Publicidad

Las prendas de Adidas x Yvy Park de Beyoncé se han agotado en minutos, pero ya están en reventa a precios increíbles

Las prendas de Adidas x Yvy Park de Beyoncé se han agotado en minutos, pero ya están en reventa a precios increíbles
Sin comentarios

A estas alturas no cabe duda de que todo lo que toca Beyoncé se convierte en oro. Lo ha demostrado a lo largo de dos décadas de carrera en las que ha ganado 23 premios Grammy y vendido cerca de 100 millones de grabaciones como solista, y otros 60 millones con Destiny's Child, convirtiéndose así en una de las veinte artistas musicales con mayores ventas. Un aspecto que acaba de dejar claro que no solo se aplica a su faceta musical sino también en su incursión en el mundo de la moda. Y es que su colección de Ivy Park con Adidas se ha agotado en cuestión de horas y su valor se ha multiplicado en la reventa.

Dominada por los tonos burdeos, naranja y blanco, la primera colaboración de Ivy Park con Adidas está pensada para ser de género neutro y, además de zapatillas, calcetines, sudaderas y pantalones deportivos, incluye cinturones, bolsos, gorras y vestidos.

Cuando en 2019 se anunció esta colección cápsula, descrita por sus responsables como ropa que celebraba "el poder, la libertad y la individualidad para cualquiera que tenga la confianza de aprovechar las oportunidades y vivirlas sin pedir perdón", la expectativa creada fue máxima. No obstante, fue hasta finales de la semana pasada que se puso a la venta.

 

El pasado viernes 17 de enero, unas horas antes de lo previsto, se pusieron a la venta las prendas a través de la página web de Adidas. Como viene sucediendo en estos casos, se formó una cola virtual de clientes que esperaron su turno para no conseguir comprar nada de la colección, que se agotó en un par de horas, según algunos de los afectados han contado de primera mano en Twitter.

Aunque a partir del día siguiente, la colección ya podía encontrarse en tiendas físicas de Adidas, y algunas de las prendas y complementos han sido repuestos en la tienda virtual, muchas piezas pueden encontrarse en plataformas de venta de productos de segunda mano, donde su precio se ha revalorizado.

Por ejemplo, en Ebay puede adquirirse el mismo body de manga larga que a través de Adidas costaba 65,95 euros por 179, 95 euros. Sucede lo mismo con otras piezas como un bolso con arnés que ha pasado de tener un precio original de 64,95 euros a venderse por 129 euros, o unas zapatillas Ultraboost que costaban 199 euros en tienda y ahora se encuentran por 237 euros.

Otros vendedores están apostando por abrir pujas que parten directamente del precio original de cada producto y que son los pujadores interesados los que acabarán marcando su precio final.

Adidas

Algo parecido pasó recientemente con la colección que Virgil Abloh, director artístico de las colecciones masculinas de Louis Vuitton, firmó para Ikea a finales del año pasado. Largas colas de compradores se formaron en distintos puntos de venta del mundo a la espera de que las puertas se abrieran para poder hacerse con una de sus piezas (o varias repetidas).

Una fuente a la que ha tenido acceso Trendencias nos ha contado cómo hizo dos horas y media de cola en Ikea de L'Hospitalet (Barcelona) con el objetivo de adquirir el cuadro retroiluminado de La Gioconda, que se agotó a los diez minutos. Allí fue testigo de cómo otro cliente se llevó 50 relojes de pared: "antes de salir de la tienda ya estaban en Vinted y Wallapop por diez veces más".

Virgil Abloh Ikea

Y es que, según recogió The Guardian, algunos vendedores que se dedican a acudir a este tipo de ventas con el objetivo de hacer negocio, ya tenían compradores dispuestos a pagar 700 libras (más de 800 euros al cambio) por alfombras cuyo precio original era de 230 euros, antes incluso de que se pusieran a la venta oficialmente.

Este tipo de colaboraciones de diseñadores con marcas de high street, que se han popularizado en los últimos años, permite a los consumidores tener productos de firmas de lujo a precios asequibles para todos los bolsillos. Algo que, como viene sucediendo tradicionalmente con las entradas de espectáculos, se ve enturbiado por la reventa. Esto hace necesario el control, por parte de las firmas, a la hora de poner a la venta los productos, como por ejemplo, con normas que limiten el número de items que un mismo comprador puede adquirir. Sin embargo, no siempre sucede.

Fotos | Adidas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios