Publicidad

7 razones por las que me parezco (o me gustaría parecerme) a Priscilla Chan, la mujer del fundador de Facebook

7 razones por las que me parezco (o me gustaría parecerme) a Priscilla Chan, la mujer del fundador de Facebook
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

No tenemos ninguna duda. Priscilla Chan es una mujer excepcional. Y no porque haya conseguido casarse con uno de los hombres más ricos del mundo sino por su espíritu altruista, su inteligencia y su voluntad de seguir ejerciendo su profesión como médico, a pesar de poseer una de las fortunas más grandes del mundo. Una mujer independiente y con las ideas claras; una mujer normal y corriente. Analizamos la entrevista que concedió al programa americano TODAY, donde compartió con los telespectadores sus inquietudes y sus intereses. ¡Y tenemos tanto en común!

Imaginaos que un día llega vuestro "Cariñito" a casa y os dice que lo ha estado pensando bien y que deberíais donar el 99% de lo que hay en vuestra cuenta bancaria a obras de la beneficencia. Seguro que lo primero que os pasa es que os da un jamacuco. Y lo segundo, que intentáis introducirle un Lexatin por vía buco-dental para que se relaje un poquito. Sin embargo, Priscilla Chan, la mujer de Mark Zuckerberg, no se lo ha pensado dos veces y ha decidido junto a su marido donar el 99% de su fortuna. Una mujer excepcional. Sin duda. Pero no sólo por eso. Priscilla es una chica de hoy en día, natural, sin artificios y de lo más sencilla. Viendo el vídeo de la entrevista que concedió al programa TODAY descubrí mucho más sobre sus inquietudes y hobbies y sobre todo, que tenemos muchas cosas en común:

1.- No le importa que su marido vaya vestido siempre igual. A Priscilla Chan no le importa que un magnate como Mark Zuckerberg no vaya vestido a lo Christian Grey, sino con un uniforme perenne de camisetas clónicas y vaqueros desgastados. Mi Otra Mitad es igualito; ya puede tener media docena de zapatillas, que siempre acaba llevando las mismas para no tener que perder el tiempo con cosas de poca importancia (para él, claro).

2.- Habla tres idiomas. Priscilla Chan Zuckenberg habla con fluidez inglés, español y chino. Yo, en cambio, hablo con fluidez español, inglés y vallecano, que es un dialecto madrileño que sólo unos pocos manejamos con soltura y desparpajo.

Mark Zuckerberg Priscilla Chan 17

3.- Le encanta cocinar. ¡Bingo! Los amantes del buen yantar y de cochinear en la cocina te recibimos con los brazos abiertos y estamos dispuestos a quedar cuando sea para intercambiar recetas y secretillos de cocina. Priscilla es una gran aficionada al canal de cocina Food Network (¡como yo a Canal Cocina) y le encantan los tomates secos (a mí me gustan, pero nunca sé cómo utilizarlos). Priscilla: como hablas un español perfecto le sacarías mucho partido a Directo al Paladar.

4.- Ha decidido seguir ejerciendo su carrera profesional. Ser la mujer de un muchimillonario no es ninguna razón para que Priscilla no quiera desarrollar su carrera profesional. ¡Para algo ha estudiado medicina! Lo que se dice una mujer de su tiempo: individual, independiente y que no piensa echar a perder su inteligencia o sus conocimientos porque su marido tenga dinero para aburrir. Yo también creo firmemente en desarrollar mi carrera profesional independientemente de lo que haga mi marido, pero no me he casado con un "muchimillonario".

Priscilla Chan On Mac 24 500x375

5.- Es muy generosa. Esta semana Priscilla Chan nos ha demostrado que puede ser muy generosa con su dinero y dedicar el 99% de su fortuna a obras sociales para cambiar el mundo. Yo también soy muy generosa, pero con mi tiempo y mi fondo de armario.

6.- Ha conseguido que su marido deje de ser un workaholic. Mark Zuckenberg, el hombre que estaba metido en Facebook todo el día y no para subir fotos de gatitos, acaba de anunciar que va a tomarse dos meses de baja por paternidad. Y no sólo eso, Priscilla ya había conseguido que antes de la llegada de su pequeña, Mark se tomara una noche totalmente libre a la semana para cenar juntos, sin móviles, sin llamadas pendientes, sin entrar en el Facebook para subir mensajes como “aquí, pasándolo fatal”. Yo me voy a poner ahora mismo a seguir su ejemplo y ejercer presión conyugal para que mi Otra Mitad se relaje un poquito. A ver si se me da tan bien como a Priscilla...

7.- Mira su móvil cada cinco minutos. Sólo. Y me parece un milagro que tengas esa capacidad y ese aguante, Priscilla. Yo también lo tengo, pero la razón se debe al grupo de “guassap” que han montado en mi familia. A veces me agobian tanto con las notificaciones que hay días que me dan ganas directamente de apagarlo y pasar de todo.

Está claro: Priscilla es una mujer como yo o como vosotras, pero con la posibilidad de donar el 99% de 45.000 millones de dólares y de tener la colección de zapatos con las que siempre he soñado.

En Trendencias| Cleopatra y otras mujeres míticas que nos abrieron el camino.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir