Compartir
Publicidad
Publicidad
El discurso apasionado de Meryl Streep en los Globos de Oro 2017, una defensa de la integración y de los más débiles
Lo mejor de la semana

El discurso apasionado de Meryl Streep en los Globos de Oro 2017, una defensa de la integración y de los más débiles

Publicidad
Publicidad

Que cuando Meryl Streep toma la palabra todos nos quedamos sin aliento no es ninguna sorpresa. Sólo una actriz tan multipremiada como ella, con sus tablas y su experiencia, es capaz de dejar sin palabras a todos sus compañeros y despertar admiración por donde quiera que vaya.

Pero en su discurso de aceptación del premio Cecil B. DeMille en la gala de los Globos de Oro 2017, Meryl ha hecho mucho más que eso. Nos ha conmovido a todos con su postura a favor de la integración, la diversidad y defendiendo a los más débiles y desfavorecidos. Un discurso que inició emocionada, pero que terminó emocionando a todos los que pudimos verlo en directo.

Desde el año 1952, sólo 14 mujeres han recibido el prestigioso premio Cecil B. DeMille, un premio en reconocimiento a toda una carrera en el mundo del espectáculo y que entrega cada año la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA) a los mejores actores. Y ya iba siendo hora de que le tocara a ella, tan admirada, tan respetada, tan comprometida con su arte.

Pero la verdadera ovación vino no sólo por ese reconocimiento tan merecido, sino por las palabras que Meryl Streep dedicó a la situación actual, especialmente haciendo hincapié del momento político que atraviesa el mundo y haciendo una discreta alusión a Donald Trump y los cambios que se avecinan.

Sin pronunciar directamente el nombre de quién va a ser el próximo presidente de los Estados Unidos, Meryl Streep defendió con lágrimas en los ojos la integración y la diversidad, ambas la base para el mundo que ella tan bien conoce:

"Hollywood avanza gracias a los extranjeros y a los que llegan de afuera. Si los echamos a todos, no tendremos nada para ver más que fútbol y artes marciales combinadas, que no es un arte. El trabajo de un actor es sacar a la luz la vida de otras personas que son distintas, para que se los conozca. Aquí hay grandes actores que han interpretado grandes papeles, pero este año ha habido uno que me ha conmovido: ese momento en el que la persona que va a sentarse en el asiento más preciado de este país se rió de un periodista discapacitado. No fue en una película, sino en la vida real", explicó.

Dl U332178 006

De esta manera recordó la anécdota en la que el futuro presidente se burló de un periodista discapacitado: “La persona que pidió sentarse en el asiento más respetado de nuestro país imitó a un reportero discapacitado, alguien a quien supera en privilegios, poder y la capacidad de defenderse”.

"Ese instinto de humillar.La falta de respeto y la violencia incitan a la violencia. Cuando los poderosos usan su posición para maltratar a otros, todos perdemos", añadió como conclusión.

También defendió una prensa fuerte e independiente, que defendiera la verdad y la libertad de expresión: "Todos debemos ayudar a los periodistas porque los vamos a necesitar". Por último, Meryl Streep hizo un homenaje a la recientemente fallecida Carrie Fisher: "Coge tu corazón roto y conviértelo en arte", explicó que le había dicho.

Habrá interpretado como nadie a la Dama de Hierro, pero sin duda, Meryl Streep tiene un corazón de oro.

Fotos| Gtres

En Trendencias |Globos de Oro 2017: las mejor vestidas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos