Compartir
Publicidad

El vestuario de 'Cenicienta', el sueño de ser una gran princesa de cuento

El vestuario de 'Cenicienta', el sueño de ser una gran princesa de cuento
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Quién no ha soñado alguna vez con convertirse en princesa y encontrar a su príncipe azul en un baile? Estas cosas pasan sólo en las películas como Cenicienta. El próximo 27 de marzo se estrena una nueva versión del clásico de 1950, esta vez en imagen real, donde también podremos disfrutar de un espectacular y fabuloso vestuario firmado por las diseñadora y tres veces oscarizada Sandy Powell. Os recuerdo, que si queréis ver algunas de las piezas en persona, hay una exposición en Madrid hasta el próximo 8 de marzo.

Cenicienta Cate Blanchett

La historia de Cenicienta nos la sabemos todos, no hace falta que os la cuente, pero sí os voy a contar su estupendo reparto. Esta nueva versión en acción real está dirigida por Kenneth Branagh, (Hamlet) y está protagonizada por la estelar Cate Blanchett, que encarna a la malvada pero incomprendida madrastra y que vemos guapísima en esta imagen caracterizada de mala; Lily James (Downton Abbey) en el papel de la dulce Ella, una joven que no se da nunca por vencida; Richard Madden (Juego de Tronos) que ínterpreta al cortés y deslumbrante Kit, que al principio oculta a Ella su verdadera identidad de Príncipe; y Helena Bonham Carter (Alicia en el País de las Maravillas) como el Hada Madrina.

Cinderella Costume Signage Tremaine 02

El aspecto de la película debía evocar la majestuosa opulencia de un reino de cuento de hadas. No sólo en el vestuario, también en castillos, salones de baile y escaleras gigantescas. Por ejemplo, para el castillo y su grandioso salón de baile, el diseñador de producción Dante Ferretti buscó estilos arquitectónicos de diferentes épocas y lugares, y se basó sobre todo en la Europa de los siglos XVI, XVII y XVIII.

Cenicienta, madrastra y hermanastras

El resultado es un salón enorme de 50 metros de largo por 32 de ancho, con una escalera gigantesca, suelos de mármol, cortinas, para las que necesitaron 1.800 metros de tela y enormes candelabros hechos a medida en Italia. En esta imagen se puede ver algunos de los detalles del salón. Y también podéis ver el vestido verde que luce Cate Blanchett y el boceto del mismo.

Cinderella Costume Signage Tremaine

Sandy Powell es ganadora de tres Oscar por El aviador (2004), Shakespeare in Love (1998) y The Young Victoria (2009). La prestigiosa diseñadora de vestuario empezó a trabajar en los looks de los personajes dos años antes del inicio del rodaje.

Decidimos que sería interesante crear una versión de mediados del siglo XIX
Cenicienta

Su mayor dificultad fue diseñar vestidos espectaculares para los personajes femeninos que estuvieran a la altura de la ocasión, pero que a la vez fueran sencillos y sin pretensiones.

Las tres hermanas

El resultado es una magnífica explosión de colores y telas que dan un brillo maravilloso a la historia. Swarovski también proporciona más 1.7 millones de cristales para vestuario, accesorios, joyas, pelucas y maquillaje de todo tipo, casi todos los vestidos y trajes llevan cristales.

Para mí, los cristales de Swarovski son un ingrediente clave creativo para añadir brillo, profundidad y color a mis trajes. No me podía imaginar diseñar los trajes de Cenicienta sin la inestimable contribución de Swarovski. Su participación agrega los elementos esenciales del glamour y el encanto necesario para dar vida a los personajes de una manera mágica
Cinderella Costume Signage Sisters

Los zapatos

Slippers1

Swarovski ha colaborado con Sandy Powell. La firma ha sido la encargada de realizar el mítico zapato de cristal del clásico cuento de hadas, el elemento clave del cuento de hadas y que juega un papel fundamental de este clásico. Los zapatos están realizados totalmente con cristal de Swarovski.

Un equipo de ocho personas trabajó en el desarrollo y creación de los zapatos durante 150 horas aproximadamente en seis versiones diferentes hasta que escogió el modelo final. Los deslumbrantes zapatos están tallados en cristal de Swarovski con un tacón de más de 15 cm y con 221 facetas de un revestimiento de cristal azul Aurora Boreal que refleja la luz en toda su magnitud.

Hada madrina

Sandy Powell trabajó con técnicos de Swarovski en su Central en Austria para diseñar y realizar el único par de zapatos que el Hada Madrina regala a Cenicienta, papel interpretado por Helena Bonham Carter. a quien vemos en esta imagen con una maravillosa creación tornasolada. Siguiendo con los zapatos, un equipo de ocho personas trabajó en el desarrollo y creación de los zapatos durante 150 horas aproximadamente, en seis versiones diferentes hasta que escogió el modelo final. La varita mágica del hada y el vestido de la malvada madrastra también son de Swarovski.

Cinderella Costume Signage Godmother

El maravilloso vestido del baile

Cinderella Costume Signage Cinderella

Nuestra protagonista necesitaba parecer la chica más guapa del salón de baile pero también tenía que resultar creíble ya que al fin y al cabo es una sirvienta a la que tratan mal.

Para la creación azul, Swarovski abrió sus famosos archivos de joyería a Sandy Powell y a su equipo, quienes utilizaron piezas vintage para conseguir mayor glamour en las escenas de baile. Alrededor de 85.000 cristales de Swarovski adornan el vestido para el baile ¡compuesto por ocho faldas!

Cenicienta

Una creación formada por un hiper ajustado corsé y falda con cola. Durante un mes, un equipo de modistas se ocupó de cortar y coser el vestido protagonista de la historia. Una vez terminado, se envió a un grupo de artistas que pintaron las flores del escote a mano.

La calabaza se convierte en carroza

Crear una de las secuencias de transformación más famosas del cine no fue tarea fácil. Afortunadamente, los últimos avances en efectos especiales permitieron al equipo técnico que el Hada Madrina convirtiera la calabaza en un carruaje, ratones en caballos y lagartijas en un cochero y un lacayo, y además hacer que parecieran reales.

CArroza cenicienta

Al final, la escena se rodó con un carruaje auténtico tirado por cuatro caballos antes de que el equipo de efectos visuales interviniera e hiciera magia. James lo recuerda así: “Cuando me subí al carruaje por primera vez fue algo totalmente surrealista, era increíble”.

Fotos | Disney

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio