Compartir
Publicidad

Una adolescente fue obligada a ponerse tiritas sobre los pezones «para no distraer a los chicos» y su protesta se ha vuelto viral

Una adolescente fue obligada a ponerse tiritas sobre los pezones «para no distraer a los chicos» y su protesta se ha vuelto viral
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los dress code de instituto suelen ser una fuente de problemas... y muchas veces de sexismo. No hace mucho veíamos cómo los estudiantes de un instituto de California respondían con mucho humor y feminismo a una norma que prohibía a las alumnas mostrar los hombros y cómo otro centro de Chicago se convertía en pionero en establecer unas normas igualitarias. Pero sigue habiendo mucha desigualdad en las normas y la última muestra de ello es lo que le ocurrió a Lizzy Martinez, una estudiante de diecisiete años de Florida, que vivió una surrealista experiencia por algo tan simple como asistir a clase sin sujetador.

Decidí no llevar sujetador hoy y fui expulsada de la clase porque uno de mis profesores se quejó de que era «una distracción para los chicos de mi clase». Mi colegio, básicamente, me dijo que la educación de los chicos es mucho más importante que la mía y que debería estar avergonzada de mi cuerpo.

Este fue el tuit con el que denunció la situación que había vivido y, posteriormente, dio unas declaraciones a Yahoo! Lifestyle en las que explicó toda la situación. Para empezar, que no llevó sujetador al colegio aquel día porque se había quemado los hombros con el sol, y que no consideró en ningún momento que su día fuera a tener nada de especial por esa razón. Hasta que fue expulsada de clase y llevada al despacho de la directora, donde comenzó la verdadera humillación.

Adolescente Dress Code Instituto

Primero, la obligaron a ponerse una camiseta interior para que no se le notaran los pezones bajo su jersey, que era gris oscuro, oversize y de manga larga. Pero, como no consideraron que fuera suficiente, le pidieron que se cubriera los pezones con dos tiritas cada uno, en forma de equis. Lizzy reconoce que se sintió demasiado sexualizada y que, si el director hubiera sido un hombre, nadie trataría de justificarlo.

Su tuit se convirtió en viral por la denuncia que conllevaba, con más de 11.000 retuits y 40.000 likes y, aunque Lizzy dice que no tiene intención de «iniciar una revolución ni nada por el estilo», sí reconoce que le gustaría que su caso ayudara a que cualquier chica que decida no llevar sujetador a clase no se vea humillada ni castigada por ello.

Imágenes | Lizzy Martinez.

En Trendencias | Los chicos de este instituto de California dieron la respuesta perfecta al código de vestimenta sexista del centro

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio