Publicidad

Un violador podrá llevar a los tribunales a su víctima si aborta sin su consentimiento. No en el tercer mundo: en Estados Unidos.
Feminismo

Un violador podrá llevar a los tribunales a su víctima si aborta sin su consentimiento. No en el tercer mundo: en Estados Unidos.

Publicidad

Publicidad

A veces, tenemos que leer dos veces un titular para acabar de creernos que lo que dice es cierto. Nos ocurrió hace unos meses con la noticia de que, en Turquía, los violadores podrán redimir su pena si se casan con la víctima. Nos ha ocurrido en varias ocasiones con algunas penas impuestas en países musulmanes a mujeres que han sido violadas, y que acaban pagando con la cárcel pese a ser las víctimas. Y nos ha ocurrido también este fin de semana, con la noticia de que, en Arkansas, un tribunal podrá impedir a una mujer abortar si su violador lo solicita.

El estado de Arkansas ha aprobado el Acta 45 (Acta de protección de niños nonatos del aborto por desmembramiento). Bajo este nombre tan gráfico, se recoge su principal premisa: serán ilegales todos los métodos de interrupción de un embarazo para los que sea necesario utilizar técnicas quirúrgicas. Según la Asociación Médica Americana, la intervención quirúrgica es el método más seguro para acabar con un embarazo a partir de la semana 14 de gestación.

Los médicos que realicen esta práctica en el estado de Arkansas podrán enfrentarse ahora, bajo la nueva ley, a multas de hasta 10.000 dólares o seis años de prisión. No es esta la única amenaza a la que se enfrentan los doctores. Uno de los puntos más controvertidos de la nueva ley es que los maridos de mujeres que abortan podrán demandar directamente a los médicos por daños y perjuicios (en el caso de que el aborto se haya llevado ya a cabo) o impedirlo, si la denuncia llega antes que la intervención.

Manifestacion Aborto2

También podrán actuar judicialmente contra ellas. Los maridos podrán iniciar un proceso judicial contra sus esposas para impedir que aborten, incluso en casos de violación marital. «No hay una sola parte de mí que comprenda por qué un violador o alguien que deja embarazada a una mujer contra su voluntad, por ejemplo en un incesto, puede tener algún derecho en esa decisión. No puedo entender que haya alguien que piense de otra manera», ha declarado Karen Musick, cofundadora de Arkansas Abortion Support Network.

Holly Dickson, directora de la Asociación por los Derechos Civiles en Arkansas, también se ha mostrado contraria a la ley, a la que considera anticonstitucional: «Han creado un nuevo escenario legal: el derecho de un marido a demandar a un doctor en nombre de un paciente adulto».

La Asociación por los Derechos Civiles llevará a los tribunales la nueva ley, por considerar que contradice a Roe contra Wade, la sentencia pionera en la legalización del aborto en la legislación americana, vigente desde 1973, que permite a las mujeres abortar, sin tener en cuenta supuestos, en cualquier momento previo a la semana 22 de embarazo, a partir del cual se considera que el feto sería viable por sí mismo. En otros cuatro estados que aprobaron leyes similares (Virginia Occidental, Alabama, Mississippi y Louisiana), los tribunales han acabado derogándolas.

Imágenes | Gtresonline.

En Trendencias | La violación en el mundo musulmán acaba castigando a la mujer. Para occidente, el mundo al revés.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir