Soul en su pleno apogeo, porque sobran las palabras cuando se ve su actuación.

Vídeo | YouTube
Foto | Crítica Digital

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos