Publicidad

Homenaje a Gianfranco Ferré en la Semana Masculina de Milán. Primavera-Verano 2008

Homenaje a Gianfranco Ferré en la Semana Masculina de Milán. Primavera-Verano 2008
Sin comentarios

Hoy ha sido un día muy especial para el mundo de la moda. En Milán se celebra la Semana de la Moda Masculina para la próxima Primavera-Verano 2008. Y allí se echaba de menos a una figura muy destacada, el diseñador Gianfranco Ferré que el domingo pasado murió víctima de un derrame cerebral. Un desfile emocionante en el que se ha echado de menos al arquitecto y diseñador. Minutos antes de terminar el desfile, todos los asistentes se pusieron en pie cuando niños con camisa blanca, una de las prendas más inconfundibles de su estilo, salieron a la pasarela.

Entre los asistentes estaban su hermano, Alberto Ferré, su prima María Adelaida y la diseñadora Rita Airaghi , colaboradora estrecha del estilista, además de amigos y admiradores.

Poco antes los modelos habían mostrado una colección que, a juicio de algunos de los expertos en moda, puede verse como expresión de su legado sobre la moda masculina. Una colección inspirada en el viaje, como señala el comunicado de prensa que él propio Ferré había firmado para presentar la colección. "Viajar es una actitud natural. Se afrontan espacios que parecen infinitos. Luego se llega a puerto y uno se deja llevar... El deseo de explorar cede al placer de los horizontes reencontrados. Porque algunas veces, incluso llegando a lugares jamás visitados, se tiene la neta sensación de volver a las raíces". Unas preciosas palabras que parece una premonición.

Y añade: "también mi colección de hombre para la Primavera-Verano 2008 habla de descubrimiento, de evolución, de búsqueda. Evolución de formas y búsqueda de configuraciones inéditas, armoniosas y construidas impecablemente, con respeto a un código propio de mi modo de sentir el estilo masculino".

Fiel a su estilo, las propuestas de Ferré son principalmente camisas blancas, pero también bordadas con punto de cruz de colores o con un hilo de oro, siempre con cuellos amplios y levantados, y combinadas con pantalones clásicos en colores que varían del blanco al rojo. Sin duda, le echaremos de menos.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio