Compartir
Publicidad
Swarovski celebra su 120 cumpleaños como perfecto aliado de la moda, la joyería y el cine
Marcas

Swarovski celebra su 120 cumpleaños como perfecto aliado de la moda, la joyería y el cine

Publicidad
Publicidad

Una de las firmas más clásicas celebra 120 años desde que naciera en Wattens (Austria) en 1895. Os hablo de Swarovski, una marca con muchos seguidores (también detractores) y con una evolución espectacular, desde sus orígenes como empresa proveedora de cristal para otras empresas, especialmente de accesorios y textil, hasta la creación de sus propias colecciones de joyas. Y lo mejor de todo, durante este tiempo ha sabido posicionarse muy bien como aliado en el mundo del diseño, la moda, la joyería y el cine.

Advertising From 1960 Publicidad en 1960

Swarovski lleva más de 100 años a la vanguardia del diseño, y sus colaboraciones creativas que comenzaron con firmas de Alta Costura como Chanel, Yves Saint Laurent, y Christian Dior, se han convertido recientemente en una gran oportunidad para que los artistas, arquitectos y diseñadores más destacados del mundo, experimenten y compartan sus ideas más innovadoras.

Fiel a la misión de Daniel Swarovski de “mejorar constantemente lo que es bueno”, la compañía siempre ha apostado por la innovación, así que sus cristales se han convertido en un componente esencial de los sectores de la moda, joyas y el espectáculo.

Swarovski y la moda

Daniel Swarovski And His Machine 1892

La historia de Swarovski comenzó en 1895 en Wattens, Austria, cuando Daniel Swarovski inventó una máquina de precisión para tallar y pulir el cristal. Durante los siguientes cien años, su invento no solo revolucionó la fabricación de cristal, sino que inspiró al mundo de la bisutería, la moda, el arte, el diseño y el cine

La compañía reforzó su papel central en el sector de la moda gracias a las relaciones de Daniel Swarovski con los grandes modistos del siglo XIX y, principalmente, con Charles Frederick Worth, considerado padre de la Alta Costura. Valiosos cristales bordados con efecto de trampantojo en vestidos de gala hechos a medida para una clientela de élite que incluía a la reina Victoria. Esta colaboración dio a conocer el cristal como elemento creativo en el sector de la moda. Su versatilidad como un cristal suelto que se cosía en prendas o que, simplemente, se lucía y se luce como bisutería, hizo que tanto diseñadores de moda como famosos lo codiciaran.

Balenciaga Gown 1958 C Balenciaga Archives Paris Balenciaga

En los años 20, la demanda de cristal de Swarovski se disparó, en sintonía con la estética libre y sensual de los locales de jazz y de las mujeres de aquella década. Daniel no tardó en proveer a los diseñadores más famosos de la época como Jeanne Lanvin, Madeleine Vionnet y Jean Patou.

En los años 30, Swarovski se lanzó a la innovación textil y patentó una cinta cargada de cristales, para deleite del sector de la moda y los accesorios. Esto permitió que los modistos pudieran aplicar a las telas más cristales en menos tiempo, y los recortes adornados se utilizaban a menudo para orlas, dobladillos y bordes.

Alexander Mcqueen

En los años 50, Swarovski prosperó de la mano de diseñadores de moda como Coco Chanel, Elsa Schiaparelli y Cristobal Balenciaga, que definieron los nuevos códigos de vestimenta de la época con siluetas femeninas y delicados bordados de cristal. Y en 1956 creó el efecto Aurora Boreal en el cristal. Las facetas multicolores del cristal cautivaron a Christian Dior, que las utilizó para bordar a mano sus exquisitas creaciones, muchas de las cuales se conservan en el archivo de Swarovski.

Iradji Moini For Oscar De La Renta Mid 1980s Oscar de la Renta

Actualmente los cristales siguen siendo un componente esencial de firmas como Prada, Dolce & Gabbana, Lanvin y Oscar de la Renta, que utilizan el cristal para adornar sus colecciones.

Aurora Borealis Aurora Boreal

Al éxito del efecto Aurora Boreal le siguieron diversos desarrollos innovadores: la creación de la técnica Hot-Fix (cristales termoaplicables) que permitió a los diseñadores aplicarlos directamente a las telas sin necesidad de engarce o las perlas con núcleo de cristal, que son casi indistinguibles de las naturales, siguen siendo demandadas por los diseñadores en la actualidad.

Maison Martin Margiela Crystalactite Maison Martin Margiela Crystalactite

Swarovski también continúa colaborando con algunos de los nombres más destacados de la moda, el arte y el diseño en la creación de innovaciones y tallas de cristal a medida. Por ejemplo, en 2012, colaboró con la artista Yoko Ono para crear un cristal exclusivo en forma de llave, y en 2013 presentó el cristal llamado Maison Martin Margiela Crystalactite, una forma de cristal única inspirada en las estalactitas y creada con la firma de moda francesa.

Swarovski y el diseño

Chandelier Adorned With Swarovski Crystals At Palace Of Versailles Paris

La relación de Swarovski con el diseño comenzó en 1966, cuando la compañía suministró 49.000 cristales para una de las instalaciones de arañas modernas más espectaculares del mundo en el nuevo Metropolitan Opera de Nueva York. El gobierno de Austria regaló las 40 arañas, conocidas con el apodo de “Sputniks” por su imponente forma de estrella, al Lincoln Centre como gesto de gratitud por la ayuda prestada por Estados Unidos para la recuperación tras la Segunda Guerra Mundial.

Luminaire By Rem Koolhaus And Oma For Swarovski At The Venice Biennale 2014 C Gilbert Mccarragher Luminaire by Rem Koolhaus

Este espectáculo fue el inicio de la unión de Swarovski Lighting, que hoy en día abarca dos marcas de iluminación de alta calidad: Swarovski, con su estética contemporánea, y Schonbek, con sus diseños clásicos- Los dos suman juntos más de 250 años de historia trabajando el cristal y la iluminación. También se ha creado Swarovski Architectural Solutions, que ofrece opciones a medida para arquitectos y diseñadores.

Swarovski y el cine

Marylin Monroe In Some Like It Hot 1959

Durante más de un siglo, estos cristales han tenido un papel protagonista en el cine, la música y el teatro. La historia de Swarovski en el cine se remonta hace más de 85 años, cuando sus cristales debutaron en Hollywood en la película La Venus rubia de Marlene Dietrich. Una historia salpicada de momentos emblemáticos, como cuando Marilyn Monroe cantó Diamonds Are a Girl’s Best Friend luciendo deslumbrantes joyas Swarovski en Los caballeros las prefieren rubias y Audrey Hepburn acompañó su Little Black Dress con una elegante tiara Swarovski en Desayuno con diamantes.

Desayuno Con Diamantes

En los últimos años, la marca ha reavivado su estrecha relación con los escenógrafos y diseñadores de vestuario para devolver al cristal un papel rutilante en el Hollywood moderno. De manos de la diseñadora de producción y vestuario Catherine Martin, los cristales Swarovski iluminaron en 2001 la película Moulin Rouge, brillando tanto en el escenario como en los trajes lucidos por Nicole Kidman. En la película El Cisne negro (2010), Rodarte utilizó casi 250.000 cristales de Swarovski para lograr un efecto dramático en los trajes del Cisne negro y el Cisne blanco.

Cisne negro

Los cristales han adornado también el decorado y los trajes del apasionante mundo de James Bond durante 30 años, y en 2012 Skyfall no fue una excepción: la seductora sirena Bérénice Marlohe brilló en el papel de Severine. Y, este año, lo hemos visto en el impresionante vestuario de Cenicienta, firmado por Sandy Powell, quien además creó los icónicos zapatos de cristal de Cenicienta, adornados con 1,7 millones de cristales.

Swarovski Crystal Oscar

A estas películas, hay que sumarle la buena relación con los Oscar. En 2007, el diseñador Michael Riva introdujo la tradición Swarovski en los Oscars con una idea de lo más acertada. Pidió “algo que brillara en cámara junto con el oro de los Oscars” y Swarovski superó con creces el encargo proponiendo una cortina de 10 metros y una tonelada de peso fabricada con más de 50.000 cristales cayendo en cascada. Desde entonces, cada año ha seguido aportando un brillo inigualable en los premios más importantes del cine, además de participar en los looks de las invitadas, tanto en el vestuario como en las joyas.

De Marilyn a Rihanna

Happy Birthday Mr President

Swarovski también brilla en el mundo de la música. Jamás se nos olvidará la mítica imagen de Marilyn Monroe en Madison Square Garden en 1961, cuando interpretó para el presidente John F. Kennedy una sensual “Happy Birthday Mr President” luciendo un fino vestido de color carne diseñado por Jean-Louis que parecía literalmente cosido a su cuerpo. Bajo los focos, la tela parecía derretirse, dejando solo el brillo de miles de cristales Swarovski. Más de 50 años después, Rihanna fue la sensación de los últimos Premios CFDA con un vestido de Adam Selman, también como una segunda piel, cubierto de cristales.

Rihanna

Los vestidos adornados con cristales se han convertido hoy en día en un elemento imprescindible en el escenario para las grandes divas como Beyoncé, Madonna, Lady Gaga, Rihanna o Dita Von Teese, que recurren con frecuencia a las cautivadoras cualidades del cristal para deslumbrar a su público.

Las joyas de Swaroski

Christian Dior Jewelry Made With Aurora Borealis Crystal 1960

Cuando Daniel Swarovski fundó la compañía tuvo una visión: crear “un diamante para todos”. Ciento veinte años más tarde, su visión es una realidad, ya que Swarovski es una de las marcas de bisutería más importantes del mundo, y sus joyas de cristal han vestido a estrellas como Marilyn Monroe, Audrey Hepburn, Lady Gaga y Katy Perry.

A finales del siglo XX, aparecieron los primeros adornos de cristal sobre seda, encaje, gasa, hebillas de cinturón y complementos de pelo. En los años 40, la marca se implicó en la creación de piezas de bisutería de tendencia, engastadas al aire y con formas especiales que se asemejaran a las reales. Y en la década de los ‘50, experimentó con nuevos colores y efectos en el cristal. Christian Dior fue el primer modisto que lo utilizó en una colección de bisutería.

Nirvana Ring 1998 Anillo Nirvana

Swarovski lanzó su primera línea de bisutería y abrió su primera boutique en la década de los 80, y en 2007 inauguró Swarovski Atelier, su línea de accesorios de lujo. Dos veces al año, Swarovski presenta sus novedades en tallas, colores y efectos de cristal, entre los que podemos encontrar too tipo de accesorios, relojes y hasta chutchs.

Atelier Swarovski By Maison Martin Margiela

Uno de los proyectos más apasionantes es el de Runway Rocks, iniciado en 2003, y que permite a diseñadores internacionales del mundo de la bisutería y la moda, que creen piezas de bisutería vanguardista utilizando cristales y piedras preciosas. Esto ha dado lugar a extraordinarias piezas de diseñadores como Shaun Leane y Philip Treacy para Alexander McQueen, Zaha Hadid, Stephen Webster y Hussein Chalayan.

Hussein Chalayan Autumn Winter 2010 Hussein Chalayan

En definitiva, este espíritu innovador, junto con la eterna belleza del cristal Swarovski, han transformado la pequeña compañía de Daniel Swarovski en una marca internacional que ha enamorado a los amantes de la bisutería de todo el mundo con su brillo inimitable.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio