Publicidad

Desfile homenaje a Franco Moschino coincidiendo con el 30 aniversario de la firma

Desfile homenaje a Franco Moschino coincidiendo con el 30 aniversario de la firma
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Para celebrar el 30 aniversario de la firma Moschino, el sábado 21 de septiembre, se celebró un desfile que, en realidad, fue más una fiesta que sirvió para homenajear a uno de los diseñadores más divertidos e irónicos del mundillo de la moda. Una auténtica celebración para un estilo que ha permanecido inmutable gracias a Rossella Jardin, directora creativa de la firma que ha sabido respetar y mantener la filosofía de Franco Moschino, su fundador.

En un espacio decorado con grandes bancadas tapizadas de terciopelo de color rojo, perfumes en edición limitada en packaging dorado, y un gran telón de fondo en el escenario comenzó el espectáculo con un vídeo homenaje a Franco Moschino.

Moschino

A continuación, y formando parte del show, desfilaron cuatro de las modelos preferidas por el diseñador que lucieron modelos pertenecientes a los archivos de la maison y que son piezas cult que simbolizan toda una época.

La top model Pat Cleveland lució el vestido bustier estampado con una vaca tricolor que pertenecía a la colección otoño-invierno 1985-1986. Nuestra admirada Violeta Sánchez hizo lo propio con un abrigo-oso de la colección otoño-invierno 1988-1989. Amalia paseo por la pasarela como si fuese el estandarte mismo de la firma, luciendo un vestido bandera perteneciente a la colección primavera-verano de 1990. Como colofón final, la modelo Giselle Zelani desfiló con el vestido realizado con bolsas de basura que tanto dio que hablar en el verano del 94.

Desfile

Las modelos se cambiaron dos veces de mise. Todos las prendas que se exhibieron interpretaban la visión de una misma mujer en su versión ángel y demonio: monja, camarera, colegiala, novia, Caperucita Roja, etc.

La apoteosis final corríó a cargo de Gloria Gaynor que cantó en vivo y en directo “I’m waht I’m” que hizo levantar al publico asistente al desfile, y ponerse a bailar mientras las modelos volvían a aparecer en escena, esta vez vestidas con trajes blancos en los que se podía leer “La classe non è aqua”, lo que no fue casual, ya que Franco Moschino, a pesar de todas sus irreverencias, de eso tenía un montón.

Más información | Moschino En Embelezzia | Moschino

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios