La lubina que comió Mick Jagger en Madrid, y todas las paradas en la capital imprescindibles para el rockero

La lubina que comió Mick Jagger en Madrid, y todas las paradas en la capital imprescindibles para el rockero
Sin comentarios

The Rolling Stones llegaron a Madrid dispuestos a quemar la ciudad para dejar constancia de que eso de que “los rockeros nunca mueren” es una verdad como una catedral.

El pasado 1 de junio se marcaron en el Wanda Metropolitano de Madrid un concierto de más de tres horas repletas de temazos que comenzaban con Street Fighting Man y en las que no faltaron clásicos.

Pero antes de este momento mágico para la música, Mick Jagger tuvo tiempo para disfrutar de Madrid y colgar en sus redes sociales el triplete que se marcó y que incluía un parque, un museo y como no, una taberna.

The Rolling Stones visitan el Reina Sofía

Fuhmyrrwiauhfjd

Una imagen con la obra más famosa de Pablo Picasso, el Guernica, dejaba constancia de su visita al Museo Reina Sofía, aunque en esa sala no se permitan las fotografías tal y como se explica específicamente en la web del museo: “No está permitido hacer fotografías en toda la sala 206 (Guernica)”. La magia de ser una estrella del rock es que el arte, al parecer, sigue para ti unas reglas diferentes.

Un paseo por el Retiro

El Retiro, el parque más famoso de la capital española, también tuvo la visita de “sus satánicas majestades”. Concretamente Mick Jagger subió una foto en la Fuente del Ángel Caído, una obra de Ricardo Bellver y Francisco Jareño que el rockero ha marcado como uno de sus puntos clave a visitar.

En la cuenta de Instagram del grupo no faltó la mención a Sympathy for the Devil junto a esta foto del ángel caído.

 

La taberna Ángel Sierra, el place to be para Mick Jagger

Fuhmyrtwiaair63

Está en la plaza de Chueca y es una taberna centenaria muy conocida por los gatos madrileños, que se inauguró en 1908. Decorada con madera cubana y azulejos de la Cartuja de Sevilla, esta taberna madrileña conserva una barra de época acabada en madera y estaño. Una barra típica y cañí en la que el cantante se dejó ver cerveza en mano.

The Rolling Stones comiendo en Las tortillas de Gabino

El grupo visitó Las tortillas de Gabino, el restaurante que regenta el chef Nino Redruello y que es especialista en tortilla de patatas (mucho cuidado con la de torta del Casar y la tortilla con pulpo a la gallega porque es posible que quieras casarte con ellas después de probarlas).

Parece ser, tal y como nos han chivado nuestros gastrónomos favoritos de Directo al Paladar, que comieron “varios platos de verdura y de segundo todos pidieron el famoso escalope de la casa.” Todos menos Jagger que pidió la lubina. Y el mejor dato de todos: gastó 60 euros en su comida y dejó una propina de 200 euros.

Fotos | Twitter @MickJagger

Temas
Inicio