Qué ha pasado con Balenciaga: la firma esconde un turbio detalle en su campaña navideña

Qué ha pasado con Balenciaga: la firma esconde un turbio detalle en su campaña navideña
Sin comentarios

Balenciaga es noticia y no por las creaciones tan excéntricas a las que nos tiene acostumbrados Demna Gvasalia como, por ejemplo, su bolso hecho con una bolsa de patatas fritas. En esta ocasión, la firma de origen español se ha pasado de frenada y se encuentra en medio de una importante crisis de imagen de la que no parece que vaya a poder salir fácilmente. De este modo, las imágenes de la colección primavera-verano 2023 en las que aparecía Nicole Kidman espectacular como nueva musa de la marca han quedado totalmente ensombrecidas y olvidadas debido al contenido de su campaña navideña.

Todo empieza con unas fotografías realizadas por el italiano Gabriele Galimberti en las que aparecen niños y niñas con osos de peluche ataviados con cadenas y arneses, objetos habituales en las prácticas sadomasoquistas. Aunque son, en realidad, bolsos que pertenecen a la colección primavera-verano 2023 de Balenciaga, las imágenes hicieron saltar las alarmas considerando también que los niños se encontraban rodeados de otros objetos poco apropiados como copas de vino y camas de hotel.

En cuanto la polémica llegó a Twitter, los usuarios fueron encontrando aún más detalles problemáticos en la publicidad de la firma de moda. Así, @shoe0nhead se percató de que en una de las imágenes de otra campaña, la de la colección cápsula de Balenciaga x Adidas, aparecía el bolso emblema de la colaboración sobre los papeles del caso Ashcroft v. Free Speech Coalition. Un caso emblemático de la Corte Suprema de EE.UU. que anuló dos disposiciones de la Ley de Prevención de la Pornografía Infantil de 1996.

La firma de moda salió enseguida a pedir disculpas públicas "por mostrar documentos inquietantes". En el comunicado oficial aseguraron que se trataba de "artículos no aprobados para la sesión de fotos" y han emprendido acciones legales "contra las partes responsables de la creación del set", demandando a la productora por 25 millones de dólares.

Todo ello, además de condenar "firmemente el abuso a los niños en cualquiera de sus formas" y retirar la campaña. También se ha borrado, desde entonces, todo el contenido de la cuenta de Instagram de Balenciaga, manteniendo únicamente las disculpas y las historias destacadas que apoyan diferentes movimientos sociales.

Balenciaga

No obstante, a la gente no le ha parecido suficiente para la gravedad del asunto y la bola ha seguido creciendo y haciéndose más grande. Sobre todo, a medida que la gente ha ido encontrado nuevos detalles inquietantes en campañas antiguas de Balenciaga como un libro del pintor belga Michaël Borremans en el que se incluyen pinturas de niños desnudos en actitudes siniestras. Tampoco ha pasado inadvertido un diploma con el nombre de John Phillip Fisher, un hombre acusado de abusar sexualmente de su nieta desde que esta tenía cuatro años.

De momento, Business of Fashion ya ha anunciado que retira su premio Global VOICES a Demna Gvasalia como protesta a lo sucedido con Balenciaga. Además, todos los ojos están puestos en Kim Kardashian que lleva varios años trabajando con la firmar y que, aunque asegura estar "reevaluando" su relación con la marca, por ahora se ha abstenido de cortar los lazos con la casa de modas.

Fotos |  Balenciaga

En Trendencias | Cómo funciona Vestiare Collective, trucos para sacarle todo el partido y qué opinan los que lo han probado

Temas
Inicio